18 de Enero, 15:27 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Empleo

Los salarios sufren el mayor recorte en cuatro años

Lucía Palacios

La remuneración que paga una empresa a un trabajador descendió un 0,8% hasta los 2.010 euros mensuales en el último trimestre

Contratar a un trabajador cada vez sale más barato a las empresas entre otras cosas porque los sueldos, en vez de ir mejorando con la recuperación económica, se están incluso contrayendo. Y es que en el último trimestre de 2016 el coste salarial por trabajador y mes (que comprende tanto el salario base como los complementos salariales y pagos extraordinarios, en términos brutos) cayó un 0,8% respecto al mismo periodo de 2015, según el informe publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor descenso desde el primer trimestre de 2013, cuando la crisis golpeaba con más fuerza al país y los salarios medios bajaron un 1,8%, y a gran distancia de los avances del 5% de media que se daban al inicio de la recesión, en el año 2008. Esta caída contrasta con la subida salarial media pactada por convenio el pasado año, que se situó en el 1,06%, por lo que todo apunta a que este descenso se debe en gran medida a que los nuevos empleos se crean con condiciones muy precarias.

Así, el salario de un trabajador (incluyendo aquí todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) se situó en 2.010,73 euros de media a cierre de 2016, frente a los 2.026,14 euros al mes que se pagaba a final de 2015, el máximo registrado a lo largo de toda la serie. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), con mucha importancia en este caso por estar en la recta final de año, se obtiene el coste salarial ordinario, que también disminuyó aunque en menor medida: un 0,3%.

De igual manera, a lo largo de todo el año pasado los costes laborales de las empresas (aquí ya se incluye además de la remuneración las cotizaciones sociales) han ido ahondando en su caída hasta registrar en el tramo final su mayor descenso en cuatro años: un 0,8% menos en el cuarto trimestre de 2016 que en el mismo periodo de 2015. Y ya suman cuatro trimestres consecutivos de bajadas. Lejos quedan aquellos tiempos previos a la crisis, allá por 2007 e incluso 2008 también, en que tenían avances en torno al 4%. Concretamente, el coste laboral por trabajador y mes alcanzó los 2.649,97 euros en el cuarto trimestre de 2016, frente a los 2.671,39 de final de 2015; es decir, que a una empresa le sale 21,4 euros más barato contratar a un empleado que un año atrás y 33 euros menos que en el último trimestre de 2011, cuando se situó en máximos con un coste de 2.683 euros. De hecho, volvemos exactamente a los mismos niveles del último trimestre de 2009, cuando el coste laboral también se situó en 2.649 euros.

Por otra parte, los otros costes (los no salariales) se situaron en los 639,24 euros, lo que supone un descenso interanual del 0,9%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, sistema que acumuló un déficit récord superior a los 18.000 millones de euros en 2016, bajaron un 0,4%. Más aguda fue la caída de las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, un 3,7% en tasa interanual. Pero la palma se la llevan las percepciones no salariales, con un desplome interanual del 6,1%, debido al retroceso de las indemnizaciones por despido y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, ropa de trabajo, etc.).

Solo repunta en la industria

El único sector donde no cayó el coste laboral fue precisamente en aquel que más se desea que lidere la creación de empleo en el país, la industria, con un avance del 0,6% hasta los 3.209 euros al mes por trabajador. Por el contrario, los dos sectores que están creciendo tras la crisis, la construcción y los servicios, cayeron un 1,4% y un 1% en tasa anual, respectivamente.

Con estos datos en mano, UGT denunció una vez más que los salarios están perdiendo poder de compra mientras las empresas cada vez obtienen más beneficios. "La recuperación es una ficción para millones de hogares por culpa de las políticas del Gobierno, que solo beneficia a las organizaciones empresariales", se lamentó Isabel Araque, secretaria confederal de la organización. Por ello, el sindicato reclamó de nuevo subir los sueldos entre un 1,8% y un 3% en 2017, la propuesta que ya han elevado a la patronal y ésta ha rechazado.

publicidad
publicidad