16 de Diciembre, 04:16 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Seis pistas para triunfar buscando empleo

Septiembre, mes del empleo: ¿Cómo aprovechar al máximo las redes sociales?

JOSÉ JIMÉNEZ

Linkedin, Xing o Viadeo, pero también Facebook y Twitter. No te quedes fuera del empleo 2.0.

Como si se tratara del comienzo de un nuevo curso escolar, las empresas retoman con fuerza las contrataciones en septiembre, un mes tradicionalmente bueno en cuanto a abundancia de ofertas de empleo. Y aunque las nuevas tecnologías lo han cambiado todo, nadie se librará de la tradicional entrevista de trabajo. Pero antes hay que ser seleccionado. Por eso, no está de más saber cómo sacar partido a una potente y emergente herramienta, las redes sociales y profesionales.

Tal y como está la situación económica, hay que aprovechar todos los resquicios para intentar hincarle el diente al mercado laboral. Y la web 2.0 brinda una gran oportunidad, si bien hay que distinguir entre redes sociales -como Facebook o Twitter- y redes profesionales, entre las que destacan Linkedin, Viadeo o Xing, por ejemplo. Según apunta Nuria Fernández, consultora de Adecco Profesional, éstas últimas están totalmente orientadas a la búsqueda de empleo, aunque las primeras cada vez gozan de mayor protagonismo.

Claro que no se trata de figurar para salir en la foto. A juicio de Francisco Muñoz, director general de infoempleo.com, "la presencia de nuestros perfiles en estas nuevas plataformas es imprescindible, pero no se trata de estar por estar; la clave es ser activo para llamar la atención de los reclutadores, que se vea el interés, la iniciativa y los conocimientos". Nuria Fernández subraya la necesidad de mantener un perfil "muy vivo", con muchos contactos y que muestre una imagen "muy correcta".

Se trata de que "cada uno reflexione sobre la imagen que quiere proyectar", añade Santiago García, socio de la consultora Jakobsland Partners, teniendo en cuenta que las redes sociales actúan como un amplificador. Por eso, las palabras, imágenes, videos o música que se comparten transmiten una determinada imagen de la persona. Y aunque "nos digan mucho privacidad, no hay garantías de que esa información no pueda acabar saliendo a la luz en el futuro", apunta.

García también recomienda "mantener los perfiles con esmero" porque la presencia en la Red dice mucho sobre conocimientos, experiencia o incluso capacidad de comunicación. Por eso mismo, este experto aconseja tener mucho cuidado con lo que "dices o haces en redes personales tipo Facebook o Twitter", evitando a toda costa las faltas de ortografía, así como "posts" inapropiados o radicales que cierren más puertas de las que abren. En este sentido, Nuria Fernández considera, por ejemplo, que verter opiniones política es siempre un error.

No son la panacea, pero tampoco las subestimes

No obstante, las redes personales y profesionales no son la solución definitiva. Así, como bien recuerda la experta de Adecco Profesional Nuria Fernández, la redes profesionales son un valor añadido a la valía del candidato, pero delante de un puesto de trabajo nadie se librará del proceso de selección y al final, la empresa terminará por contratar a quien mejor encaje en el perfil. "De nada serviría sin una labor posterior de consultoría, entrevista personal y valoración de aptitudes y actitudes que asegurara que el candidato realmente reúne los requisitos apropiados para un determinado puesto", resumen en Adecco.

Entonces, ¿realmente se rastrean los perfiles del candidato a través de Google? En Adecco explican que esto no debería ser una práctica habitual. Pero un estudio de la misma consultora muestra que un 46% de los profesionales de los recursos humanos encuestados afirma haber recurrido alguna vez a estas plataformas de 'networking' para reclutar candidatos. Es decir prácticamente la mitad de quienes le van a seleccionar muy probablemente le buscarán en las redes sociales o profesionales.

No te olvides de lo tradicional

Pero lo que si esta claro es que, con redes o sin ellas, nadie se librará del proceso de selección y la entrevista personal. Por eso, los expertos consultados recuerdan algunos consejos para salir bien parado. Y aquí triunfan los remedios tradicionales.

Por ejemplo, ante las lagunas ocasionadas por el paso de un periodo de tiempo en el paro, Francisco Muñoz, director general de Infoempleo.com, cree que lo mejor es "contestar con honestidad", contar la verdad, explicar que estuvimos buscando empleo de forma activa pero no encontramos nada, por lo que aprovechamos para ampliar conocimientos. Nuria Fernández también es partidaria de esta solución y añade que, con la actual coyuntura económica, muchos seleccionadores se hacen cargo.

Tampoco han cambiado mucho los consejos a la hora de redactar un currículum. "No han cambiado mucho, "sigue siendo fundamental cuidar la presentación, la ortografía, incluir sólo información relevante" sostiene Muñoz. Pero ahora lo que puede hacer destacar un currículum por encima de otros es la información adicional, según apunta el mismo experto: Por ejemplo, una web personal o blog donde el candidato muestre su trabajo o los enlaces a los perfiles en redes sociales para que los reclutadores puedan obtener más información y hacerse una idea más precisa del valor del candidato.

Seis consejos para exprimir las redes profesionales

Santiago García, de Jakobsland Partners propone una serie de consejos para sacar el máximo partido a las redes profesionales. Muchas normas son de sentido común, pero otras no tanto. Se trata de mantener viva tu red pero sin caer en la estridencia.

1.- Amplía tu red. Recupera el contacto con antiguos compañeros de trabajo o estudios. Únete a grupos con intereses afines, pero no caigas en el error de construir una red excesivamente endogámica. Precisamente, como argumentó Granovetter, los individuos a quienes estamos unidos a través de "vínculos débiles" tienen con frecuencia más valor que aquellos otros con quien tenemos muchos contactos en común.

2.- Cuida a quién invitas. Ten en cuenta que un reclutador puede potencialmente ver quiénes son tus contactos y pedir referencias sobre ti a cualquiera de ellos.
 
3.- Asegura la coherencia. Revisa los perfiles que tienes en diferentes redes sociales en busca de disonancias. Un reclutador concienzudo los revisará todos y "meterá el dedo" en todas y cada una de las discrepancias que encuentre entre los distintos perfiles.

4.- Enlaza. Facilita a los reclutadores el acceso a tus diferentes perfiles. Por ejemplo, incluye la URL de tu cuenta de Twitter o de tu blog en tus perfiles de Linkedin, Facebook o Google +.

5.- Haz limpieza. Si no lo hiciste antes de irte de veraneo ahora también es un buen momento. Preocúpate por eliminar de tus perfiles aquellos elementos (comentarios, fotos, vídeos, etc.) que pienses que pueden distorsionar la imagen que te has propuesto proyectar en el mercado de empleo. Y a partir de ahora piénsatelo dos veces antes de subir nada a una de esas redes.

6.- Resulta relevante. Te tienen que encontrar, y para eso has de "sembrar" tus perfiles con las palabras clave que podría utilizar un potencial reclutador para hacer sus búsquedas. Piensa que en un mercado de empleo globalizado los reclutadores no tienen por qué realizar las búsquedas en tu lengua materna. Por tanto, plantéate la conveniencia de mantener también un perfil en inglés, una posibilidad que ya ofrecen algunas redes como Linkedin.

publicidad
publicidad