21 de Septiembre, 00:41 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

pensiones

Capitalizar la pensión, la última propuesta para salvar las pensiones

El desafío demográfico al que se enfrenta la sociedad española (España perderá 5,4 millones de residentes hasta 2066) y su efecto directo en la sostenidad del sistema de pensiones obliga a buscar alternativas que garanticen la viabilidad del mismo.

Inverco, la patronal que agrupa a las gestoras de fondos y planes de pensiones, ha elaborado un documento en el que propone un sistema de capitalización en el que participarían tanto empresas como trabajadores. Ángel Martíenz-Aldama, su presidente, señala que esta iniciativa va en sintonía con lo que se está aprobando en otros países de nuestro entorno «vía contención de gastos y no subida de impuestos como alternativas». Los países nórdicos o Suiza u Holanda son países que aplican este sistema.

Así, la propuesta recoge tres puntos. Por un lado, el traspaso progresivo de las contingencias no laborales, como pueden ser las pensiones de viudedad y de orfandad, a los Presupuestos Generales del Estado. El segundo paso sería la transición progresiva del sistema de pensiones actual a un esquema de cuentas nocionales, que seguiría siendo de reparto y que mejoraría la transparencia. Y la tercera, y la más novedadosa también, instaurar un sistema de capitalización de adscripción por defecto, con aportaciones del 2 por ciento del salario por las empresas y otro 2 por ciento por los trabajadores. 

Paula Mercado, directora de análisis de VDOS, valora positivamente la propuesta ya que «está bien fundamentada con una descripción detallada del proceso de transición desde el actual sistema de reparto al de capitalización con ejemplos que lo describen claramente e ilustran el éxito obtenido en otros países en que el sistema funciona ya desde hace varios años». 

¿Cómo se llevaría a cabo? 

La iniciativa de la asociación Inverco especifica que las sociedades aportarían un 2 por ciento, que se deduciría de las cotizaciones que ahora pagan a la Seguridad Social, que vería recortados sus ingresos con este trasvase propuesto. En paralelo, los empleados ingresarían en este sistema el 2 por ciento de su salario. Y según cálculos de la asociación, los fondos acumulados nominales a este pilar de capitalización alcanzaría el 21 por ciento. Esta idea ya es demandada por los trabajadores, ya que de acuerdo al Estudio Anual de Preparación de la Jubilación realizado por Aegon, los planes de pensiones de empresas deberían ser parte del pago y condiciones de todo trabajador. 

Mercado cree que incluso lo que pudiera parece un obstáculo al principio, como conseguir que empresariados y empleados aporten dos puntos al sistema, la iniciativa de Inverco de compensarlo con la reducción de las cotizaciones sociales «no plantearía resistencia». En el otro apartado, «es de prever que estén de acuerdo en contar con un sistema de ahorro tutelado que les permitiera estar informados de la pensión de jubilación en cada momento».

El coste anual también sería sostenible, ya que como calcula la Fundación Inverco alcanzaría el 0,57 por ciento del PIB en 2044.

Con esta iniciativa, «se permitiría que se llegara a acumular el 21 por ciento del PIB en este sistema de capitalización», señala Ángel Martínez-Aldama. En la actualidad, representaría más de 200.000 millones de euros.

Y el vehículo que se podría articular podría ser un plan de pensiones, aunque también un fondo o un seguro. Y, aunque de llevarse finalmente a cabo supondría poner de acuerdo a las gestoras de planes y fondos con la Seguridad Social, Aldama explica que todo son ventajas al permitir un mínimo de cinco puntos adicionales en la tasa de sustitución

publicidad
publicidad