Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Mariano de Prada

"Nadie está a salvo de que cometan un fraude en su empresa"

CRISTINA CASILLAS

Mariano de Prada, además de Director de Forest Partners, una empresa que se dedica al asesoramiento de empresas en situaciones delicadas, es especialista en la investigación de fraudes. De Prada destaca que en épocas de crisis se puede dar más la picaresca entre particulares, y salir a la luz los cometidos en situaciones de bonanza.

Pregunta. ¿Cree que los fraudes se han disparado como consecuencia de la crisis?

Respuesta. El fraude es intrínseco a la condición humana y, para que se produzca, el individuo debe tener, al menos, la oportunidad y la intención de cometerlo. En momentos de crisis puede que el número de pequeños fraudes aumenten (presión del empleado para conseguir resultados, situaciones familiares sobrevenidas que obligan al empleado a buscar fuentes de fondos adicionales,...) pero lo que es más plausible es que en momentos de caída de la actividad económica salen a la luz los fraudes cometidos en momentos de bonanza. El iceberg queda en ese momento al descubierto, pero el agua comenzó a helarse mucho tiempo atrás.

P. Cómo experto, en qué casos de multinacionales ha participado?

R. En múltiples casos, pero la nacionalidad de la corporación o del individuo no son indicadores de una mayor probabilidad de que se cometa fraude. En este sentido, la filosofía y cultura de la empresa, los valores del individuo y la fortaleza de los controles son más relevantes que el tamaño o la procedencia de la empresa.

P. De dichos casos, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención

R. Que nadie está a salvo de que cometan un fraude en su casa. Tras las diversas investigaciones realizadas, los especialistas de Forest Partners hemos podido percibir, que el exceso de confianza otorgado a determinadas personas clave puede ser en ocasiones perjudicial, sin embargo, la independencia y la delegación de funciones no está reñida con la existencia unos adecuados mecanismos que, o bien mitiguen la aparición del fraude, o bien faciliten indicadores que muestren que un fraude se está cometiendo.

P. ¿Cuáles son los que más han afectado a los particulares?

R. Los fraudes basados en estructuras piramidales tienen un gran impacto económico y social y suelen llevar aparejado un elevado número de damnificados. Todos estos fraudes salen a la luz al poco tiempo de ser descubiertos y tienen una gran repercusión pública. Sin embargo, hay un número considerable de fraudes que no tienen tanto impacto mediático aunque las consecuencias del mismo las sufren de manera más o menos directa todos los grupos con intereses, económicos o no, en la empresa.

P. ¿Qué medidas podría tomar la administración pública para evitarlos?

R. El fraude, en su acepción más amplia, es delito y se encuentra recogido dentro del código penal español. El que comete fraude sabe perfectamente el acto que está cometiendo y las consecuencias que le puede acarrear. Las administraciones públicas, al igual que las empresas, tienen la obligación de vigilar y de establecer los mecanismos necesarios para evitarlo y, en caso de que ya se haya producido, poner todos los medios a su alcance para resarcir el daño provocado y perseguir al artífice del delito.
Se debe estar atento a los nuevos delitos que puedan ir apareciendo, sobre todo los relacionados con el ámbito tecnológico. Una vez identificados y, en el supuesto de que haya lagunas legales, el legislador debería ser lo suficiente ágil para poder tipificarlos.

P. ¿Qué consejos daría a las empresas para evitarlos?

R. No existen remedios milagrosos ni consejos universales. Cada empresa, cada sector, cada sistema informático y cada momento llevan aparejados unos riesgos. La clave es que los responsables de las corporaciones sean conscientes de los riesgos que asumen en cada momento y de las herramientas de que disponen para controlarlos.

P. Tras un fraude, ¿qué deben hacer las empresas para recuperar la confianza que han perdido?

Tan pronto como haya indicios de fraude, lo más adecuado es contar con un adecuado asesoramiento, tanto legal como forense. Desde Forest Partners consideramos que la rapidez es clave para evitar la destrucción de pruebas. La estrategia a seguir dependerá de cada caso aunque, en términos generales, se puede decir que se debe mostrar firmeza y reaccionar de forma rápida, ágil y contundente velando siempre por los intereses de la empresa y por los de todos los grupos de interés.

P Para terminar, ¿que le gustaría resaltar?
El fraude ha existido, existe y existirá, lo único que evoluciona son los métodos empleados por quien comete fraude que, cada vez, son más sofisticados.

publicidad
publicidad
publicidad