Vocento 15 años 23 de Octubre, 11:41 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Absorben 8.500 millones en 15 meses

La gran banca, Popular y Caja Madrid se comen otros 1.500 millones en inmuebles hasta marzo

ENRIQUE UTRERA

BBVA y Santander se gastan 1.000 millones para frenar la mora

La banca española sigue tragándose activos inmobiliarios a toda velocidad, de los que vende sólo un pequeña parte. Hasta marzo, Santander -incluido Banesto-, BBVA, Popular y Caja Madrid han absorbido 1.481 millones de euros. La cifra es algo menor a la del último trimestre del año pasado -La Caixa no ofrece datos-, que batió todos los récords, pero sigue siendo muy alta. El objetivo no es otro que evitar que los activos adquiridos entren en mora.

Con esta maniobra, las entidades financieras sólo tienen que provisionar el 10% de los préstamos. En el primer trimestre, Grupo Santander y BBVA se llevan la palma. El primero absorbe otros 500 millones de euros y eleva su cartera de activos inmobiliarios se va hasta los 4.300 millones de euros. De esta cifra hay que descontar los 100 millones de euros que ya han recuperado con la venta de pisos, edificios o locales más otros 100 cuya venta ya ha sido comprometida, según la entidad. Desde diciembre hasta marzo, Banesto aporta 150 millones a la cifra total.

BBVA ha vivido su peor trimestre. Si en el último del año pasado saltó desde los 340 hasta los 629 millones, en el primero de este ejercicio se come activos inmobiliarios por valor de 490 millones de euros. El banco asegura que no piensa cambiar su política de compras y calcula que al cierre del ejercicio habrá adquirido unos 1.000 millones en inmuebles. En el caso de Popular, la cifra alcanza los 341 millones y el banco se sitúa ya con un inventario de unos 2.000 millones de euros.

En cuanto a Caja Madrid, ha destinado entre diciembre y marzo 200 millones de euros a comprar inmuebles de clientes que no pueden atender a sus créditos. Ya el año pasado la caja aumentó su cartera de inmuebles en 600 millones de euros. Para completar el círculo de las grandes entidades financieras faltan las cifras de la otra gran caja española, La Caixa. La entidad que preside Isidro Fainé es la única que no ha ofrecido datos de compras de inmuebles. No lo hará trimeste a trimestre y sí cuando termine el ejercicio. Al cierre del año pasado, aumulaba un stock de 550 millones de euros.

Por lo tanto, continúa imparable la máquina compradora de ladrillo de los cinco grandes españoles, aunque el ritmo es algo menor que la media del año pasado. Al cierre de 2008, las cinco grandes entidades financieras nacionales habían adquirido inmuebles por valor de 7.047 millones de euros.

Esfuerzo ímprobo

El esfuerzo de los bancos para descontar stock es ímprobo, pero sólo consigue vender una pequeña parte. Banesto asegura que ya se ha desprendido del 15% del stock de inmuebles adquirido en los últimos quince meses. El año pasado, para parar la sangría de la morosidad, la entidad financiera que preside Ana Patricia Botín canjeó deuda de sus clientes promotores por inmuebles por valor de 1.100 millones de euros.

Por su parte, Santander es una de las entidades más activas en la comercialización de inmuebles. Con una oferta inicial de 1.300 activos, el banco ha abierto el acceso a la web de Altamira Real Estate a través de que oferta su cartera de inmuebles al público en general con descuentos de hasta el 30%. Antes había realizado una venta exclusiva a los trabajadores del banco.

En cualquier caso, las cifras de venta son todavía modestas. Según explicó ayer el consejero delegado de BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, se han vendido "muy pocos" de los inmuebles adquiridos en 2008. Mientras, en los últimos tres meses Caja Madrid apenas ha conseguido vender cien viviendas. En su sitio de Internet, la caja madrileña ofrece sus inmuebles con descuentos del 30% en algunos casos. En cualquier caso, los inmuebles que han puesto a la venta bancos y cajas son sólo una pequeña parte de su stock. Aún siguen estudiando a qué precios pueden salir al mercado y qué activos tienen mejor salida.

El esfuerzo comprador de las entidades financieras está más que justificado. Los analistas creen que las provisiones genéricas del sector tendrán que utilizarse a partir de una horquilla de morosidad situada entre el 5% y el 5,5%. En el primer trimestre del año, Santander, BBVA, Popular, La Caixa y Caja Madrid han sacrificado una parte sustancial de sus beneficios -caen un 17,8% hasta los 4.483 millones de euros- para destinarlo a la dotación de provisiones y cubrirse del esperado aumento la tasa de mora hasta final de año. Hasta marzo, la morosidad de los cinco grandes se ha tripicado, en una horquilla entre el 5,57% de Caja Madrid y el 2,49% de Santander.

publicidad
publicidad
publicidad