Vocento 15 años 20 de Enero, 19:37 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Empleo

Cómo ascender de becario a trabajador

Gemma Fernández

La crisis económica y alto nivel de desempleo han reducido las posibilidades de los becarios de optar a un contrato laboral al término de su periodo de formación. Sin embargo, pasar de becario a trabajador todavía es posible. Carolina Mouné, responsable d

Hace unos años, ser becario era una situación temporal que abría las puertas a un futuro puesto laboral. Ante la crisis económica y el elevado nivel de desempleo -que se ha situado en el 27% en junio-, esa dinámica ha cambiado. Ahora, lo más probable es que, al finalizar una beca, el becario repita con un contrato en prácticas aunque meses después y en otra empresa.

En concreto, el 87% de las empresas tiene contratados a jóvenes de entre 16 y 29 años en situación de becarios, mientras que los contratos de formación y prácticas convertidos en indefinidos se han reducido un 57% desde 2008, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal.

Sin embargo, Carolina Mouné, responsable de recursos humanos de Adecco Professional, ha señalado que, aunque el mercado actual no es muy amable en estos momentos con este colectivo, siguen existiendo posibilidades reales de acceder a un contrato laboral.

Pora lograrlo, Mouné es clara: lo más importante para lograr un trabajo es la actitud. "Capacidad, ganas de aprender, iniciativa, actitud colaboradora y flexibilidad son las claves para lograr incorporarse a un puesto de trabajo".

"Cuando una empresa te da la oportunidad, lo importante es dar lo mejor de nosotros mismos, esta es la única garantía que podemos ofrecer y, tarde o temprano, dará sus frutos", explica Mouné.

Asimismo, Mouné recomienda a los jóvenes becarios que aprovechen su situación para aprender diferentes tareas en diversos sectores y conseguir un curriculum más polivalente, lo que ampliará el abanico de trabajos a los que acceder.

"Las practicas son una buena oportunidad para adquirir experiencia en el ámbito laboral, poder desarrollar conceptos a nivel práctico y, sobre todo, obtener capacidad relacional", explica.

Además, la experta ha dicho que una de las ventajas de poder colaborar con diferentes empresas es "la extensa red de contactos que puedes desarrollar y que, a su vez, te puede permitir acceder a más oportunidades de empleo".

Encontrar un empleo "de verdad" es posible

Carolina Mouné ha explicado que, aunque el acceso de los becarios a un contrato "de verdad" se haya reducido, las empresas siguen teniendo "interés" por ofrecer "nuevas oportunidades de desarrollo profesional" a este colectivo.

De hecho, las empresas prefieren contratar a personas que hayan trabajado anteriormente en la empresa como becarios ya que han invertido tiempo en formarles. "Al incorporar a una persona en prácticas, debemos ser conscientes del tiempo y esfuerzo invertido por parte de los tutores en la formación de esta persona. Por lo tanto, lo ideal es que esta inversión tenga su retorno en forma de identificación de talento", ha explicado la responsable de recursos humanos de la empresa de trabajo temporal.

De esta manera, para las empresas, el hecho de tener personas en prácticas es "una oportunidad de crear nueva cantera y generar potencial para futuras vacantes dentro de la compañía y, en muchas ocasiones, estas prácticas son el inicio de una futura relación laboral en esa misma empresa".

publicidad
publicidad
publicidad