26 de Septiembre, 05:30 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

según gestha

El fraude fiscal cuesta 2.000 euros al año al "buen" contribuyente

finanzas.com

La lista de morosos publicada esta mañana por la Agencia Tributaria (AEAT) es, en realidad, una lista de "desahuciados" de los que buena parte nunca pagarán sus deudas, según los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), quienes resaltan que el 44% de los 15.300 millones de euros que se deben al Estado procede de deudores que se encuentran en proceso concursal, por lo que será muy difícil cobrar unos 6.800 millones.
Asimismo, los técnicos calificaron de "insignificante" la caída del 0,6% del importe de las deudas en esta cuarta edición de la lista negra, que pone de manifiesto que más del 99% de la misma continúa pendiente de pago, por mucho que el número de morosos se haya reducido un 5% durante el último año, hasta los 4.318.

En este sentido, a pesar de que más del 30% de los morosos que reflejaba el primer listado de 2015 ya no aparecen en la lista, Gestha advierte de que no todos estos deudores han hecho frente a sus pagos, ya que a muchos de ellos se les ha dado por fallidos, al no poder asumir sus deudas.

Por otra parte, los técnicos cuestionan que en la lista de morosos no haya rastro de las derivaciones, es decir, de los administradores responsables de las deudas contraídas por las empresas. Y en este marco piden que se acometa una modificación legal para que sea posible sacar a la luz -a través de un cambio en el artículo 95 bis- los datos confidenciales de esas personas.

Este cambio normativo, según Gestha, serviría para que aquellos responsables con cierta notoriedad pública y capacidad de pago redujeran sus deudas pendientes de cobro por debajo del millón de euros, lo que les dejaría fuera de esta lista e incrementaría los ingresos cobrados por Hacienda, que a fin de cuentas es de lo que se trata. En este punto, los técnicos calculan que de toda la deuda que no se paga dentro del plazo voluntario, en torno al 65% procede de los grandes morosos que deben más de un millón de euros.

Y es que, tal y como hicieron tras la publicación de las anteriores ediciones, Gestha declara que el mero hecho de hacer pública la lista de morosos no consigue por sí solo aumentar los ingresos en concepto de deuda pendiente de cobro.

Defraudadores "pillados"

En lista de morosos publicada hoy destacan insolvencias de grandes inmobiliarias y constructoras, así como de artistas y de deportistas de renombre. No obstante, Gestha echa de menos los nombres de los grandes defraudadores a los que la Agencia Tributaria ha descubierto importantes deudas y ha sancionado, pese a haber pagado o aplazado multas millonarias en el plazo reglamentario.

Del mismo modo, los técnicos también reclaman, previa la correspondiente habilitación normativa, la publicación de un listado de personas acogidas a la amnistía fiscal y que, posteriormente hayan seguido defraudando, y de los titulares de cuentas opacas de la Lista Falciani, dado el interés que suscitan entre los ciudadanos que cumplen puntualmente con sus obligaciones, según se ha demostrado cada vez que los medios de comunicación publican alguna filtración al respecto.

2.000 euros al año: la factura de los morosos para los contribuyentes

Pues bien, teniendo en cuenta que el fraude y la evasión fiscal son las principales losas de la recaudación en España, Gestha recuerda que la 'factura' de estas prácticas para cada contribuyente asciende hasta los 2.000 euros al año, que los ciudadanos se ven obligados a pagar en forma de impuestos a Hacienda para tapar el agujero que cometen los defraudadores.

En cualquier caso, los técnicos piensan que atajar el fraude sólo es posible con la puesta en marcha de un plan realista, eficaz y claro que permita reducir la elevada bolsa de economía sumergida que soporta España, superior a los 250.000 millones de euros. Y es que con una mayor coordinación entre las administraciones tributarias territoriales y la estatal, la creación de una base de datos única accesible para todas las administraciones, un aumento de las funciones y responsabilidades de los técnicos para investigar a las grandes empresas y un aumento de efectivos en la AEAT, entre otras medidas, se podrían recaudar a medio plazo unos 40.000 millones de euros más al año.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, "publicar la lista de morosos abre una pequeña puerta a la transparencia sobre el funcionamiento de la AEAT para saber dónde están las ineficiencias en el control tributario".

publicidad
publicidad