Vocento 15 años 24 de Octubre, 09:54 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

empleo

Cinco profesiones que ya no existirán en 2050

finanzas.com

Los últimos 15 años han sido bastante peculiares desde el punto de vista profesional, pues de tal magnitud ha sido el avance de la tecnología que poco tiempo ha habido para maniobrar. Algunas profesiones y determinados oficios lo han sabido llevar bien e incluso han generado nuevas expectativas de cara al futuro, en otros casos se han subido al carro de la tecnología como han podido, pero como os podréis imaginar también ha habido quien se ha caído del tren de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Hay datos que evidencian que hay profesiones y oficios que están en grave riesgo a raíz de la irrupción de Internet, de los smartphones y de otros tantos dispositivos que nos hacen la vida más fácil. Los avances tecnológicos hacen que determinados puestos de trabajo queden obsoletos y acaben desapareciendo con el tiempo.

"Estamos convencidos de que en 2050 ya no tendrán cabida en el mercado laboral trabajos manuales susceptibles de ser sustituidos por una máquina o un ordenador pero, además, se van a extinguir las posiciones intermedias que no den un suficiente valor añadido", asegura Gonzalo Ruiz, consejero delegado del portal especializado en formación Cursos.com tras su paso por la Singular University, una institución académica en Silicon Valley cuya finalidad es reunir, educar e inspirar a un grupo de dirigentes que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad impulsada por la NASA y Google entre otras organizaciones.

Algunos de los trabajos listados lograrán sobrevivir apelando a la atención diferencial, pero otros pasarán a la lista de oficios para la historia, junto al operario de telégrafo, el lechero o el sereno.

Agente de viajes: la industria del turismo ha vivido la tecnología como si de un arma de doble filo se tratara. Por una parte, ha visto cómo las nuevas empresas de Internet -startups- han abarcado la mayor parte del negocio de reservas de avión y hoteles, haciendo que las oficinas poco a poco hayan tenido que ir cerrando y los hoteles bajando sus tarifas. Ahora bien, por otra parte, la red ha permitido al sector reinventarse, bajar precios y llegar de manera más precisa y eficiente al consumidor. Entre tanto las agencias tradicionales van cerrando y los agentes de viajes van pasando a la historia poco a poco. En 2050 se estima que no quedará rastro de ellos.

Cajero de banco: las entidades bancarias cada vez redirigen más a la gente a hacer sus trámites vía Internet. De hecho, en las propias oficinas -que andan cerrando, por cierto- llevan tiempo poniendo lectores de cartillas para aligerar la carga del personal. En unos lustros todo será automático en los bancos o se gestionará vía Internet.

Teleoperador: ¿no os habéis dado cuenta de que las grandes compañías cada vez utilizan más la tecnología para suplir los servicios que antaño siempre desempeñaban los teleoperadores? Con la mejora del reconocimiento de voz y con los avances en Inteligencia Artificial este gremio está abocado a desaparecer en tres décadas.

Cajero de supermercado: ¿habéis visto cómo los grandes supermercados ya están implantando sistemas automáticos de cobro? Y que conste que esto ha sido de hace poco para aquí. En 2050 los cajeros de supermercado no serán más que un recuerdo. ¿Podremos pagar las lechugas con bitcoins?

Maquinista de tren: en 2050 habrá trenes, está claro. El asunto es que irán pilotados de manera automática. Algo así como sucede con los pequeños trenes de transbordo de ciertos aeropuertos. De hecho, en estos momentos, el trabajo de maquinista sigue vivo más que nada por temas de seguridad. Con el avance de los sensores para 2050 no volveremos a ver a los operarios de Renfe tocando la bocina.

publicidad
publicidad
publicidad