25 de Marzo, 19:41 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El BCE y la Fed ante una encrucijada

¿Darán marcha atrás los bancos centrales en las subidas de tipos?

Se daba por sentado que 2019 sería el año de finalización de los estímulos económicos por parte de los bancos centrales, los cuales apostarían de una forma clara por la subida en los tipos de interés. La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ya realizó una subida en diciembre hasta el 2,25%-2,50% actual y el Banco Central Europeo (BCE) sigue reiterando que subirá los tipos de la zona euro, situados en el 0%, después del verano de este año. Los motivos de ambas instituciones para llevar a cabo las revisiones al alza se sustentan la salida de la crisis económica gracias un crecimiento sostenido en el tiempo que ha provocado un ciclo económico maduro.

Pero puede que la situación haya cambiado. Empiezan a aparecer indicadores y a publicarse datos macroeconómicos que parecen anunciar una leve desaceleración económica y comienzan a verse los primeros miedos a que la economía retroceda. Con esta incertidumbre, los mercados de renta variable han entrado en un ciclo de volatilidad y ponen su foco en cualquier cifra económica que se conozca para calibrar el poderío del crecimiento global, apuntan los expertos. Así, datos que muestren cualquier tipo de retroceso provocan importantes movimientos de ventas en los mercados. 

La cuestión es que esta variable está provocando un cambio de discurso desde la Fed. El propio presidente de la institución, Jerome Powell, ha asegurado en sus últimas intervenciones ante los medios que hay que "escuchar al mercado" y ser "paciente" con las subidas de tipos porque hay que ver cómo se desarrolla la economía estadounidense. El BCE no ha sido tan claro en sus últimas comunicaciones más allá de asegurar que mantendrá su decisión de subidas pasado el periodo estival de este año y que, eso sí, llevarán a cabo las medidas necesarias para mantener el crecimiento de la zona euro. Pero ahora, puede cambiar la situación y las estimaciones, el consenso del mercado apuntan a un retraso y los expertos en la materia apuntan a un cambio de parecer.

En el caso de Estados Unidos, la inflación subyacente lleva más de una década en el 2% y no sube y los objetivos del BCE en inflación, 2%, no se están alcanzando y, dado los primeros síntomas de ralentización económica, serán difíciles de alcanzar en el corto plazo. Como ejemplos para tomar de referencia destaca que la Fed ve el tipo de interés neutral en el 3%, los mercados opinaban lo contrario, y el tiempo para que les dio la razón. Y, en el caso de la zona euro, los índices adelantados como los PMIs muestran la lejanía de cumplir los objetivos.

Los organismos han sido demasiado positivos

El fundador de Nextep y estratega de mercados, Víctor Alvargonzález, sentencia que ambos organismos "van a tener que modificar su estrategia y política". Para Alvargonzález el BCE no está valorando que la economía de la zona euro no va alcanzar los objetivos y que la Fed "se ha pasado de frenada". Este estratega tiene claro que no van haber subidas de interés adicionales y, si las hubiese, serán menores de lo esperado.

En el caso del BCE, Alvargonzález considera que para levantar un punto la inflación subyacente actual, la economía tendría que ir "viento en popa" y, en cambio, "se está frenando". Este experto tiene claro que el BCE "ha querido quitar los tubos al enfermo antes de tiempo y hay posibilidades de que se desmaye antes de salir de hospital", porque no hay una fuerza económica suficiente en Europa para que el BCE suba tipos, "por lo que habrá que esperar hasta el 2020 y no son descartables otro tipo de medidas para volver a potenciar la economía", destaca Víctor Alvargonzález.

El analista de XTB Joaquín Robles considera que sí sería necesario que el BCE realizase una subida de tipos. Porque partiendo de la base de que se ha salido de la recesión y la economía crece a un ritmo del 2,5% el organismo debe usar herramientas de endurecimiento. La cuestión es, apunta Robles, que se está viendo síntomas claros de desaceleración económica y el BCE "puede quedarse a la espera y ser este un año de transición y que no tome ningún tipo de medidas". Por otro lado, en caso de mantenerse o aumentar el crecimiento económico, estiman desde XTB, podrían mantener la previsión de subir tipos en septiembre u octubre. O, esperarse a la reunión de diciembre, ya con el nuevo presidente en sustitución de Mario Draghi, y subirlos antes de cerrar el año.

Desde IG España destacan que la publicación de las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed "han servido a los inversores para constatar un cambio notable en el posicionamiento de la autoridad monetaria respecto a encuentros anteriores". De este modo, el organismo estadounidense ha dejado atrás su "firme convicción" de seguir endureciendo los tipos de interés y mantienen ahora una postura mucho más cauta ante un posible cambio de ciclo, señalan desde IG España.

Las actas de la Fed dan pistas

El Comité Federal de Mercado Abierto volverá a reunirse el próximo 30 de enero. Según los datos recogidos por IG España las probabilidades que concede el mercado de ver una subida de tipos en este encuentro son inexistentes, con un 1% que apuesta por un movimiento, en caso de haberlo, de bajada. La misma casa apunta que los futuros sobre los fondos de la Fed señalan que el mercado da como la opción "más probable y descontada" que el organismo concluya con las subidas de tipos de interés y "adopte una postura de "esperar y ver durante todo 2019". IG tomando como referencia el mes de diciembre, destaca que las probabilidades de que los tipos se encuentren por debajo de su nivel actual son ya "ligeramente superiores" a que estos se coloquen por encima del 2,25-2,50% en los que se encuentran hoy.

Dado este escenario, se habla de que existen más probabilidades de un recorte de tipos de interés por parte del organismo estadounidense que de una subida de los mismos. La opción de de bajada aún es del 15% mientras que la revisión al alza es del 14%, según datos publicados por IG. Se trata de porcentajes bajos pero que van aumentando según se amplía la el plazo de estimación. Como recuerdan en IG, "estos datos no están basados en un sondeo entre analistas y economistas, sino que son extrapolados de la evolución de los futuros sobre los fondos Fed". Lo que les permite concluir que se ha producido un "cambio en la mentalidad de los inversores", ya que apuestan ahora de "forma clara" por una finalización del ciclo expansión en las políticas del banco central estadounidense. 

Las estimaciones de XTB para la Fed son que el organismo pasaría de las 4 subidas previsibles a 2 "o incluso menos", dependiendo de la evolución de la economía estadounidense. Además, el BCE seguirá la estala marcada desde Estados Unidos. Si se tiene en cuenta que la Fed, cumpliendo con la tradición, únicamente varía su política cuando después de la reunión el presidente habla con los medios, la siguiente fecha a señalar serían el 20 de marzo, el 19 de junio, el 18 de setiembre o el 11 de diciembre.

También te puede interesar:

Euríbor: prepárese para un acelerón cuando el BCE suba los tipos 

publicidad
publicidad