23 de Noviembre, 03:19 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

La economía global se tambalea

¿Cómo de cerca está la economía mundial de la primera recesión desde 2009?

N.T.

Bloomberg ha elaborado una lista con las razones por las que hay o no que preocuparse ante las alarmas de desaceleración.

La economía global se tambalea y si se derrumba es la gran pregunta que se repite en los mercados financieros. La nueva directora del FMI, Kristalina Georgieva ya dio la voz de alarma en su primer discurso. "En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi el 90% del mundo. La economía global se encuentra ahora en una desaceleración sincronizada", aseguró en la sede de la institución en Washington. Bajo este panorama, la revista Inversión analiza en su número de esta semana cómo deben comportarse los inversores para anticiparse y preparar su cartera.

El viernes pareció alejarse la tormenta de pesimismo y los inversores respiraron tranquilos. Fue un día en el que, por una parte, Estados Unidos y China llegaron a un acuerdo comercial parcial para poner fin a la guerra comercial y en el que, además, hubo indicios de que Reino Unido podría llegar a un acuerdo de divorcio con la Unión Europea. 

Pero el debate sobre qué tan cerca está el mundo de su primera recesión desde 2009 puede comenzar a girar de nuevo en cualquier momento. 

Esta semana se celebra la reunión anual del Fondo Monetario Internacional en Washington. El rastreador global del PIB de Bloomberg Economics muestra que el ritmo de expansión se ha desacelerado al 2.2% en el tercer trimestre, por debajo del 4.7% a principios de 2018. Georgieva, ve un "grave riesgo" de que la desaceleración se extienda, y el martes es probable que reduzca su pronóstico de crecimiento global para 2019 del 3,2%, que ya es el más débil desde 2009.

Tom Orlik, economista jefe de Bloomberg Economics, asegura que "muchas cosas deben ir bien" para que el mundo esquive una desaceleración importante. La agencia ha elaborado una lista con argumentos tanto a favor como en contra para explicar hasta qué punto hay que preocuparse por una posible recesión global en 2020.

RAZONES PARA PREOCUPARSE

Guerra comercial

El choque comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump con el líder chino Xi Jinping ya ha mermado el crecimiento global. El avance del viernes supone una buena noticia, pero las disputas más espinosas siguen pendientes y algunos deberes siguen vigentes. Los objetivos de Estados Unidos en la guerra comercial se centran en las acusaciones de robo de propiedad intelectual, transferencia forzada de tecnología y quejas sobre subsidios industriales chinos. Además, Trump también podría imponer gravámenes a los fabricantes de automóviles europeos.

Fabricantes, las principales víctimas

Los fabricantes han sido las mayores víctimas de la guerra comercial. La actividad mundial se ha contraído durante cinco meses consecutivos. Particularmente, preocupa el sector automovilístico, que provoca dolor de cabeza a las economías alemanas y japonesas, y que en España ha sufrido su peor verano desde la crisis de 2008

La inversión no residencial de Estados Unidos se redujo en el segundo trimestre por primera vez en tres años. La pregunta es si el dolor en las fábricas infecta los servicios y agrega otro elemento a la depresión.

Geopolítica

Por un lado, todo apunta a que la salida de Reino Unido de la Unión Europea será con un acuerdo, éste todavía no está sellado. Además, a las disputas geopolíticas hay que añadir que Estados Unidos está en desacuerdo con Irán después del ataque con aviones no tripulados en campos petroleros de Arabia Saudí, a lo que se suma el hecho de que un petrolero iraní se incendió el viernes después de que se produjera una explosión cerca del puerto de Jeddah. Las consecuencias de ello es que el precio del petróleo podría dar un gran salto.

Las protestas en Irak, cada vez más violentas, la ofensiva que lanzó Turquía en Siria y las marchas en Hong Kong son otros motivos que indican que la economía va camino de una recesión.

Y en América Latina, Argentina enfrenta otra crisis fiscal y parece probable que se derroque a un gobierno favorable al mercado. Ecuador, Perú y Venezuela también tienen problemas políticos.

Finalmente, también hay que tener en cuenta la investigación de juicio político contra Trump, así como la campaña electoral de 2020, que podría impulsarlo a aumentar su agenda antiglobalización.

Beneficios pellizcados

El crecimiento global de las ganancias se estancó en el segundo trimestre, lo que deprimió la confianza empresarial y provocó recortes en el gasto de capital en todo el mundo. Detrás de la reducción de las ganancias hay un crecimiento mediocre de la productividad y una falta general de poder de fijación de precios. El peligro es que las corporaciones con ganancias reducidas tomarán el control de sus fuerzas laborales, lo que afectará la confianza de los consumidores y el gasto.

Bancos centrales exprimidos

La política monetaria puede ser más fácil que a principios de año, pero los bancos centrales carecen de municiones y en algunos casos pueden haber sido demasiado lentos para actuar. La Reserva Federal ha reducido su tasa de referencia en aproximadamente 500 puntos básicos en las tres recesiones desde principios de la década de 1990, pero comenzó este año con solo la mitad de esa cantidad disponible. El Banco Central Europeo y el Banco de Japón ya están aplicando tasas negativas con dudas sobre cuánto más pueden llegar.

Gobiernos reacios

El FMI se encuentra entre los que exhortan a los gobiernos a aflojar los presupuestos, pero las señales indican que la política fiscal será reactiva y no proactiva. Aunque Morgan Stanley estima que el déficit fiscal primario ha aumentado al 3.5% del PIB en las principales economías desde el 2.4% el año pasado, ve que aumentará solo al 3.6% el próximo año. Algunos gobiernos están gastando más, pero China y Alemania, que tienen espacio para el estímulo fiscal, están frenando y Japón acaba de aumentar su impuesto a las ventas.

RAZONES PARA NO PREOCUPARSE

Estados Unidos

Un modelo creado por Bloomberg Economics pone el riesgo de una recesión en Estados Unidos el próximo año en solo un 25%, y si la economía más grande del mundo puede mantenerse en pie, eso debería ayudar a compensar los problemas en otros lugares. También existe la esperanza de que la llamada velocidad de pérdida a la que una recesión está casi garantizada es más baja de lo que fue para Estados Unidos. Esto significa que puede avanzar a un ritmo de alrededor del 1,5%. 

Actuación de los bancos centrales

La Fed ha reducido las tasas de interés dos veces este año y puede volver a hacerlo este mes, mientras que el BCE ha empujado su tasa de depósito por debajo de cero y ha relanzado su programa de compra de bonos. El Banco de Japón también está considerando hacer más. No están solos, con contrapartes en India, Australia, Corea del Sur, Sudáfrica y Brasil entre los que también están recortando sus puntos de referencia. La política monetaria lleva tiempo para funcionar, pero debería brindar algún apoyo.

China

Es posible que China no corra al rescate como lo hizo en las recesiones anteriores debido a la preocupación de que inflaría los niveles de deuda, pero aún puede cambiar si es necesario. Ya ha reducido la cantidad de efectivo que los bancos deben mantener en reserva al mínimo desde 2007. Se espera que el gasto en infraestructura de los gobiernos locales aumente y la inversión estatal también podría sorprender al alza.

Menos excesos

Las crisis anteriores fueron impulsadas por una corrección de los excesos, como el aumento de la inflación en la década de 1980, el estallido de la burbuja tecnológica Estados Unidos a principios de este siglo o el colapso de la vivienda una década más tarde. Esta vez, la inflación es generalmente débil y, si bien los precios de las acciones están elevados, posiblemente no se encuentren en territorio de burbujas. Aunque los precios de las viviendas en Canadá y Nueva Zelanda son espumosos, los hogares en muchas economías han reducido el apalancamiento.

publicidad
publicidad