Vocento 15 años 20 de Noviembre, 17:55 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

GAL-SEGURIDAD PRIVADA

Decenas de trabajadores rechazan en A Coruña el convenio de seguridad privada

Agencia EFE

Decenas de trabajadores se han manifestado hoy en A Coruña para rechazar el convenio de seguridad privada que previsiblemente se firmará mañana, pues consideran que el documento no acaba "con la precariedad del sector".

Los manifestantes han concluido su marcha desde la Delegación del Gobierno en Galicia hasta la Subdelegación en A Coruña, donde han mostrado su disconformidad con el preacuerdo para el convenio colectivo estatal que, previsiblemente, se firmará mañana en Madrid entre la patronal Aprosec y las centrales sindicales UGT, CCOO y USO.

"Esto supondrá mantener la pérdida de derechos salariales y laborales que viene padeciendo el personal de un sector que en Galicia ocupa a unas 2.500 personas", explica el sindicato CIG a través de un comunicado.

Durante esta jornada, los manifestantes han gritado "Aprosec non quere pagar, quere precarizar (Aprosec no quiere pagar, quiere precarizar)" y "Convenios aquí e non en Madrid (Convenios aquí y no en Madrid)".

Exigen "un convenio digno que garantice la recuperación de la capacidad adquisitiva perdida en la última década", que la CIG calcula en un nueve por ciento por la congelación de salarios, la reducción de los complementos de nocturnidad y festividad y la desaparición de los pluses de vestuario y transporte.

El secretario comarcal de CIG-Servicios en Santiago de Compostela, Roberto Alonso, explica, a través del mismo comunicado, que el incremento salarial propuesto por la patronal para este convenio resulta totalmente inasumible "porque no es una propuesta de recuperación ni de avance".

Denuncia que para 2017, Aprosec ofrece un cero por ciento de subida salarial "cuando el IPC ya bordea el dos por ciento, mientras que para 2018 y 2019 proponen un incremento del dos por ciento, sin cláusula de revisión a IPC".

Considera que tampoco da respuesta a la problemática del cómputo de los permisos retribuidos, los asuntos propios, los calendarios laborales o el abono de las horas extraordinarias.

La CIG pide, entre otras mejoras, una rebaja de la jornada y que se faciliten medidas para la conciliación familiar y laboral, "dado que este es un sector que trabaja veinticuatro horas, de lunes a domingo y festivos".

.