12 de Diciembre, 16:43 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

HOSTELERÍA-CRISIS

Bajar los precios, la receta de un bar donostiarra contra la crisis

Noticias EFE

Patricia Aldama.

San Sebastián, 22 ago (EFE).- Un bar y restaurante de la Parte Vieja de San Sebastián ha decidido aplicar una receta contra la crisis: rebajar el precio de sus productos entre un 30 y un 50 por ciento con lo que, según su propietario, ha conseguido aumentar la clientela.

El hostelero donostiarra Álvaro Manso empezó a preocuparse el pasado invierno por el descenso de las ventas en su restaurante, lo que le llevó a plantearse el reto de convertir su establecimiento en uno de los "más baratos" de su entorno pero "sin renunciar a la calidad de los buenos productos".

El local, Casa Vergara, está ubicado en la Parte Vieja donostiarra, donde se da una de las mayores concentraciones de bares y restaurantes de la ciudad, por lo que era necesario aplicar una solución imaginativa, dada la gran competencia.

Manso asegura a Efe que ha bajado los precios de sus platos, tapas y bebidas entre un 30 y un 50 por ciento tras ajustar los márgenes comerciales, con lo que ya este verano ha notado un aumento de la clientela.

El precio de los cafés es un buen ejemplo de ello: el cortado, "elaborado con café natural no torrefacto", aclara el restaurador empeñado en subrayar la buena calidad de sus materias primas, cuesta ahora 75 céntimos, mientras que en los locales vecinos de la calle Mayor oscila entre 1,10 y 1,20 euros.

Las cañas de cerveza, que cuestan desde 1,60 hasta 2,20 euros en otros bares de la zona, tienen un precio de 1,30 euros en el local de Manso, que antes las cobraba a 2 euros.

También ofrece "pintxos" hasta por 1,20 euros, aunque otros alcanzan los 2 euros en función de los ingredientes, cuando en bares de las inmediaciones no se encuentran por menos de 1,50 y superan incluso los 3 euros si son más sofisticados.

En este restaurante antes no había menú, pero ahora ofrece uno accesible a 10 euros, uno de los más económicos del casco antiguo, donde los precios no son precisamente baratos.

Otros ejemplos de cómo el Vergara ha abaratado sus platos es que antes una ensalada mixta costaba 10 euros y ahora 4,5; la sopa de pescado ha pasado de 12 a 7 euros y el entrecot ha bajado de 18 a 14.

"La gente está respondiendo bien a la bajada de precios", manifiesta el hostelero, quien reconoce no obstante que durante el verano "siempre se trabaja muy bien, sobre todo por la afluencia de turistas".

La Parte Vieja es además un lugar de visita obligada para los miles de viajeros que acuden a la capital donostiarra, con lo que los meses estivales han servido de primer termómetro de esta iniciativa, aunque su objetivo es mantener la tendencia durante el invierno para atraer a la gente de la ciudad.

publicidad
publicidad