18 de Julio, 16:19 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

impuestos

'Catastrazo' para 1.300 municipios con el nuevo año

Finanzas.com

Los contribuyentes de 1.296 municipios pagarán más por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en 2018, mientras que abonarán menos en otras 574 localidades. Esa es la consecuencia indirecta de la actualización del catastro que aprobó el viernes el Consejo de Ministros para un total de 1.830 ciudades y pueblos. En concreto, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este sábado las tablas de los coeficientes de actualización sobre los que se ajustará la valoración de los bienes.

Hay que tener en cuenta que el IBI, un gravamen que pagan los propietarios de viviendas, locales y terrenos, es un tributo de ámbito municipal. Por tanto, depende de los ayuntamientos incrementar o no su gravamen. Sin embargo, al modificarse la valoración del inmueble sobre la que se aplica el impuesto se derivan cambios en la base imponible. Es decir, si el valor catastral de un inmueble se eleva, automáticamente lo hace su tributación aunque el tipo impositivo siga igual.

La actualización del catastro es una reclamación de los propios ayuntamientos, ya que en algunos casos llevaba décadas sin revisarse. De hecho, el año pasado la medida ya afectó a casi 2.500 municipios, de los cuales 1.900 tuvo un impacto al alza. Y este cambio no es baladí, ya que el IBI supone una gran fuente de ingresos para los ayuntamientos.

En el caso de las localidades afectadas de cara a 2018, el alza dependerá de cuándo fue la última vez que se actualizó el inmueble. Así, entre los 1.296 municipios que verán incrementado el valor catastral, aquellos que lo hicieron antes de 2004 verán aumentado el coeficiente catastral entre el 1,08 para los anteriores a 1991 y del 1,03 para los que lo hicieron entre 2001 y 2003. Es decir, que un inmueble valorado en 1985 en 100.000 euros pasará ahora a constar en el catastro 108.000 euros. Esa será la base imponible sobre la que se aplicará el IBI.

En el caso de los 534 municipios que actualizaron por última vez el catastro entre 2005 y 2012, en plena burbuja inmobiliaria, verán ahora reducido el valor de los inmuebles.

publicidad
publicidad