17 de Febrero, 11:50 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

UE FINANZAS

Eurodiputados apoyan dar más poder a los supervisores financieros de la UE

Agencia EFE

La comisión de Economía del Parlamento Europeo votó hoy a favor de dar más poder a las agencias de la Unión Europea que supervisan los mercados financieros, la banca y las aseguradoras, algo que los eurodiputados consideran fundamental de cara al "brexit" y para luchar contra el blanqueo de dinero.

Los europarlamentarios respaldaron por 37 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones el informe sobre la propuesta de la Comisión Europea, presentada en 2017, para dar más prerrogativas a la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA).

El objetivo es reforzar la coordinación entre estas agencias, creadas en 2010 al calor de la crisis financiera, y los reguladores nacionales, como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española.

Las agencias comunitarias ampliarían su poder de supervisión sobre los reguladores nacionales de la UE y vigilarían, entre otras cosas, sus prácticas a la hora de permitir que bancos y otros operadores financieros subcontraten ciertas funciones en países fuera de la UE.

Esto les daría un mayor peso para decidir en relación con terceros Estados, algo que ha cobrado relevancia en vísperas de la salida de Reino Unido de la UE, ya que Bruselas quiere asegurar que la supervisión es coherente en todos los socios comunitarios y no se rebajan los estándares en una carrera por atraer a las empresas de la City londinense.

"Esto es necesario para asegurarnos de que los británicos, cuando estén fuera, no empiezan a hacer negocios arriesgados en la UE con unas normas debilitadas. Queremos garantizar que cualquiera que opera en la UE obedece nuestras estrictas reglas", dijo en un comunicado uno de los ponentes del informe, el austríaco Othmar Karas (PPE).

Además, las medidas sobre la mesa darían un mayor poder a la ESMA para coordinar investigaciones sobre casos de abuso de mercado, al tiempo que pasaría a encargarse de la autorización de fondos de inversión, folletos de emisión e indicadores con sello de la UE.

También se incluyen cambios en el sistema de gobierno de las agencias, algo que para la otra ponente del informe, la socialista francesa Pervenche Berès, es necesario para "luchar de forma consistente contra el lavado de dinero".

Las organización de consumidores y las que velan por unas finanzas éticas aplaudieron unánimemente el informe.

"Los supervisores financieros de la UE tendrían más poder para prohibir productos potencialmente tóxicos para los consumidores, algo que apenas ocurre hoy. También podrían presionar a los supervisores nacionales para hacer su trabajo adecuadamente", subrayó la organización de consumidores europea BEUC en un comunicado.

La organización Finance Watch valoró también que las agencias vayan a poder investigar por cuenta propia a productos y entidades cuando crean que podrían perjudicar al consumidor.

"Esperamos que los Estados miembros (...) no saboteen estas mejoras para la protección de los ciudadanos", señaló en un comunicado la federación europea de inversores Better Finance.

El informe aprobado por la Eurocámara fija su posición para negociar ahora la propuesta con el Consejo (los países) y llegar a un acuerdo final que permita su entrada en vigor.