14 de Diciembre, 23:01 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Beatriz Alejandro y Francisco Blanco, Instituto BME

«Una mejor formación ayudará al inversor a tomar decisiones racionales»

Mejorar los conocimientos financieros del inversor particular en bolsa para ayudarle a tomar decisiones inversoras racionales e informadas es el objetivo que el Instituto BME se ha fijado al organizar el Curso sobre Seguimiento y Gestión de la Inversión en Renta Variable para Accionistas, que comenzará en febrero del próximo año.

Unos inversores mejor formados invertirán mejor, lograrán mayor rentabilidad y contribuirán a generar mayor eficiencia en el mercado. Estas son las premisas que han impulsado al Instituto BME a organizar la primera edición del Curso sobre Seguimiento y Gestión de la Inversión en Renta Variable para Accionistas, que se impartirá en la Bolsa de Madrid entre el 11 de febrero y el 25 de marzo (más información en http://www.institutobme.es). Beatriz Alejandro, directora de Instituto BME, y Francisco Blanco, director académico del curso, analizan en esta entrevista las ventajas que este curso puede acarrear a los inversores particulares en bolsa.

¿Qué motivos les ha llevado a organizar este curso? 

Beatriz Alejandro: La necesidad de ampliar los conocimientos financieros de los inversores particulares. En el Instituto BME tenemos una gama de cursos muy amplia que aborda aspectos diferentes de los mercados de capitales y echábamos en falta uno que tuviera un programa enfocado a aportar los conocimientos imprescindibles para un accionista que vaya a gestionar una cartera de acciones. Se trata de un curso novedoso, no existe ninguno con estos contenidos. 

Francisco Blanco: Al organizarlo hemos tenido en cuenta que en España el inversor minorista es muy relevante. Las familias de manera directa tienen el 19 por ciento de la propiedad de las cotizadas. Esto es diez puntos más que la media de Europa. Pero existe una desproporción entre el esfuerzo inversor del particular y su nivel de conocimientos para tomar decisiones de inversión racionales. Pretendemos con este curso que el inversor particular tenga la base de conocimiento necesaria para que su decisión inversora esté informada y pueda hacer un seguimiento de su cartera.

¿A quién va dirigido? 

B. A.: A inversores que tienen una cartera de acciones, un cierto nivel de conocimientos y a los que interesa afianzar determinados aspectos.

¿Qué materias se impartirán en él? 

F. B.: Entre los temas a tratar destacan cómo operan y funcionan los mercados, los riesgos que asumen los inversores en sus inversiones, las oportunidades que pueden aprovechar en los diferentes ciclos bursátiles; cómo discriminar entre unas empresas y otras; conocer el régimen fiscal que afecta a sus inversiones y las fuentes de información de las cotizadas. Estos conocimientos son los que un inversor particular en renta variable necesita para garantizar una toma de decisiones racional y evitar que en su decisión influyan factores emocionales.

¿El minorista que acabe el curso invertirá mejor? 

B. A.: Sí, porque el objetivo del curso es que los inversores puedan tomar decisiones que mejoren su bienestar financiero. El problema que ahora se plantea a nivel global es una evolución de los mercados que ha supuesto un aumento en la oferta de productos financieros, algunos muy complejos, sin embargo, la formación financiera no ha seguido ese ritmo. Además, un nivel bajo de cultura financiera puede hacer que productos que no son tan complejos sean inaccesibles para el inversor. Este es un problema al que se trata de poner solución con iniciativas encaminadas a aumentar el nivel de cultura financiera. Se busca que el inversor tome decisiones con un mayor nivel de formación y de información y de la manera más eficiente.

F. B.: El inversor se guía a veces por criterios que tienen poco que ver con el rigor, invierte sin conocer los fundamentos. Lo que pretendemos con este curso es que los que se acercan al mercado de renta variable tomen decisiones conociendo las herramientas que tienen para invertir. Además, en la medida en que tengamos inversores mejor formados aumentará la eficiencia del mercado. Si los agentes inversores actúan desde el punto de vista racional y no emocional contribuirán a que los precios se formen de una manera correcta.

¿Tener conocimientos financieros es imprescindible para ganar en bolsa? 

B. A.: Sí. Para ganar en bolsa de una manera más o menos sistemática, lo que es muy difícil de conseguir, hay que tener conocimientos financieros, aunque siempre se puede tener suerte. La formación es condición necesaria, pero no suficiente, para obtener rentabilidad en bolsa. El objetivo no es que todas las operaciones sean buenas, tienes que tener un procedimiento y una sistemática con la que conseguir que en el conjunto de resultados las operaciones que salen bien compensen a las que salen mal.

En general, ¿los minoristas españoles invierten bien? 

F. B.: En España, el particular invierte directamente en acciones más que a través de vehículos de inversión colectiva. Existe una percepción equivocada de que cuando invierten en una 'blue chip' (sociedad cuyos valores bursátiles son estables y poseen un alto nivel de liquidez) lo están haciendo en un activo sin riesgo y no es así. El minorista español es un inversor de largo plazo, al que le gusta estar informado directamente por parte de las empresas y tener un trato de exclusividad, por eso en los últimos años algunas cotizadas han lanzado programas de fidelización. Se han dado cuenta de que una masa crítica de un millón de accionistas individuales es una masa de creación de opinión importante que en épocas de vacas flacas es un bastión de defensa de la acción.

B. A.: En España hay un problema muy acusado: la gestión general del ahorro y las inversiones están muy focalizadas en el mercado inmobiliario y esto va a en contra del principio básico de la inversión que es la diversificación. Esto unido a que el inversor español tiene un perfil conservador, invierte más en renta fija, y al desplome de los tipos de interés, si desea rentabilidad se ve obligado a invertir en renta variable, pero lo tiene que hacer sabiendo los riesgos que implica.

¿Este es un buen momento para que los particulares inviertan en bolsa o tal y como están los mercados es mejor estar en liquidez? 

B. A.: Vivimos un contexto muy complicado debido a los bajos tipos de interés, a problemas macro, a una ralentización del crecimiento, a la guerra comercial entre EE. UU. y China y en España el contexto político no ayuda. Creemos que la inversión en renta variable es una buena oportunidad, pero hay que hacerla abordándola con un planteamiento de diversificación, esa es la clave para los inversores a los que se dirige el curso. Cuando uno invierte directamente en acciones la clave está en plantear una cartera diversificada. 

F. B.: Siempre hay momentos buenos para invertir, pero tienes que elegir bien dónde inviertes y, para ello, estar bien formado es fundamental, ya que así puedes identificar la oportunidad de inversión.

publicidad
publicidad