Vocento 15 años 13 de Diciembre, 12:09 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

impuestos

La rebaja del IRPF ahorrará hasta 800 euros a los mileuristas el próximo año

José M.Camarero

A partir del 1 de enero, más de 3,3 millones de ciudadanos -básicamente mileuristas- verán reducida su factura tributaria, una vez que se materialice la rebaja del Impuesto de la Renta (IRPF) que este jueves anticipó el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno. Serán los contribuyentes con menores ingresos los que cuenten con más dinero en sus bolsillos gracias a los nuevos mínimos exentos para tributar ante Hacienda. Una medida que, en el mejor de los casos, supondrá un ahorro de 66,6 euros al mes. Además se habilita un deducción familiar por determinadas circunstancias.

Aunque es pronto para calcular su impacto definitivo, los expertos fiscales ya han definido algunas consecuencias tras elaborar sus propias cuentas. Entre los puntos acordados, destaca el nuevo mínimo exento en el IRPF, esto es, la cuantía de ingresos por debajo de la cual el perceptor no está obligado a tributar. Ese importe se encontraba en los 12.000 euros anuales. A partir de 2018, será de 14.000 euros. Hasta ahora eran casi ocho millones los contribuyentes que se veían beneficiados por esta norma, un colectivo que representaba el 40% de las declaraciones de IRPF, según la última Memoria de Hacienda.

En ese nuevo tramo de rentas se encuentran un millón de contribuyentes que podrán beneficiarse de la medida, según los cálculos de los Técnicos del ministerio de Hacienda (Gestha). El ahorro medio se estima en 800 euros anuales, que dejarían de abonar a la Agencia Tributaria al encontrarse liberados con la nueva legislación. En realidad, la tributación a partir de los 12.000 euros no es una exención como tal, sino el resultado de sumar, entre otros conceptos, reducciones como el mínimo personal exento (5.550 euros) o el ligado a los rendimientos del trabajo (desde 2.000 euros en adelante, dependiendo de cada circunstancia personal). «Parece que la normativa establecerá un incremento de esa reducción por rentas del trabajo para alcanzar en cómputo global los 14.000 euros», explica Luis del Amo, del REAF. En cualquier caso, será antes de final de año cuando se aclaren estos términos.

Además, los contribuyentes cuyas rentas se encuentren entre 14.000 y 17.500 euros anuales también podrán beneficiarse de un recorte proporcional de lo que ahora abonan en el IRPF. Aunque no está diseñada la reducción de la que gozarán, el responsable de Economía de Ciudadanos, Luis Garicano, aclaró que se tratará de una bajada tributaria de 700 euros. En este caso, el ahorro medio, según Gestha, será de 250 euros, que beneficiará a 1,6 millones de declarantes. Los datos públicos de Hacienda indican que en el tramo de entre los 12.000 y los 18.000 euros se encuentran 3,6 millones de ciudadanos, pero no especifican cuántos hay entre los 14.000 y los 17.500 euros.

Para evitar que la ilusión tributaria de muchos de estos contribuyentes se vengan abajo el próximo año, el presidente de Gestha, José María Mollinedo, recuerda que actualmente un millón de contribuyentes cuyos ingresos se encuentran por debajo del mínimo exento «soportan una carga del impuesto, que se encuentra en los 462 euros al año», dependiendo de las circunstancias personales que le afecten, y que se reflejan en su liquidación del IRPF.

Nuevo impuesto 'negativo'

La tercera de las medidas con las que arrancará el próximo ejercicio fiscal no establece un límite de rentas. Se trata de la «devolución» -como indicó este jueves Rivera- de 1.200 euros a ciudadanos con cónyuge discapacitado, mayores a su cargo o familias numerosas de hasta cuatro hijos. Se estima que beneficiará a 750.000 personas. Implicaría lo que se conoce como 'impuesto negativo'. Es decir, que el contribuyente podrá solicitar ese importe a Hacienda durante el ejercicio fiscal en vigor, como ya ocurre con las ayudas por madre trabajadora con hijos menores de tres años; o reservarse esa opción cuando presente la declaración.

El conjunto de estas medidas supondrá un coste de unos 2.000 millones para las arcas públicas. De esa cuantía, 830 millones se la llevará la deducción familiar;_750 millones la exención hasta 14.000 euros; y otros 420 millones la proporcional hasta 17.500 euros.

publicidad
publicidad
publicidad