Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CYL-CECALE CONFLICTO

Se querellan contra Jesús Terciado por dietas y uso de tarjeta de crédito

Noticias EFE

Salamanca, 6 jun (EFE).- Una querella interpuesta por la organización empresarial de Salamanca Confaes contra el presidente de la patronal de Castilla y León, Jesús María Terciado, revela supuestas irregularidades en el cobro "indebido" de dietas y en el uso "personal" de su tarjeta de crédito corporativa Visa Oro.

El presidente de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero, entiende que Terciado -también presidente de CEPYME y vicepresidente de CEOE- ha podido cometer los delitos de apropiación indebida y de administración fraudulenta, en su cargo, que además "no es remunerado", según la querella, presentada ayer en Valladolid y a la que ha tenido acceso Efe.

Terciado puede haber cometido estos delitos, según la querella, por "el cobro indebido de dietas de CECALE", la patronal de Castilla y León, y por la utilización de la tarjeta de crédito de la patronal regional "en provecho exclusivamente particular y personal y al margen de cualquier gestión o función representativa propia del cargo de presidente" de los empresarios de Castilla y León.

La querella hace un relato pormenorizado de dietas recibidas y del uso que ha hecho de la Visa Oro Jesús María Terciado, que además de presidir CECALE y CEPYME y ser vicepresidente de CEOE también es presidente de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae).

En el año 2007, Terciado percibió en concepto de dietas por asistencia a las reuniones de los órganos de gobierno de Cecale "11.520 euros, cuando el siguiente miembro de la Junta que mas cantidad tiene percibida por tal concepto, ha recibido la cantidad de 1.800 euros, y el resto de miembros está entre los 700 y los 1.600 euros"; mientras que en 2008 y 2009 recibió 1.960 euros al año; en 2010 lo recibido fue 12.600 euros y en 2011, 3.420 euros, dice la querella.

Las conclusiones a las que ha llegado, en su querella, el presidente de los empresarios de Salamanca es que los órganos de gobierno de Cecale "se reunieron en el año 2007 64 veces, lo que supone más de una vez a la semana, y que además en la mayoría de la ocasiones se reunió solo, dada la gran diferencia entre sus ingresos y los de los demás representantes".

El presidente de los empresarios salmantinos ha estimado, en la querella, que alguna de las reuniones por las que Terciado ha cobrado las dietas son "sorprendentes" y ha citado entre ellas, las mantenidas con "el vicepresidente de Cecale, con el secretario general de Cecale, con el comité de comunicación de Cecale" e, incluso, figura como dieta una "entrevista" realizada con un periódico local de Castilla y León.

"Entendemos -se refleja en la querella- que las cantidades percibidas carecen de justificación, ya que únicamente el cobro de la cantidad de 180 euros está prevista por la asistencia a la reuniones de órganos de gobierno de Cecale, no para cualquier reunión mantenida por el presidente".

Respecto a la utilización de la tarjeta Visa Oro de Cecale, en la querella se recoge que pese a que la sede de los empresarios de Castilla y León está en Valladolid, Jesús María Terciado utilizó en Ávila la Visa Oro por importe de 8.746 euros, en la ciudad donde él tiene fijada su residencia.

En Madrid, el uso de la tarjeta Visa Oro de Cecale le ha llevado a Jesús María Terciado a tener unos gastos de 7.193,60 euros "sin que tampoco exista motivo alguno que justifique que esos gastos deban abonados por Cecale", según se refleja en la querella.

Entre los gastos "llamativos" -como se denominan en la querella- aparecen los realizados en una gasolinera concreta de Ávila -2.781,33 euros-, que es de "propiedad" de Jesús María Terciado.

También se refleja que pagó 45 euros con la tarjeta de Cecale en un restaurante erótico de Madrid, cerca de la Plaza España, un hecho que es valorado en la querella como el uso de un lugar "no adecuado para desempeñar las funciones propias de su cargo como presidente de una organización empresarial regional".

También se recoge que Terciado llegó a pagar con esa tarjeta, el 24 de octubre de 2010, una casa rural en Segovia por 242,35 euros, y los gastos de una tintorería de Ávila.

A la vista de todos estos hechos, Juan Antonio Martín Mesonero ha destacado que se puede dar un delito de apropiación indebida, ya que, en su opinión, "la distracción de fondos supone, además un abuso de confianza implícito en el tipo penal que es el que favorece la entrega del dinero y la disposición sobre las cuentas de la empresa, utilizando la tarjeta de crédito que se le había facilitado para sufragar los gastos propios de sus funciones representativas".

publicidad
publicidad