14 de Octubre, 08:09 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

Impuestos

El Gobierno abre la puerta a una presi髇 fiscal mayor sobre la vivienda

J.A.Bravo

En el rompecabezas presupuestario que el Gobierno se viene planteando para cumplir con la senda de ajuste fiscal comprometida con Bruselas -que le ha de llevar al equilibrio presupuestario en 2021, con su primer super醰it p鷅lico (0,1%) en 11 a駉s-, a la vez que va afrontando otros gastos imprevistos -por ejemplo, volver a subir las pensiones con el IPC, al menos este a駉 y tambi閚 el pr髕imo-, la importancia de elevar la recaudaci髇 impositiva se antoja sustancial a la vista de que el gasto p鷅lico vuelve a subir. Y eso pese a algunas medidas de control como, por ejemplo, la pr髍roga para 2018 del techo de gasto farmac閡tico y sanitario para las comunidades acogidas al Fondo de Liquidez Auton髆ico (FLA).

El aumento de los ingresos por impuestos -un 8,5% en el caso del Estado en el primer trimestre, hasta 40.731 millones de euros- lo puede lograr la propia mejora de la actividad econ髆ica -el PIB cerr marzo creciendo a una tasa anualizada del 2,9%-, pero probablemente sea empujada tambi閚 con m醩 medidas tributarias. Y aqu puede dar igual la Administraci髇 que las lleve a cabo, el caso es que termine contribuyendo a aligerar el d閒icit total.

En esta l韓ea puede encuadrarse una de las medidas que el Ejecutivo ha comprometido ante la UE en el Programa Nacional de Reformas de Espa馻, referida a la implementaci髇 de una nueva f髍mula para valorar los inmuebles. Este cambio ya est en la 'letra peque馻' de su proyecto de Presupuestos del Estado para 2018, ahora en el Congreso.

En concreto, en su disposici髇 final n鷐ero 18 se se馻la que la Direcci髇 General del Catastro 玡stimar de forma objetiva, para cada bien inmueble y a partir de los datos obrantes en el propio registro, 玸u valor de referencia de mercado. Y este, contin鷄, ser 玡l resultante del an醠isis de los precios comunicados por los fedatarios p鷅licos -notarios y registradores de la propiedad, fundamentalmente- en las transacciones inmobiliarias efectuadas, contrastados con las restantes fuentes de informaci髇 de que disponga dicho organismo.

Para ello, 玡laborar un mapa de valores que contendr la delimitaci髇 de 醡bitos territoriales homog閚eos de valoraci髇 -no se especifica si coincidir con los municipales, provinciales e incluso auton髆icos-, a los que asignar m骴ulos de valor de los productos inmobiliarios representativos de cada uno (pisos, chal閟, oficinas, locales comerciales, naves, etc閠era). Tal documento se publicar, a馻de, con 玼na periodicidad m韓ima anual.

緾ambiar醤 los valores?

Distintos bufetes especializados en asesor韆 fiscal as como profesionales del sector inmobiliario han interpretado ya que tras esta medida hay una intenci髇 velada por ir sustituyendo el peso de la valoraci髇 catastral pura, hasta ahora b醩ica para calcular algunos impuestos como el de la propiedad sobre bienes inmuebles (IBI) o el de la plusval韆 sobre compraventas de esa clase, por esta nueva referencia ajustada a unos precios de mercado en plena recuperaci髇, lo que revertir韆 en mayor recaudaci髇. Por ejemplo, seg鷑 los datos del Colegio de Registradores, el precio de la vivienda ya ha encadenado un lustro de subidas -en 2017 lo hizo un 7,6%- tras la ca韉a progresiva que inici en 2006, justo un a駉 antes de estallar la 鷏tima gran crisis econ髆ica.

Desde el Ministerio de Hacienda, sin embargo, niegan esa posibilidad. Sostienen que son dos valores 玠istintos y que el catastral 玭o se altera, adem醩 de que seguir siendo 玡l 鷑ico que sirve de base para calcular el IBI, impuesto cuya potestad est en 鷏tima instancia en manos de los ayuntamientos. Seg鷑 el departamento que dirige Crist骲al Montoro, la nueva referencia 玭ace para fortalecer la seguridad jur韉ica y la transparencia, pero a la vez 玸er una herramienta 鷗il para controlar el fraude fiscal.

Admite as de forma impl韈ita que, aunque a priori no tenga un reflejo directo sobre el IBI o la llamada plusval韆 municipal -impuesto cuya reforma est en tramitaci髇, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que rechaz su cobro cuando no exista incremento de valor en el inmueble traspasado-, s puede generar incidencia para elevar en 鷏tima instancia la presi髇 impositiva.

De hecho, en el Plan de Reformas el Gobierno lo destaca ante Bruselas como parte de sus medidas 玴rioritarias de 玸ostenibilidad fiscal. All dice que en el segundo semestre de este a駉 enviar la modificaci髇 pertinente de la Ley del Catastro a las Cortes, a fin de 玜probar un nuevo reglamento de valoraci髇 en sustituci髇 del vigente.

En los Presupuestos, no obstante, se se馻la que en la descripci髇 catastral de los bienes inmuebles, adem醩 de sus caracter韘ticas, se incluir tanto el controvertido 玽alor de referencia del mercado como el 玞atastral. Tambi閚 se habla de un 玶間imen transitorio para que en cualquier caso haya una valoraci髇 alternativa a la actual -se dan directrices para ello-, mientras se completa el desarrollo reglamentario del referido 韓dice de precios.

Por eso, asesores fiscales y profesionales de la actividad inmobiliaria mantienen sus dudas. Y es que la presi髇 fiscal sobre el 'ladrillo' va m醩 all de los dos impuestos citados. Solo en 2016 (鷏timo a駉 con datos confirmados) los tributos que lo gravan han aportado 25.250 millones a las arcas municipales y auton髆icas -7.323 millones con el impuesto sobre transmisiones y actos jur韉icos-. El IBI, que representa una quinta parte de los recursos totales de los ayuntamientos, ascendi a 12.687 millones, mientras la plusval韆 local lleg a 2.577 millones.

publicidad
publicidad