Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

Los expertos se muestran divididos

Y si a los espa駉les nos bajan el sueldo un 10% 縎er韆 posible crear empleo?

Mar韆 G髆ez Silva / Jos Jim閚ez

Olli Rehn y el FMI han aconsejado una rebaja del 10% para los asalariados espa駉les, 縣asta qu punto tienen raz髇 el comisario de Asuntos Econ髆icos y el organismo que dirige Christine Lagarde?

Llegan en fin de semana, sin hacer ruido de sables o incluso incrustadas en 'blogs' personales. Pero caen como flechas en el centro mismo de la herida. Las recomendaciones del FMI y del comisario de Asuntos Econ髆icos, Olli Rehn, han causado un buen revuelo para empezar agosto. Proponen rebajar el sueldo de los espa駉les un 10% para estimular la creaci髇 de empleo. O, lo que es lo mismo, seguir explotando la v韆 de la devaluaci髇 interna. 縃asta qu punto tienen raz髇 Rehn y el organismo que dirige Christine Lagarde?

En concreto, 閟ta ser韆 la hoja de ruta que propone el FMI: Los sindicatos aceptar韆n una rebaja salarial de hasta el 10% en dos a駉s, mientras que los empresarios se comprometer韆n a espolear la contrataci髇. El Gobierno, por su parte, tendr韆 que promover una rebaja en las cotizaciones sociales que se compensar韆 m醩 adelante con una subida del IVA. Seg鷑 las estimaciones del Fondo, el paro caer韆 por debajo del 20% en 2016 con este conjunto de medidas.

Rehn apoy esta propuesta aunque no entr en muchos detalles sobre predicciones num閞icas. Su an醠isis es que la reducci髇 de los sueldos se traducir韆 en una inflaci髇 m醩 limitada, lo que a su vez animar韆 notablemente el consumo en apenas dos a駉s. 縀st醤 en lo cierto Rehn y el FMI? Los economistas consultados por Finanzas.com y los diferentes actores sociales se muestran divididos sobre los posibles efectos de esta medida.

Para Miguel 羘gel Bernal, profesor del Instituto de Estudios Burs醫iles (IEB), la propuesta no tiene ninguna l骻ica puesto que no generar韆 empleo adicional. En su opini髇, los espa駉les ya han sufrido una importante rebaja de sueldos con la transformaci髇 de contratos fijos en temporales. "Aqu el problema es que no existe bastante empleo para todos, no es una cuesti髇 de costes", apunta Bernal. A su modo de ver, los empresarios suelen producir los bienes y servicios que creen que va a absorber el mercado. Por eso, que los empresarios paguen menos a sus trabajadores no significa necesariamente que tengan que contratar m醩 personal.

Un argumento similar maneja el sindicato UGT, donde el secretario de Acci髇 Sindical, Toni Ferrer, calific ayer la propuesta de Rehn como "descabellada" y apunt que desde 2010 los salarios ya han ca韉o un 6,3% sin haber tenido ning鷑 efecto en el empleo. Por el contrario, esta contracci髇 de los sueldos ha tra韉o, seg鷑 Ferrer, una ca韉a del consumo y de la inversi髇. En CC.OO opinan algo parecido y creen que la moderaci髇 salarial ya ha tocado suelo, por lo que es el momento de hacer todo lo contrario.

Vistas ambas posiciones, parece dif韈il que Gobierno y sindicatos lleguen a un gran acuerdo de empleo, que en el fondo es lo que est醤 pidiendo Rehn y el FMI. "Es un cuento de hadas. Me parece bastante irrealizable", explica el catedr醫ico de Fundamentos de An醠isis Econ髆ico de la Universidad de Valencia, Joaqu韓 Maudos. En todo Caso, Maudos matiza que el FMI no est recomendando el recorte de sueldos, sino que pone un ejemplo de medidas que se podr韆n adoptar, "a t韙ulo ilustrativo". En su opini髇, el FMI se limita a recomendar "un pacto social por el empleo, que sindicatos y patronales sacrifiquen salarios por incrementar el empleo".

Para Maudos, la tesis de Rehn y el FMI tiene un margen de error pero como escenario base le parece"sensato" ya que "ilustra sobre los beneficios tan importantes que tendr韆 para la econom韆" una rebaja salarial. Maudos reconoce que provocar韆 una bajada del consumo de los que ya tienen empleo, pero incrementar韆 el consumo de los que lograsen trabajo. Por eso, en el agregado, el consumo aumentar韆 a su juicio. "Es un sacrificio a favor de los parados. Y es de justicia", apostilla el catedr醫ico de la Universidad de Valencia.

Jos Ignacio Conde-Ruiz, subdirector de FEDEA, no est completamente de acuerdo. En su opini髇, mejorar韆 la competitividad y aumentar韆n las exportaciones, por un lado; pero bajar韆 el poder adquisitivo de los trabajadores y con ellos el consumo, por el otro. "Por desgracia, no hay una buena estad韘tica de convenios en nuestro pa韘 que nos permita evaluar en qu punto del trade-off estamos", explica este experto, quien reconoce que es una cuesti髇 "dif韈il de valorar".

Por su parte, Javier Flores, director del Servicio de Estudios de Asinver, opina que "no es cierto que una rebaja de salarios incrementar韆 la contrataci髇, especialmente en un momento en el que no hay expectativa de aumento del consumo o de la inversi髇". Por el contrario, "una bajada de salarios deprimir韆 el consumo", a su parecer. Adem醩, Flores agrega que "est comprobado, y hay varios estudios al respecto, que rebajar los salarios m醩 bajos no crea empleo".

En ese sentido, Javier Flores apunta que es necesario reactivar el consumo de las familias para lograr la reactivaci髇 econ髆ica. Algo que suceder cuando las familias esperen que sus ingresos se van a mantener o aumentar, no cuando desciendan. Pero es que, adem醩, es necesario que aumente la inversi髇 de las empresas, que se comporta de manera similar al consumo de las familias "aumenta cuando los empresaros esperan que la demanda de sus productos va a crecer. En tanto que no haya esa expectativa de aumento de la demanda, no va a darse esa situaci髇", apostilla Flores, en la misma tesis que sostiene Miguel 羘gel Bernal.

"Una empresa no va a contratar m醩 gente por el mero hecho de que le salga m醩 barato, si no espera mayor demanda", insiste Flores.

縌u se podr韆 hacer?

Si los economistas ya se muestran divididos respecto ante una rebaja de salarios, las soluciones al desempleo galopante que sufre Espa馻 tampoco son un醤imes. Se podr韆 pensar que quiz醩 funcionase la medida contraria, es decir, un incremento de los salarios. Para Miguel 羘gel Bernal 閟ta no ser韆 una soluci髇 satisfactoria. "El problema es que nuestro sistema productivo est orientado hacia la venta al exterior. Por eso, si subes los salarios, tambi閚 se incrementan los costes y vendes menos", explica el profesor del IEB. Y es que el modelo productivo espa駉l est basado en la competitividad v韆 precios y salarios para vender m醩 en el exterior, y en esto difiere, por ejemplo, con el alem醤, que da prioridad a la demanda.

Pero tambi閚 se pueden buscar soluciones a base de recortar sueldos. "Si de lo que se trata es de reducir la masa salarial, no necesariamente hay que hacerlo con salarios m醩 bajos y en todos los trabajadores", explica flores. En su opini髇, se puede plantear bajar los salarios "m醩 elevados, incluso incrementando los m醩 bajos", concluye Flores. Su idea se centra en que reducir la masa salarial, "evitando los efectos m醩 perniciosos, protegiendo los asalariados m醩 bajos".

En cuanto a la contrataci髇, Miguel 羘gel Bernal es partidario de rematar la reforma laboral y acabar con la multitud de distintos tipos de contratos diferentes que tenemos ahora mismo, para dar entrada al contrato 鷑ico. Con este modelo, que no distingue entre fijos y temporales, se terminar韆 con la dualidad, que es uno de los principales problemas del mercado de trabajo espa駉l.

Conde-Ruiz est complemente de acuerdo en que hay otras medidas mas efectivas contra el paro que la propuesta por el FMI y Rehn. En concreto, cita "una reforma impositiva que haga atractiva la inversi髇 o un contrato 鷑ico que elimine la dualidad".

縌uieres saber lo que cobran Rehn y Lagarde, mientras exigen a los espa駉les que se bajen el sueldo?

publicidad
publicidad