17 de Febrero, 11:10 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Antonio Fernández-Montells, director financiero de Greenalia

«Greenalia es ya una empresa más del Mercado Continuo que del MAB»

El éxito alcanzado por Greenalia en el MAB es incuestionable. Un año después de empezar a cotizar en este mercado sus acciones casi han cuadruplicado su valor y es la compañía con mayor capitalización. Ahora sus directivos han decidido dar el gran salto y cotizar en el Mercado Continuo. La fecha, en dos años como máximo. 

La remontada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) de Greenalia, empresa productora de energía con tecnologías renovables, ha sido apabullante. Desde que salió a cotizar el 1 de diciembre de 2017, a 2,03 euros por acción, sus títulos casi se han cuadruplicado hasta pagarse (a cierre de esta edición) a 7,60 euros, lo que la ha convertido en la cotizada del MAB con mayor capitalización, 161 millones de euros. Este crecimiento en poco más de un año ha impulsado a sus directivos a cotizar en el Mercado Continuo, ya que «por capitalización y proyectos somos una empresa más del Continuo que del MAB», afirma Antonio Fernández-Montells, y para hacerlo baraja un horizonte temporal que oscila entre uno y dos años.

¿Por qué han decidido dar el salto del MAB al Mercado Continuo? ¿El primero se les queda corto? 

El MAB es una herramienta fantástica para una empresa en expansión como nosotros, pero llevamos unos tres meses siendo la compañía más grande por capitalización y por proyectos de este mercado. Además, hemos presentado un plan de negocio en el que vamos a invertir mil millones de euros en los próximos 5 años, por todo ello ya somos una empresa más del Mercado Continuo que del MAB. Cotizar en el Continuo te permite tener otro 'pool' de inversores, ya que hay fondos que por mandato no entran en el MAB. Es un paso lógico de la compañía por proyectos, por volumen y por track record (historia de resultados).

¿Cuándo tienen previsto comenzar a cotizar en el Mercado Continuo? 

En la junta general y en el consejo se aprobó hacerlo en los próximos 5 años. No tenemos una fecha clara ni definida, pero el horizonte temporal que barajamos es de entre 12 y 24 meses, dentro de ese rango lo haremos cuando veamos que tiene sentido desde el punto de vista del mercado y de la compañía.

Greenalia empezó a cotizar en el MAB en diciembre de 2017 y el precio de sus acciones casi se ha cuadruplicado. ¿Cómo valoran esta evolución? 

Para nosotros el buen desarrollo de la acción no es un fin en sí mismo. Este crecimiento es consecuencia de haber hecho bien las cosas, de haber cumplido lo que nos hemos propuesto y de haber presentado proyectos atractivos para el inversor. Hemos cumplido el plan de negocio para 2018 desde el punto de vista numérico, también hemos hecho los proyectos claves del plan como financiar la planta de biomasa o desarrollar proyectos eólicos, y todo esto tiene como consecuencia final la subida de la acción. Pero esta subida no es un objetivo en sí mismo. Es la muestra de que cumplimos con los compromisos que adquirimos y eso es lo más importante.

¿Se esperaban esta evolución cuando empezaron a cotizar en el MAB? 

Sí. Sabíamos que dependíamos de nosotros mismos. Éramos muy conscientes del valor de nuestra compañía, del porfolio que tenemos y, desde luego, creemos que aún hay margen para el crecimiento y que en términos de capitalización todavía tenemos mucho recorrido, y a medida que vayamos financiando y cerrando proyectos no me cabe duda de que el valor se va a incrementar.

También pensaron incluir a la compañía en el Euronext Growth. ¿Cómo va ese proyecto? 

Hace seis meses lo valoramos, pero ahora no tienen tanto sentido porque Euronext Growth es análogo al MAB en Francia y en otros mercados. Ahora, con la estrategia de pasar al Mercado Continuo no lo vemos interesante. 

En enero han lanzado una emisión de deuda por 21,8 millones de euros en el mercado de renta fija de Luxemburgo, un bono con una duración de dos años con un derecho de suscripción preferente en una futura ampliación de capital. ¿A qué está enfocada? 

Tenemos un programa de notas dentro del mercado de Luxemburgo de 25 millones, esto quiere decir que hasta un máximo de 25 millones podemos ir emitiendo tramos de deuda.
La emisión de 21,8 millones corresponde al segundo tramo del programa del que ya emitimos 3,2 millones en julio. Estos fondos se van a dedicar a financiar parte del proyecto Eolo, que son ocho parques eólicos de hasta 185 megavatios de potencia que se pondrán en marcha en diciembre de 2019. Estarán instalados en Galicia, siete en Coruña y uno en Lugo. Galicia es una de las principales zonas de recurso eólico del país y siempre desarrollamos los proyectos donde tienen más sentido desde el punto de vista del recurso, del mismo modo que la biomasa está en Asturias y Coruña por su cercanía al residuo y que la fotovoltaica está en Andalucía y Extremadura por ser zonas con mayor potencia solar.

¿A qué inversores ha ido dirigida la emisión de deuda? 

Al inversor institucional, no va a minoristas. Normalmente son family offices y fondos de inversión los que participan en nuestras operaciones corporativas.

Su plan estratégico hasta 2023 contempla inversiones de mil millones de euros, de los que 525 deben ejecutarse en los próximos dos años. ¿Están cumpliendo este plan? 

Para los próximos dos años, hasta 2021, vamos a desarrollar primero el proyecto ubicado en Curtis, que es la planta de biomasa, ya se ha financiado, son 135 millones y se han invertido 90. El segundo proyecto es Eolo que ahora estamos cerrando su financiación y supone una inversión de 200 millones. Para este proyecto Banco Santander nos ha asegurado 156 millones de euros. El tercer proyecto es el que desarrollaremos, construiremos y financiemos el año que viene, se trata de Eolo II, que supone otros 200 millones. El plan se va cumpliendo y se ha ejecutado conforme lo establecido.

Según el último informe de Bloomberg New Finance, en 2018 la inversión global en fuentes limpias fue de 332.100 millones de dólares. ¿Esto significa que la energía verde está de moda y apostar por ella es una apuesta segura? 

Mi 'feeling' desde la parte de promotor es que los mercados están respondiendo bien a este tipo de compañías y de estructuras. Solo hay que ver la evolución del Ibex el año pasado, en que prácticamente todas las compañías estaban en rojo menos las que tienen algún matiz verde como las energéticas. Nosotros siempre calificamos nuestra deuda como deuda verde, tanto el proyecto de la planta de biomasa como los dos bonos corporativos que hemos emitido.

Los fondos basados en inversión socialmente responsable cada vez son más demandados por los inversores. ¿Qué supone esto para su empresa dedicada a la generación de energía verde a través de producción eólica, solar fotovoltaica y biomasa? 

Es muy importante porque los tres pilares sobre los que se asienta el modelo de negocio de Greenalia son: economía verde, integración vertical e ingresos recurrentes. Todos nuestros negocios, todas nuestras sociedades tienen un vínculo que es la energía verde y en la medida que el mercado y los inversores estén más interesados en este tipo de compañías a nosotros nos favorece.

Si te ha gustado esta entrevista, también te puede interesar:

Ana Figaredo: «Este será un año muy positivo para las bolsas europeas y emergentes»

Lourdes Moreno: «Los mercados tienen más ganas de mantenerse o bajar que de subir»

Antonio Salgado: «El mercado está dudando, no tiene una dirección clara»

publicidad
publicidad