16 de Diciembre, 02:48 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ACCIDENTE AÉREO

Spanair tomará medidas más severas si continúan las filtraciones

Noticias EFE

Madrid, 18 sep (EFE).- Spanair tomará medidas más severas si existen más filtraciones antes de que la Comisión de Investigación (CIAIAC) publique el informe preliminar sobre las causas del accidente aéreo ocurrido el pasado 20 de agosto en el aeropuerto de Barajas.

Tras la filtración "sin precedentes de información confidencial relacionada con los procesos de investigación técnico y judicial" a los medios de comunicación durante los últimos días, la aerolínea ha presentado oficialmente sus quejas y demandado acciones inmediatas a las autoridades pertinentes.

Según una nota interna remitida hoy a todos los empleados de la compañía, Spanair explica que tomará medidas más severas en caso de más filtraciones para "asegurar que nuestra posición quede muy clara en todos los temas en los cuales la seguridad de la compañía pueda verse cuestionada".

La compañía considera que el borrador del informe preliminar contiene varias imprecisiones, a las que ha presentado sus alegaciones, entre ellas las relativas a los procedimientos relacionados al adecuado control de la configuración de despegue (Take Off Warning System, TOWS).

Spanair realiza controles del sistema de aviso (TOWS) previos al primer vuelo del día y en todos los vuelos consecutivos, excepto cuando uno de los tripulantes del primer vuelo original permanece en cabina y no abandona en ningún momento el avión.

Este procedimiento se ve reforzado además en las listas de comprobación de la compañía que obligan a un triple control de los "flaps" y "slats" previo al despegue, frente a la recomendación del fabricante, que sólo recomienda realizar este chequeo de su posición una sola vez.

Desde el 29 de agosto, la compañía ha incorporado la comprobación de TOWS antes de cada vuelo sin excepciones.

Al filo de las afirmaciones "erróneas" sobre si Spanair "ha omitido" un procedimiento establecido por después del trágico accidente de 1987 de un avión del tipo MD80 operado por la aerolínea Northwest, aclara que "efectivamente McDonnell Douglas remitió el 1 de septiembre de 1987 un "telex a todos los operadores" recomendando la comprobación del TOWS antes de cada vuelo.

Spanair comenzó sus operaciones seis meses más tarde y "como cualquier otra compañía del sector tuvo que establecer sus propios procedimientos que fueron aprobados por las autoridades pertinentes".

Como resultado de la investigación del accidente de Northwest, la Comisión de Investigación de aquel accidente emitió otra recomendación en 1993 para que se crearan más medidas de autocomprobación en el diseño de los TOWS en los aviones MD80.

Estas recomendaciones no se han incorporado en ninguna de las modificaciones posteriores en los MD80.

Los comentarios y aclaraciones de Spanair también se refieren a aquellos puntos del borrador del informe preliminar que no están completamente documentados o en áreas donde las conclusiones o suposiciones no están basadas en hechos objetivos y demostrables al cien por cien.

Spanair alega, asimismo, que aún no ha tenido acceso al registro completo de evidencias, incluyendo toda la información extraída de las dos grabaciones.

Asimismo, Spanair recuerda que durante más de 20 años ha operado sus vuelos con "un récord impecable de seguridad", es decir, sin accidentes ni incidentes que resultaran en víctimas o heridos graves.

La aerolínea opera sus vuelos a través de los estándares y procesos que son continuamente revisados, auditados, inspeccionados y aprobados por las autoridades nacionales e internacionales, así como por auditores independientes.

publicidad
publicidad