Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CAV-EMPLEO EUSKADI

El CRL cree que la reforma laboral ha fracasado en Euskadi

Noticias EFE

El presidente del Consejo de Relaciones Laborales (CRL) vasco, Tomás Arrieta, ha dicho hoy que se puede hablar de fracaso de la reforma laboral en Euskadi al no propiciar el desbloqueo de la negociación colectiva e incrementar el número de trabajadores sin la cobertura de un convenio colectivo.

Arrieta ha presentado en Bilbao del informe sociolaboral del CRL correspondiente a 2013 y primera parte de 2014, que refleja que contexto actual de "moderada" recuperación económica y de bloqueo de la negociación colectiva.

En su opinión, la reforma "no ha funcionado" en Euskadi ya que "no ha resuelto" el "principal problema" del estancamiento que sufre la negociación colectiva y "ha generado la expulsión de un número importante de trabajadores de la cobertura de los convenios".

Según sus datos, al finalizar 2013, más de 100.000 trabajadores vascos se quedaron sin la protección de un convenio con respecto a julio de 2013 -cuando empezaron a decaer muchos convenios por efecto de la reforma laboral- al no estar adscritos a otro de ámbito superior susceptible de serles aplicado.

En la actualidad, unos 475.000 trabajadores permanecen dentro de la negociación colectiva en Euskadi, frente a los cerca de 580.000 de antes de la reforma.

Según ha advertido Arrieta, otras 120.000 personas podrían ser expulsadas de la cobertura de la negociación colectiva si el Tribunal Supremo se pronunciara en contra de la validez de las cláusulas de mantenimiento de la vigencia de los convenios incluidas en determinados acuerdos antes de la reforma laboral y reconocidas mayoritariamente por los tribunales vascos.

El responsable del CRL ha evidenciado que pese a que un objetivo de la reforma era acelerar los procesos de negociación, los convenios siguen bloqueados en Euskadi y sólo el 42,1 % de los trabajadores tiene un marco colectivo actualizado.

Con una situación "claramente peor" que en el conjunto de España, en los cinco primeros meses de 2014 sólo se han renovado el 7,6 % de los convenios.

Arrieta también ha advertido de que la negociación colectiva más característica de Euskadi, la de los convenios sectoriales provinciales, "está perdiendo terreno" respecto a los sectoriales estatales y los de empresa.

En Euskadi, han aumentado los convenios estatales que se aplican (han pasado del 16 al 26 %) y los de empresa (del 22 al 24 %), mientras que los sectoriales negociados en el País Vasco han perdido diez puntos.

Para Arrieta, la negociación en el ámbito de empresa no es una alternativa suficientemente eficaz ante el decaimiento de los convenios sectoriales propios porque un porcentaje elevado de trabajadores (cerca del 75 %) regula sus condiciones por estos últimos, muchos de ellos en empresas pequeñas sin interlocutores que permitan el acuerdo de uno propio.

El presidente del CRL ha puesto de manifiesto que cuando se sustituyen convenios propios por sectoriales de ámbito estatal, las condiciones laborales se ven disminuidas.

Arrieta también ha evidenciado que la responsabilidad de patronal y sindicatos en la situación de la negociación colectiva es "total" por ser ellos los agentes negociadores.

El informe del CRL refleja, asimismo, una notable reducción de la conflictividad laboral en 2014 (las jornadas no trabajadas por huelgas bajaron cerca de un 50 % de enero a mayo), aunque un aumento de los litigios presentados al procedimiento de resolución Preco que gestiona el organismo.

Según sus previsiones, el Preco tramitará en 2014 unos 650 procedimientos, una media superior a la de años anteriores, con la excepción de 2013, cuando se registró un "pico" de 1.349 solicitudes presentadas debido a los conflictos que provocó el decaimiento de convenios.

Arrieta, que ha lamentado que haya más conflictos y menos acuerdos en el organismo -la media de acuerdo apenas llega al 20 %-, ha aclarado que el funcionamiento del Preco no se va a ver afectado por la falta de consenso de los agentes sociales para su renovación.

Ha dicho, sin embargo, que se necesita "un Preco actualizado" para que sea más eficaz en la resolución de conflictos relacionados con la inaplicación de convenios, de manera que el Orprice -el organismo constituido por derivación de la reforma laboral para tratar estos casos cuando no hay acuerdo- quede como "una opción marginal".

En los cinco primeros meses de 2014, se registraron en Euskadi 31 solicitudes de inaplicación de convenios, mayoritariamente con la pretensión de rebajar salarios.

Desde su puesta en marcha, el nuevo Orprice sólo ha tramitado un expediente.

Respecto a la situación económica y del empleo, Arrieta se ha congratulado de que este año aparece "un pequeño rayo de luz al final del túnel" y ha destacado la positiva evolución de los expedientes de regulación de empleo (ERE).

Según prevé el CRL, los ERE afectarán en 2014 a 19.400 empleados vascos frente a los 30.000 de 2013.

Casi 1.700 trabajadores estarán afectados este año por expediente de extinción.

Arrieta ha evidenciado el buen comportamiento de la exportación, de la que ha dicho que una "buena vía" para la recuperación económica, aunque insuficiente y necesitada de ser complementada con medidas que favorezcan la demanda interna.

publicidad