20 de Noviembre, 08:29 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Qué hay detrás de la intervención de la entidad?

Otra sentencia da la razón a Banco Madrid frente al BdE

Una vez más, y ya van cuatro, los jueces ponen en tela de juicio los motivos que llevaron al Banco de España (BdE) a intervenir y liquidar Banco Madrid en 2015. En esta ocasión la justicia señala que la entidad no incumplió las normas sobre blanqueo de capitales. 

La última resolución judicial sobre Banco Madrid ha sido dictada en el Juzgado de Instrucción número 38 de Madrid y archiva una querella contra el consejo de administración de la entidad de banca privada, al motivar que no se han acreditado indicios de criminalidad y descartar que hubiera organizado un entramado para blanquear capitales. Además, el auto del juzgado reconoce que desde que dependía de Banca Privada d'Andorra (BPA), el banco español reforzó sus controles contra el blanqueo de capitales

El juez basa su dictamen en el testimonio de un perito del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac). Y fue precisamente una filtración de este servicio la que impulsó la intervención del banco, en la que se denunciaban supuestas irregularidades de la entidad. El juez también se ha basado en una investigación por blanqueo de capitales que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) abrió al inicio del caso y que no ha dado ningún fruto. 

Esta cuarta sentencia exime de toda responsabilidad a la entidad y a sus administradores de blanqueo de capitales y refuerza la idea, muy extendida en el sector bancario, de que la intervención y la posterior liquidación del banco fueron «injustas» y pudo deberse a motivos que aún se desconocen, apuntan los expertos. 

Así lo considera Miguel Ángel Bernal, profesor de la Fundación de Estudios Financieros (FEF), para quien «la intervención de Banco Madrid no está nada clara. Me parece injustificada y sigo preguntándome qué ocurrió para que intervinieran el banco».

Reconoce que tiene «la sensación» de que «hay algo detrás de esta intervención que no se está contando, porque Banco Madrid no estaba haciendo nada raro cuando eso ocurrió». A su juicio, detrás de todo esto existen «temas políticos y circunstancias que no han salido a la luz».

INTERVENCIÓN «INJUSTA Y DESPROPORCIONADA»

También desde Previsión Sanitaria Nacional (PSN), la mutua de los profesionales universitarios, se muestran «satisfechos» con la decisión judicial. PSN lleva años denunciando la intervención de Banco Madrid, ya que tuvo un impacto negativo en la mutua dado que mantenía con el banco un acuerdo estratégico. Según fuentes de la entidad, la intervención fue «completamente injusta y desproporcionada»

Esto les llevó a iniciar en 2016 un procedimiento de reclamación patrimonial al Estado por los daños causados en su doble condición de aseguradora y gestora de planes de pensiones. La cuantía estimada asciende a 16,5 millones de euros. 

En PSN se preguntan cómo fue posible que el Banco de España encontrara en menos de 24 horas «unos indicios de criminalidad que se prueban inexistentes tras varios años de instrucción» y aseguran que la última sentencia «pone en evidencia la agresión sufrida por Banco Madrid y el atentado contra el honor de sus órganos de gobierno». 

Perjuicios que el Banco de España cifró en 159 millones de euros para los accionistas del banco, además del quebranto que supuso para sus cerca de 300 trabajadores y agentes financieros que perdieron sus puestos de trabajo. También los clientes con más de 100.000 euros en el banco resultaron perjudicados y aún esperan un proceso de liquidación para recuperar el dinero que, cuatro años después, continúa abierto.

PROFESIONALES MUY SOLICITADOS

Pero la intervención de Banco Madrid no logró menoscabar la reputación de sus banqueros, ya que la mayoría fueron fichados inmediatamente por entidades de banca privada que operan en España. A Juicio de Miguel Ángel Bernal, «los profesionales que trabajaban en Banco Madrid son de lo mejor que hay en el mercado. Son muy buenos y están bien preparados, por ello son muy solicitados por otras entidades». Entre ellas, GVC Gaesco, Merchbanc, A&G Banca Privada... 

Ignacio Viayna, que prestó sus servicios en Banco Madrid y ahora lo hace en Banco Alcalá Wealth Management, reconoce que los motivos por los que estos profesionales fueron y son muy requeridos se deben a que «consiguieron hacer mucho en todos los sentidos: negocio, nuevos clientes, rentabilidad... revolucionaron el sector y todo lo hicieron desde abajo, no les cobijó una gran marca internacional, y el crecimiento fue espectacular. Esto los convierte en profesionales con experiencia probada y, por ello, son muy solicitados por las entidades. Tener éxito desde abajo tiene mucho mérito, tener éxito desde arriba, no tanto».

Lo que está claro es que después de casi cuatro años la incógnita no se ha despejado y se siguen pidiendo respuestas al Banco de España que justifiquen que la intervención y posterior liquidación de Banco Madrid estaban fundamentadas. Pero las respuestas no llegan. Las que sí lo hacen son las sentencias judiciales que demuestran, según los expertos, que el error cometido por el BdE «es patente». 

MIGUEL CARRERO LÓPEZ, Presidente de Previsión Sanitaria Nacional (PSN)

«LA INTERVENCIÓN DE BANCO MADRID FUE UN AUTÉNTICO AQUELARRE»

Miguel Carrero considera que la intervención de Banco Madrid fue desproporcionada y, por ello, está satisfecho con la última decisión judicial sobre el caso, que descarta que la entidad tuviera un entramado de blanqueo de capitales. La decisión del BdE de intervenir el banco perjudicó a PSN, reconoce Carrero, ya que la mutua tenía un acuerdo estratégico con la entidad en su doble condición de aseguradora y gestora de planes de pensiones.

¿Cómo valora que ya sean cuatro las decisiones judiciales que cuestionan las causas que llevaron a la intervención del banco? 

Aunque la justicia no pueda volver atrás sobre hechos consumados como la liquidación de Banco Madrid y sus consecuencias, es gratificante que ponga en evidencia el grotesco atropello que constituyó la actuación del Banco de España en este asunto. Ello nos hace esperar con fundamento otras actuaciones reparadoras.

¿La intervención fue injusta?

Ante sospechas de blanqueo con las que trató de justificar sus medidas el BdE, este se comportó con la máxima dureza y se excedió. Podía haber sometido a inspección o intervención cautelar a Banco Madrid, nunca adoptar su liquidación. Posiblemente se vulnerara la ley, se actuó con prepotencia y desprecio a los más elementales derechos de los ciudadanos, atentando contra su honor y su patrimonio y ocasionando daños de difícil o imposible reparación.

En su opinión, ¿por qué se produjo?

Las verdaderas razones que llevaron a consumar tal atropello tal vez nunca se sepan. Lo sucedido da derecho a pensar que muy poderosas, ocultas e inconfesables razones tuvieron que existir para motivar la injustificada actuación del Banco de España.

Se habla de un complot para castigar al banco.

Complot, no podría demostrarlo. Lo que sí fue es un auténtico aquelarre. Consideremos algunos hechos evidentes: una decisión en ausencia de la mínima justificación legal; la precipitación y rapidez de las decisiones y hechos consecuentes, en contraste con la lentitud habitual a que nos tienen acostumbrados los organismos administrativos; la contundencia de las actuaciones, evitando cualquier capacidad de reacción y defensa para frenar el atropello; política de hechos consumados; el contraste de actuaciones de distintos sectores de la Administración en la sucesión de los hechos, unos tan rápidos y contundentes, y otros tan lentos y tímidos; y la ausencia total de información y transparencia con absoluto desprecio e ignorancia hacia los afectados.

¿En qué proceso se encuentra el procedimiento de PSN de reclamación patrimonial al Estado por los daños causados a la Mutua en su condición de aseguradora y gestora de planes de pensiones? 

El procedimiento de reclamación patrimonial al Estado por los daños causados a la Mutua y cuya cuantía estimada asciende a 16,5 millones de euros, una vez formuladas las conclusiones por las partes, se encuentra pendiente de sentencia por parte de la Audiencia Nacional, sin perjuicio de cualquier otro procedimiento que fuese oportuno plantear.

publicidad
publicidad