21 de Septiembre, 13:35 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

En Biarritz

Arranca la cumbre del G7 en un escenario con escasa cooperación internacional

Los principales líderes mundiales se reúnen para tratar asuntos que van desde la guerra comercial, el Brexit o la recesión alemana hasta la desigualdad o el cambio climático.

Los principales mandatarios del planeta se den cita desde este sábado y hasta el próximo 26 de agosto, en la ciudad francesa de Biarritz, en el marco del G7. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, será el anfitrión que reciba a los líderes de Alemania, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Japón para poner sobre la mesa asuntos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China -este viernes el país asiático ha anunciado nuevos aranceles por valor de 75.000 millones de dólares - o el Brexit en Reino Unido, liderado por un Boris Johnson que busca reforzar su posición en las negociaciones con la Unión Europea y espera que la Comisión Europea cambie de opinión. 

Si el objetivo de estas reuniones consiste en desarrollar una política económica coordinada y cooperativa para potenciar el comercio internacional, en esta ocasión el panorama que se presenta no corresponde con esta idea. "El entorno macroeconómico es más frágil por primera vez desde septiembre de 2009", apunta Philippe Waecther, economista jefe de Ostrum AM. "Alemania está entrando en recesión, no se ha llegado a un acuerdo sobre el Brexit, el panorama político en Italia es un caos -actualmente no tiene gobierno- y Estados Unidos mantiene una "política de restricciones comerciales egoísta", indica.

En cuanto al país germano, aunque fuentes cercanas al Gobierno han asegurado esta semana en declaraciones a Bloomberg que el Ejecutivo se prepara para desvelar un programa de gasto público que acabará con su austeridad política de déficit cero, Waecther se mantiene escéptico ante esta decisión. "No parece dispuesto aumentar el gasto para reducir la prima de riesgo y evitar  así el efecto contagio en el resto de Europa" explica. "A ningún país le interesa un escenario de cooperación porque sus puntos de vista son contrarios", insiste el analista.

Los líderes mundiales también analizarán los marcadores económicos que, según los expertos, dan señales de que se puede avecinar una dura crisis mundial. Aun así, quienes se encargan de las perspectivas económicas a corto plazo son los bancos centrales y sus directivos se reúnen hoy también pero, en vez de en Francia, en Jackson Hole, Estados Unidos.

"Todos -Fed, ECB, Emerging's- adoptarán una postura flexible a fin de limitar los riesgos del crecimiento -señala el economista jefe de Ostrum AM - puede que muestren perspectivas coordinadas y comportamientos cooperativos, pero su capacidad de aumentar el crecimiento parece limitada". Para Waecther, si las políticas monetarias flexibles no cuentan con un impulso coordinado en las políticas económicas de los gobiernos, no podrán mejorar las previsiones de crecimiento ni las expectativas de inflación. "Será una pérdida de tiempo. No aportarán ninguna solución", manifiesta.

"Cómo combatir la desigualdad" 

Pero el que se supone que es el tema principal de esta cumbre es "cómo combatir la desigualdad". La concentración de la riqueza estadounidense en un minúsculo porcentaje o el movimiento de los chalecos amarillos en Francia son algunos de los ejemplos que llevan a los líderes a preguntarse cómo deben gestionar este asunto que, además, provoca alteraciones "tanto en el ámbito económico como el político", afirma Waecther. 

Uno de los objetivos de Macron es alcanzar una asociación igualitaria con África. Por ello, el G7 aportara medidas para garantizar el desarrollo económico sostenible en este continente a través de la creación de empleo para jóvenes e incorporando a la mujer en el ámbito empresarial. 

La lucha contra la lacra de la violencia machista y la discriminación también será uno de los puntos importantes. A través de una serie de representantes de la sociedad civil, se promoverá el acceso de las niñas a la educación y el empoderamiento de las mujeres. Aun así, habrá que ver si las decisiones que estos días se toman en Biarritz serán vinculantes.

Cambio climático y los incendios en el Amazonas 

El fuego desatado el Amazonas ponen el cambio climático encima de la mesa de esta cumbre. La tensión entre los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y Brasil, Jair Bolsonaro, con el telón de fondo de los incendios, se trasladó este viernes al terreno económico, con la amenaza de París de vetar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Mercosur. Macron anunció que su país no lo firmaría en las condiciones actuales, al considerar que Bolsonaro mintió cuando hace unos meses asumió compromisos sobre la protección de la biodiversidad que no está respetando.

Y este es el principal problema. Ni Bolsonaro ni Trump tienen en su agenda temas medioambientales, no lo consideran una prioridad e, incluso, hasta niegan el cambio climático.

publicidad
publicidad