21 de Mayo, 15:01 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CAV-LIMPIEZA VITORIA

G.Vasco da la razón al Ayuntamiento de Vitoria en su disputa con FCC y GSMS

Agencia EFE

La Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (Cojue), dependiente del Gobierno Vasco, ha emitido una resolución en la que da la razón al Ayuntamiento de Vitoria en su disputa con la contrata de la limpieza de la ciudad y libra a la institución de abonar cerca de 1,7 millones anuales por extras del servicio.

El coordinador de Medio Ambiente de Vitoria, Álvaro Iturritxa, y el coordinador de Alcaldía, Economía y Función Pública, Iñaki Guturbai, han explicado hoy en rueda de prensa la decisión de este organismo, que se notificó al Consistorio el pasado viernes y esta mañana se ha trasladado a la UTE que componen FCC y GMSM, actuales adjudicatarias del servicio.

La decisión de la COJUE respalda la posición del equipo de gobierno municipal (formado por PNV y PSE) frente a la petición de la contrata de que el Ayuntamiento asumiera el coste del absentismo laboral, el pago de los pluses por antigüedades medias y las primas de jubilación anticipada, algo que no se recogía en el contrato y se estima en 1,7 millones de euros anuales.

"El dictamen de este árbitro es que no procede en la revisión de precios que se tengan en cuenta estas cuestiones, que deben ser asumidas por la empresa", ha detallado Guturbai, que ha expresado la satisfacción del Ayuntamiento por la decisión.

Ahora, y conforme a la hoja de ruta pactada con la empresa en agosto, se abren dos escenarios: que la UTE decida mantener el contrato con estas condiciones económicas, o que traslade al Consistorio su renuncia al servicio, sin que Vitoria abone una indemnización, y sin retirarse hasta que haya una nueva adjudicataria.

"Si la UTE valora que el contrato es inviable económicamente para ellos, el Ayuntamiento resolvería el contrato sin abonar ninguna indemnización, y tendrían que permanecer en el servicio hasta que hubiera un nuevo contrato, con un periodo mínimo de 8 a 10 meses", ha agregado Guturbai.

Respecto a la posibilidad de gestionar de forma directa y no a través de una empresa el servicio de limpieza, Iturritxa la ha descartado al entender que no garantizaría la continuidad de toda la plantilla en sus puestos, ya que sería obligatorio hacer una OPE para validar los contratos.

En cuanto a la prestación actual del servicio, el coordinador de Alcaldía ha recordado que ahora está "por encima del 95 %" y que se han resuelto los conflictos que la UTE mantenía con sus trabajadores por la subida salarial y los días de libre disposición.

Ahora el Ayuntamiento espera la respuesta de la empresa para conocer el siguiente paso a dar.

Ante estas discrepancias, ambas partes alcanzaron un acuerdo por el que se sometían al arbitraje de la Cojue en la revisión de precios, tras un conflicto que se abrió a principios de 2017 con la decisión de la empresa de despedir a 8 trabajadores (finalmente fueron 5) ante la necesidad de hacer ajustes económicos por un "desequilibrio financiero" en el servicio.

Los despidos llevaron a la plantilla a convocar una huelga de limpieza, que finalmente se evitó con el pacto con el Ayuntamiento, lo que supuso la readmisión de los trabajadores en agosto. A cambio se llevó el 13 de diciembre el conflicto a la Cojue.

.