21 de Enero, 13:17 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Economía mundial

La victoria de Johnson y el acuerdo comercial aleja las nubes de crisis

Finanzas.com

Las perspectivas de crecimiento global entrarán en 2020 sobre una base más firme después de que Washington y Pekín hayan llegado a un acuerdo comercial parcial y que se hayan calmado las perspectivas para el Brexit.

Los mayores obstáculos que limitaban la economía mundial han sido eliminados. Por un lado, la victoria con mayoría absoluta de Boris Johnson en las elecciones de Reino Unido apunta a que el Brexit se llevará a cabo tras un pacto con la Unión Europea el próximo 31 de enero. El otro acuerdo sobre el que los mercados y el mundo financiero tienen puesta la vista va en la buena dirección: esta semana Donald Trump ha anunciado que Estados Unidos y China han cerrado la primera fase del trato que supone el primer paso hacia el fin de la guerra comercial que comenzó hace 18 meses.

Las tensiones comerciales y el riesgo político que ha perjudicado la confianza empresarial han sido los protagonistas durante este 2019. Las perspectivas de crecimiento global entrarán en 2020 sobre una base más firme después de que Washington y Pekín hayan llegado a un acuerdo comercial parcial y que se hayan calmado las perspectivas para el Brexit. "El acuerdo comercial de China y el resultado de las elecciones en el Reino Unido han eliminado un importante riesgo de cola para los mercados y las empresas", ha asegurado Ben Emons, director gerente de estrategia macro global de Medley Global Advisors en declaraciones recogidas por Bloomberg. "La confianza empresarial debería ver un gran impulso que podría ver un reinicio de la inversión global, la reconstrucción del inventario y un resurgimiento del volumen del comercio mundial", ha añadido.

El acuerdo entre el presidente Donald Trump y el presidente Xi Jinping significa que algunos de los escenarios más sombríos que se contemplaban hace solo unos meses ahora parecen menos probables. Bloomberg Economics estimó en junio que el costo de la guerra comercial entre Estados Unidos y China podría alcanzar los 1,2 billones de dólares para 2021, con el impacto extendido en toda la cadena de suministro asiática. Esa estimación se basó en aranceles del 25% en todo el comercio entre Estados Unidos y China y una caída del 10% en los mercados bursátiles.

Aun así, el acuerdo de la fase uno deja algunos problemas complicados sin resolver y allana el camino para nuevos enfrentamientos mientras Trump se postula para la reelección el próximo noviembre. Aún quedan por tratar las quejas de Estados Unidos sobre la vasta red de subsidios que van desde electricidad barata hasta préstamos de bajo costo que China ha utilizado para construir su poder industrial.

Por otro lado, pese a que Trump ha anunciado que, como parte de esta primera fase, China se compromete a gastar 50.000 millones al año en productos agrícolas estadounidenses, el gigante asiático se ha negado a responder preguntas sobre su compromiso exacto para cumplir este acuerdo. Incluso una fuente anónima ha explicado en declaraciones a Bloomberg que estudia si puede alcanzar la cantidad impuesta por el presidente estadounidense sin tener que pagar precios superiores a los del mercado. "No comprará productos agrícolas de productores estadounidenses para cumplir con el objetivo si puede comprarlos por menos de competidores como Brasil", ha asegurado.

Tom Orlik, economista jefe, Bloomberg Economics, ha afirmado que "un acuerdo comercial que lleva los aranceles a los niveles de mayo de 2019 y reduce la incertidumbre podría impulsar el PIB mundial para 2020 en un 0.6%". "Un colapso en las conversaciones y aranceles más altos, aún una posibilidad dada la forma en que se han roto los acuerdos anteriores, arrastraría la producción global a un 0.1%", ha insistido.

Opinión de los expertos

En cuanto al Brexit, Bloomberg Economics señala que el resultado pone en juego un repunte del crecimiento que, junto con una política fiscal más flexible, significa que la actividad debería acelerar a lo largo de 2019. Al mismo tiempo, Johnson ahora debe negociar un nuevo acuerdo comercial con la UE para fines del próximo año, lo que significa que podría surgir una nueva incertidumbre. "El Brexit podría seguir pesando sobre la actividad económica, ya que la difícil tarea de forjar las nuevas relaciones comerciales del Reino Unido apenas está comenzando", dijo Simon Wells, economista jefe para Europa de HSBC Holdings Plc.

El Fondo Monetario Internacional había señalado riesgos al alza en su perspectiva reciente si se resolvían las principales tensiones comerciales. En este sentido, los responsables políticos también han sonado más optimistas esta semana.

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, indicó que la desaceleración económica de la zona euro estaba mostrando signos de tocar fondo y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, insistió en que el pronóstico para Estados Unidos sigue siendo favorable. El gobierno chino dijo que mejoraría la efectividad de la política fiscal en 2020, mientras que Japón está planeando un nuevo estímulo fiscal.

Finalmente, los economistas de Morgan Stanley esperan que la economía global recupere un cierto impulso en 2020 con una mejora del crecimiento de un mínimo de 2.9% en el cuarto trimestre de este año a 3.4% para fines de 2020 con ese repunte impulsado más por el resto del mundo que el resto del mundo.

publicidad
publicidad