Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Empleo

Soy mayor de 55 años y busco trabajo, ¿por dónde empiezo?

Los desempleados maduros presentan unas características específicas que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar la reinserción laboral. Claves para lograr un empleo

Unos 530.700 españoles mayores de 55 años se encuentran desempleados, según las últimas cifras de la Encuesta de Población Activa. En muchos casos, están desmoralizados ante las escasas perspectivas que ofrece el mercado laboral español. Concretamente, el 77% de los desempleados mayores de 55 años considera poco o muy poco probable que vaya a encontrar trabajo en el próximo año, según reflejaba la última encuesta el CIS. En este contexto, toca hacer reflexión sobre las características específicas que presentan los trabajadores de esta franja de edad y hacer un repaso de las prácticas que les pueden ayudar a reinsertarse en el mercado laboral.

Delia Salinero, consultora de selección de la Fundación Adecco, explica que los desempleados de esta franja de edad suelen ser, por lo general, personas que "han estado trabajando durante muchos años en el mismo puesto de trabajo, ejerciendo las mismas funciones y usando similares herramientas informáticas".

En ese sentido, una de las primeras medidas que se pueden adoptar es el reciclaje, tanto en herramientas genéricas de ofimática, como en útiles más específicos de la actividad de cada uno, como puede ser Contaplus en contabilidad, por poner un ejemplo. Lo mismo sucede con los idiomas, que suelen estar oxidados en ciertas franjas de edad. O el currículum, que con frecuencia requiere de algunas dosis de "chapa y pintura" para actualizarlo.

"Porque yo lo valgo"

Asimismo, es muy importante el factor psicológico. Hay que luchar contra la desmotivación y fomentar la autoestima: "Estar buscando empleo y ver que en muchas ofertas se pide juventud, no es fácil. Se ven fuera de la red. En ese sentido, es muy importante ser conscientes de cuáles son las competencias y habilidades de cada uno y ponerlas en valor", cuenta Salinero.

"Si llevas muchísimos años trabajando en algo, será porque tienes competencias y cualidades que tu antigua empresa valoró durante mucho tiempo. Hay que identificarlas y buscar dónde se está demandando esa misma competencia en el mercado laboral", explica Delia Salinero.

"Si yo he trabajado toda la vida en un departamento de proveedores, seguro que tengo la competencia de orientación al cliente y seguramente pueda trabajar en el sector comercial", añade esta experta, quien explica que, al fin y al cabo, se trata de aprender a venderse, algo a lo que muchas personas no están acostumbradas.

"Hay que reinventarse y reciclarse en función de las oportunidades del mercado. Y si el mercado está ahora en las ventas, a lo mejor es conveniente luchar por un puesto en ventas", insiste esta experta.

Adaptarse al entorno digital actual

Otro factor crucial es adaptarse al nuevo entorno de búsqueda de empleo. Muchos de los demandantes mayores de 55 años encontraron su anterior empleo en un anuncio por palabras o a través de un conocido. Ahora, en cambio, la mayoría de las ofertas se encuentran en los portales de empleo. Asimismo, la utilización de las redes sociales puede resultar muy útil para obtener información sobre posibles vacantes y realizar 'autocandidaturas'.

"Es muy importante que se adapten a cómo funcionan ahora las cosas. Hay que avisar a todos nuestros contactos de las redes sociales de que estamos buscando empleo, hacer autocandidaturas, e insistir", explica Salinero.

"Al final, lo más importante es lograr entrevistas y aprender de cada entrevista", añade.

Pero no conviene desfallecer o desanimarse, pues los expertos también reconocen ciertas ventajas en los trabajadores de más edad: "Mayor experiencia, más compromiso, seriedad, capacidad de trabajo y contactos", son algunas de las cualidades que citan. Precisamente, los contactos son uno de los puntos que juegan a favor de este tipo de empleados.

Un informe de Adecco incidía en las ventajas de los trabajadores de mayor edad: "El hecho de ser mayor de 45 años te aporta una ventaja con respecto a otras personas, pues ves reforzadas cualidades como la responsabilidad, madurez o el control emocional". Hay que aprovecharlo.

Otras fuentes recomiendan no centrar los esfuerzos en buscar a toda costa un contrato fijo, pues apuntan a que uno temporal puede ser la primera piedra en el camino hacia una relación a más largo con la empresa.

Asimismo, en caso de encontrarse un poco perdido, es posible acudir a un organismo especializado en la búsqueda de empleo (público o privado), donde ofrecen asesoramiento en este tipo de procesos.

publicidad
publicidad
publicidad