Vocento 15 años 11 de Diciembre, 05:11 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

REFORMA PENSIONES

El Gobierno retrasa jubilación a los 67 y aumenta años para cálculo pensiones

Noticias EFE

Madrid, 29 ene (EFE).- La propuesta del Gobierno para reformar el sistema de pensiones, con el retraso de la jubilación hasta los 67 años, incluye un aumento de las bases de cotización y el periodo que se toma como referencia para el cálculo de la cuantía de la prestación, que actualmente está fijado en los últimos 15 años.

Esta propuesta, aprobada hoy por el Consejo de Ministros y que será sometida a los agentes sociales y a los grupos parlamentarios, contempla la ampliación en dos años de la edad de jubilación, hasta los 67 a partir de 2025, y medidas de mayor control de las jubilaciones anticipadas y la mejora de las pensiones de viudedad.

Sobre este último aspecto el Ejecutivo propone analizar si las pensiones de viudedad de las personas nacidas en las últimas décadas deben recibir una renta vitalicia cuando las convivencias han sido breves y no existen descendientes.

La propuesta remitida a los agentes sociales y a la Comisión no permanente del Pacto de Toledo en el Congreso también contempla "incrementar paulatinamente" la edad mínima de 52 años para la jubilación anticipada.

Los principales sindicatos, UGT y CCOO, manifestaron el rechazo a esta propuesta, en contraposición con la valoración por parte de la CEOE.

No obstante, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, aseguraron que el documento está abierto al "consenso".

De la Vega garantizó que la reforma "no afectará a los actuales pensionistas", que se aplicará de forma gradual y que fija "el final del camino" en los 67 años, siguiendo el emprendido por otros países europeos como Holanda y Alemania.

"Pese a la buena salud financiera del sistema de Seguridad Social, hay que garantizar la sostenibilidad de las pensiones en 2030", aseveró, tras indicar que esta propuesta responde a una "responsabilidad de país".

Elena Salgado precisó que la prolongación de la vida laboral comenzará en 2013 con el fin de que en 2025 todos los trabajadores se retiren legalmente a esta edad.

Además, destacó que el Ejecutivo plantea cambiar los factores que se utilizan para calcular la cuantía de la pensión -las bases de cotización y el período de cómputo, que actualmente está formado por los últimos 15 años de cotización-.

Al respecto, argumentó que el sistema actual perjudica a las personas que dejan de estar empleadas al final de su vida laboral.

También justificó la elevación de la edad de jubilación en clave demográfica, ya que en los últimos 35 años se ha triplicado el tiempo medio de cobro de la pensión, pasando de 5 años en 1975 a los 15 años actuales.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, abogó por que las prejubilaciones en las empresas con beneficios no tengan coste para la Seguridad Social.

En su opinión, sería "ilógico" pedir a una persona que trabaja en una pequeña empresa que espere unos meses para jubilarse a los 65 años, cuando "a su vecino, que trabaja en una empresa con beneficios, le mandan a casa con 55 años".

La reforma de pensiones incluye además mejorar la protección de la viudedad y de la orfandad en las situaciones más vulnerables.

También incentiva la mejora de la vida laboral y la protección de las mujeres, a través de un sistema de cotización "más amplio", al tiempo que prevé integrar en el régimen general de la Seguridad Social los relativos al sector agrario, empleados del hogar y trabajadores del mar.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, consideró "injusto" e "innecesario" el retraso de la edad de jubilación y dijo que espera que no pase "ni el primer trámite parlamentario".

El dirigente de UGT, Cándido Méndez, añadió que "ninguno de los treinta comparecientes del Pacto de Toledo, salvo alguna excepción", ha hecho este planteamiento y añadió que la propuesta del Gobierno "supone un recorte de las pensiones, de su cuantía, y un endurecimiento de las condiciones de acceso, cuando la tendencia era cortar las carreras laborales".

En sentido contrario, la patronal CEOE valoró la medida y dijo que analizará "con la máxima atención" la reforma propuesta en el proceso del diálogo social.

Algunos grupos parlamentarios representados en el Pacto de Toledo, como el PP o ERC-IU-ICV, mostraron su rechazo, mientras que CiU defendió flexibilizar las pensiones, pero sin retrasar la jubilación.

publicidad
publicidad
publicidad