19 de Noviembre, 23:08 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

CHINA-CONTAMINACIÓN

Tres muertos y 17 hospitalizados por residuo plástico tóxico

Noticias EFE

Pekín, 15 sep (EFE).- Tres personas murieron y otras 17 fueron hospitalizadas en el este de China tras resultar intoxicadas por un residuo plástico no identificado proveniente de una planta química, según informó hoy la agencia oficial de noticias Xinhua.

Las autoridades locales indicaron que tres de los afectados son bebés y fueron ingresados ayer por la noche en el hospital Número 1 de Hangzhou, capital de la provincia oriental de Zhejiang.

Del total de damnificados, siete son menores de edad.

La intoxicación se produjo en la ciudad de Dongyang, donde los trabajadores de un depósito de basuras enfermaron el pasado domingo cuando estaban cargando una partida de residuos plásticos, según una fuente no identificada del gobierno local.

Los obreros tienen edades de entre 39 y 52 años.

Uno de los afectados, llamado Lin Xianghong, señaló que un compañero compró el residuo en una planta química de Dongyang y él lo adquirió con el objetivo de procesarlo y convertirlo en gránulos de plástico para revenderlos.

Los obreros del depósito de basuras empezaron a sentir síntomas como sudor, fiebre y trastornos en la piel por lo que acudieron al hospital.

Las autoridades locales han abierto una investigación para esclarecer las causas de este envenenamiento por residuos tóxicos.

Este nuevo accidente se produce después de que en las últimas semanas miles de niños en toda China hayan registrado altos niveles de plomo en la sangre debido a la contaminación procedente de fundiciones locales.

Las autoridades han censurado cualquier información sobre el caso e intimidado a los padres de los niños afectados, una medida similar a la aplicada desde hace un año a los padres de los menores envenenados con leche adulterada con melamina.

El pasado el 11 de septiembre se cumplió un año del escándalo de la melamina, protagonizado por la firma láctea Sanlu, en el que murieron seis bebés y otros 300.000 resultaron intoxicados, por lo que los familiares decidieron celebrar una reunión el fin de semana.

El Buró de Seguridad Pública detuvo al día siguiente a varios de los padres que asistieron al encuentro, según el portavoz de estos familiares, Zhao Lianhai, fundador del grupo que representa a los padres descontentos con las compensaciones para el tratamiento médico de sus hijos.

En China, uno de los países más contaminados del mundo, el gobierno ha dado durante décadas prioridad al desarrollo en detrimento del medio ambiente y la salud ciudadana, por lo que son frecuentes los casos de intoxicación masiva, accidentes laborales e incluso "pueblos del cáncer".

publicidad
publicidad