19 de Diciembre, 00:41 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Venta de las autopistas a Citi

Pésimo negocio de Sacyr: vende Itínere un 60% por debajo de su tasación inicial

AGUSTÍN MARCO

Ha vendido por 1.600 millones menos de lo que pagó por ENA y Europistas

Sacyr ha anunciado la venta de Itinere a Citi por un importe neto de 7.437 millones de euros, incluidos los 2.424 millones del valor del grupo y los 5.013 millones adicionales de deuda.

Este precio es un 60% inferior a la tasación que hizo la constructora de su filial hace justo un año. La mala gestión de Luis del Rivero al frente del grupo constructor, inmobiliario y energético queda reflejada en la pérdida de valor para sus accionistas, incluidas varias cajas de ahorros vascas y un número reducido de minoritarios. En el corto plazo de doce meses, Itinere, la joya de la corona de Sacyr, ha pasado de valer 6.250 millones, más otros 5.750 de deuda, a apenas 2.424, una vez descontados los 450 millones que pagará Sacyr a Citi por varios activos.

Esos 6.250 millones de euros son la cifra en la que el grupo constructor tasó Itinere en noviembre del pasado año para calentar la posterior Oferta Pública de Venta (OPV y de Suscripción (OPS) que realizó en abril. Según anunció Sacyr, Itinere, una vez fusionada con Europistas, tenía un valor conjunto -equity más deuda- de 11.000 millones de euros.

Sin embargo, el fracaso de la colocación en bolsa, la cual tuvo que ser suspendida el día de la fijación definitiva del precio de ventas de los títulos por la escasa demanda institucional, ya fue un rejón considerable para las aspiraciones de Del Rivero, que quería que convertir a Itinere en el segundo grupo de infraestructuras del mundo.

La banda orientativa de precios de la OPS oscilaba entre 4,14 y 5,10 euros, lo que suponía valorar el grupo entre los 3.100 y los 3.500 millones de euros (3.367 y 4.150 si se hubiera completado la ampliación de capital). Toda una barbaridad puesto que con ese rango la compañía cotizaría con un PER -veces que el beneficio por acción está incluido en el valor- de entre 90 y 100 veces. A sacar esos números ayudaron JP Morgan, UBS; Citigroup, La Caixa, Caja Madrid y Merrill Lynch, sus bancos asesores. Pese a esta pléyade de entidades financieras de primer nivel, los inversores se negaron a pagar el precio que solicitaba Sacyr.

Ahora, la constructora ha vendido su filial por 2.424 millones de euros, 1.600 millones por debajo del precio que pagó por Empresa Nacional de Autopistas (ENA) y Europistas. Por la primera abonó cerca de 1.700 millones entre 2003 en una subasta en la que desembolsó 400 millones más que el segundo candidato, Cintra. Por Europistas abonó 1.200 millones, tras elevar su oferta en más de un 30% en una pugna en la que Isolux no varió su oferta competitiva en la fase de sobres cerrados. En total, 2.900 millones, 500 millones más de los que se ha vendido finalmente el grupo.

"Está claro que este es un mercado de compradores y que Sacyr ha malvendido Itinere por su difícil situación financiera", explican fuentes próximas a la operación. "Al principio pidieron 6.000 millones por el grupo y al final han vendido por lo que han podido", sentencian otras fuentes que también han participado en la transacción.

publicidad
publicidad