Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

renta 2012

¿Obras en su vivienda? 2012, último año en el que se podrán deducir en el IRPF

Todavía está a tiempo si quiere aprovecharse de la deducción en el IRPF del 20% por rehabilitación de vivienda, tanto primera como segunda residencia o una vivienda en alquiler

Todavía está a tiempo si quiere aprovecharse de la deducción en el IRPF del 20% por rehabilitación de vivienda, tanto primera como segunda residencia o una vivienda en alquiler, ya que a partir del 1 de enero de 2013 el Gobierno elimina este beneficio fiscal.

Para ello, deberá acometer antes del 31 de diciembre cualquier reforma en su hogar que esté orientadas a estimula la eficiencia energética, la salud, el medio ambiente y la higiene, según recoge en la normativa de Hacienda. Además, esta deducción se hace también extensible a las obras de su comunidad de propietarios. Es decir, cambiar las tuberías comunes, colocar los sensores de movimientos que encienden la luz al entrar en el portal o al acercarse a un número determinado de metros del ascensor, el arreglo de las cubiertas o la instalación de las rampas para suprimir las escaleras de acceso serán deducibles.

Así, si su base imponible no llega a 71.007 euros, y más si no alcanza 53.007 euros, y piensa realizar obras de mejora le conviene realizar y pagar antes de que termine 2012 y así podrá aprovechar la deducción del 20% del importe satisfecho, con un límite anual de 6.750 euros de base.

Además, en caso de que su base de deducción exceda de dicha cifra, tendrá los 4 años siguientes para deducirse sobre la misma base en cada uno, con un máximo global por vivienda de 20.000 euros.

Por otro lado, las obras realizadas en la comunidad de propietarios que impliquen mejora energética, como cambio de las tuberías generales, o mejora de la accesibilidad, como la instalación de un ascensor o una rampa, y que son trasladadas al propietario mediante derramas también son deducibles.

En este sentido, será el administrador o el presidente de la comunidad de propietarios el encargado de comunicar al vecino el importe máximo de acuerdo con su coeficiente (en el que se tiene en cuenta el número de metros, si tiene garaje o trastero etc.). 

También es cierto, que en obras pequeñas y comunidades grandes la deducción puede pasar inadvertida. Es decir, si la obra es de 40.000 euros y se aplica entre 100 propietarios, finalmente el importe deducible es de 137,5 euros.

Sin embargo, y dentro de la lucha contra el fraude fiscal impuesta por Hacienda, sólo se podrán acoger a estas deducciones las obras cuyo pago se haya realizado por medio de tarjeta, transferencia, cheque nominativo o ingreso en cuenta al que realizó la obra.

Se persigue no tanto al beneficiado de la obra sino al albañil o fontanero que la realiza y que cobra en 'b' y por lo tanto tributa menos a las cuentas del estado. Además, también se limitaron los pagos en efectivo que sean superiores a 2.500 euros.

publicidad
publicidad
publicidad