Vocento 15 años 19 de Octubre, 01:54 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

impuestos

La desviación de los ingresos tributarios aumentó un 77% en 2016

D.Valera

Hacienda recaudó 7.200 millones menos de lo presupuestado por el mayor impacto de la rebaja del IRPF y el menor avance salarial

La recaudación impositiva en 2016 fue claramente inferior a la prevista por el Gobierno en los Presupuestos de ese curso. En concreto, la desviación entre los ingresos recogidos en las cuentas públicas (193.520 millones ) y los realmente liquidados (186.249 millones) fue de 7.271 millones menos. Eso supone que el desfase entre ambas variables aumentó un 77% respecto a los 4.103 millones de diferencia en 2015, según el informe anual de recaudación de la Agencia Tributaria publicado este lunes. Es decir, el Gobierno erró de forma significativa en su estimación a pesar de que contó con varios elementos clave a favor como un crecimiento del PIB sostenido del 3,2%, la fortaleza del consumo de los hogares con avances del 2,5% o el buen ritmo de la creación de empleo. A pesar de estos vientos de cola, el ejecutivo pecó de optimismo en los ingresos. Una crítica que, por cierto, se repite de cara al presente curso, donde Hacienda espera recuperar el nivel de recaudación anterior a la crisis.

La desviación de los ingresos previstos es una constante, aunque la producida en 2016 es la segunda más elevada de los últimos siete años. Esto no significa que la recaudación no aumentase el pasado curso -de hecho subió un 2,3%-, sino que lo hizo a un ritmo más lento del calculado por el Ejecutivo. Un escenario que puede afectar, por ejemplo, al cumplimiento del déficit. Una de las causas de la desviación el año pasado está en los cambios fiscales que aprobó Hacienda y que restaron 2.264 millones a la recaudación, según el informe. Entre ellos destaca la rebaja del IRPF y Sociedades, que tuvo un impacto en los ingresos de 6.489 millones. Si se suman los 5.984 millones de 2015 al final el coste para las arcas públicas de esa reforma alcanzó los 12.473 millones. Una cifra superior a los 9.000 millones estimados por el departamento que dirige Cristóbal Montoro en el momento de presentarla en 2014.

Precisamente, el IRPF fue uno de los principales responsables de la desviación. Sus ingresos fueron un 4% inferiores a los presupuestados (3.016 millones menos). La causa principal de este desfase se produjo en el peor comportamiento de las retenciones de trabajo. Además de la rebaja ya descrita, según detalla la Agencia Tributaria en su documento, el problema también radicó en que en el escenario que sirvió de base para la elaboración del Presupuesto de 2016 «se preveía un aumento de la remuneración por asalariado del 1,4%, cuando no se registró ninguna subida».

Un mal precedente para la situación actual. De hecho, hay que recordar que es la evolución del IRPF la que genera más dudas en 2017. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ya ha advertido de que considera «muy improbable» la previsión de un crecimiento del 7,7% (hasta el primer semestre el avance ha sido sólo del 3,3%). En cualquier caso, esta incertidumbre no ha impedido que PP y Ciudadanos acordaran una nueva rebaja de este impuesto de 2.000 millones.

Rebaja en Sociedades

El otro tributo que se desvió de forma significativa en 2016 fue Sociedades con 3.190 millones menos de los presupuestados. Y eso que Hacienda se vio obligada a introducir a mitad de año un mínimo adelantado en el pago fraccionado ante el desplome de hasta el 50% sufrido en la primera parte el ejercicio. Esta subida del impuesto permitió recaudar 2.967 millones más en los pagos de octubre y diciembre. Sin embargo, esta mejora quedó casi diluida por la rebaja fiscal que supuso reducir el tipo nominal del 28% al 25%. Una medida que supuso 1.991 millones menos para las arcas públicas. En cualquier caso, el tipo efectivo en Sociedades fue el 6,2% de la base imponible consolidada.

Por su parte, el IVA fue el único de los grandes tributos que logró una recaudación superior a la presupuestada el año pasado. En concreto, 182 millones más. Por último, los Impuestos Especiales fueron ligeramente inferiores a los estimados con 187 millones menos. En este caso, la Agencia Tributaria destaca que la subida aprobada en diciembre al gravamen del alcohol y del tabaco tendrán sus efectos en 2017.

publicidad
publicidad
publicidad