Vocento 15 años 19 de Noviembre, 13:23 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

referéndum catalán

La Cataluña independiente nacería con 1.800 millones menos de recaudación

J.Tahiri/M.Veloso

El 37% de los ingresos por el Impuesto de Sociedades que se recauda en Cataluña se iría a otros puntos de España en caso de ruptura

La fuga de grandes empresas que jalona estos días Cataluña es sinónimo de menores ingresos futuros que tendría la Generalitat en caso de que hubiera una independencia. Si bien el goteo de compañías que han optado por salir de la comunidad se ha traducido en un traslado de sede social que no siempre coincide con la fiscal, en caso de independencia esta distinción no existiría. Caixabank y sus filiales, Sabadell, Gas Natural, Abertis, Colonial, Cellnex, Arquia Banca, Dogi, Naturhouse, Oryzon, Service Point, Eurona, MGS Seguros o Banco Mediolanum... si se produjera una ruptura, su sede fiscal volaría a otros puntos de España lo que provocaría una merma de ingresos para la futura Hacienda catalana de casi 1.900 millones de euros. En concreto, estas empresas pagaron en 2016 unos 1.837 millones de euros en impuesto de Sociedades, un 37% de los ingresos del tributo en la comunidad en dicho año.

El 21% de la recaudación de Sociedades en España 21.678 millones en 2017 procede de Cataluña. Las empresas que han anunciado su cambio de sede suponen un 8,5% de esos ingresos totales. Como el impuesto de Sociedades es de gestión estatal, el cambio de sede social que también haya implicado un cambio de domicilio fiscal no tiene ningún impacto fiscal para una Cataluña dentro de España, al margen de la merma de ingresos que suponen impuestos como Actos Jurídicos Documentados o tributos locales como Actividades Económicas.

Sin embargo, de independizarse la comunidad, la recaudación por Sociedades de una hipotética república catalana sufriría un importante bajón frente a las previsiones independentistas proyectadas por la Generalitat.

La ley General Tributaria deja claro que en el caso de las empresas, su sede fiscal será «su domicilio social, siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y dirección de sus negocios. En otro caso se atenderá al lugar en que se lleve a cabo dicha gestión o dirección». Por ahora, cada empresa es un caso.

El peso del sector financiero

El gran impacto proviene del sector bancario. Los comunicados del grupo La Caixa respecto al traslado del domicilio social de su banco (Caixabank), su aseguradora (Vidacaixa), su fundación bancaria y su gestora de activos (Caixabank Asset Management) no especificaban nada respecto al domicilio fiscal, y solo hacían referencia al social. Ahora bien, según ha podido saber ABC, el conglomerado ha sacado también su sede fiscal de Cataluña.

Seguir leyendo en ABC

publicidad
publicidad
publicidad