Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

BCE: Draghi dejará todo preparado para la reunión de septiembre

El Banco Central Europeo (BCE) celebrará este jueves la última reunión antes de las vacaciones de verano, con la mirada puesta en la Reserva Federal y con el desafío de dar algunas pistas al mercado antes de la reunión decisiva del próximo 12 de septiembre. El banco central americano podría marcar el camino al BCE el próximo 31 de julio, cuando recorte el precio oficial del dinero entre un 25 y 50 puntos básicos.

Los expertos de Monex Europe prevén un discurso dovish de Mario Draghi, que insistiría que una mayor flexibilidad monetaria para revertir la presión bajista de la inflación. Las tensiones políticas en la zona añaden una nota de inestabilidad a la moneda esta semana, con el proceso de envestidura del nuevo gobierno español y un posible colapso de la coalición italiana en el centro de atención.

Por su parte, cree, en contra de la opinión más generalizada del mercado, que el BCE apostará por esperar hasta la reunión de septiembre para proceder a un recorte de tipos, "cuando haya más datos disponibles sobre la evolución económica en la zona euro". De confirmarse este extremo, Ebury prevé "un repunte bastante fuerte de la moneda común". "Los mercados están preparados para comunicaciones muy moderadas e incluso recortes de tipos. Creemos que hay lugar para la decepción en este punto y esperamos que el BCE espere a la reunión de septiembre cuando haya más datos disponibles. Si es así, se espera un repunte bastante fuerte en la moneda común", señala Ebury en su análisis semanal del mercado de divisas.

La entidad financiera considera que ausencia de noticias destacables en los frentes macroeconómico y político en la zona euro, cambiará esta semana. El miércoles se conocerán los índices de actividad empresarial PMI de julio, el indicador más importante del estado de la economía de la zona euro. A este respecto, Ebury ve margen para una sorpresa alcista en la lectura de la deprimida cifra de manufactura.

Desde PIMCO también coinciden en que la reunión clave será la de septiembre, pero especifican el paquete de medidas esperado: 

El fortalecimiento de la orientación hacia adelante sobre las tasas al reinsertar "o más bajo" en la oración las tasas de la política "se mantendrán en los niveles actuales [o más bajos] al menos hasta la primera mitad de 2020, y en todo caso durante el tiempo que sea necesario para garantizar la continuidad sostenida En la reunión de julio, convergencia de la inflación a niveles inferiores, pero cercanos al 2% en el mediano plazo ".

Reducir la tasa de facilidad de depósito de 10 puntos básicos b a -0,50%, probablemente en la reunión de septiembre cuando actualice los pronósticos macro y nuevamente de 10 puntos básicos a -0,60% en diciembre de 2019 o marzo de 2020

Reiniciar el programa de compra de activos a través de valores del sector público y privado en septiembre con compras netas de 30 mil millones por mes durante 6-9 meses.

Incrementar los límites de emisión y emisión de bonos del gobierno de 33% a 50%.

Introducción de un sistema de escalonamiento de la tasa aplicada a los bancos reservas en exceso mantenidas en cuenta corriente con el BCE, posiblemente en septiembre o más tarde

Posiblemente, eliminando el diferencial de 10 pb en las subastas de TLTRO-III y si tiene que disminuir en 2020, cambiando las condiciones de préstamo de las operaciones de refinanciamiento a una tasa fija durante el plazo de vencimiento del repositorio, que actualmente es de 2 años.

publicidad
publicidad