18 de Febrero, 22:01 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

El BCE no hará cambios en la hoja de ruta: el QE terminará a finales de año

Reunión de transición del Banco Central Europeo (BCE) hoy. Los analistas esperan que el organismo que rige la política monetaria no hará cambios en la política monetaria ni tampoco alterará la hoja de ruta diseñada para salir del QE, es decir, terminará a final de año y en 2019 se producirá la primera subida de tipos, previsiblemente, en el mes de septiembre. Los analistas consideran que Italia y la inflación no preocupan demasiado para que Draghi, el presidente del BCE, cambie sus planes.

Ebury cree que el aumento de los riesgos de crecimiento a la baja en la zona euro en el último mes no serán suficientes para obligar al BCE a reconsiderar su actual camino de política monetaria. "Esperamos que el presidente, Mario Draghi, reitere los planes para finalizar el programa de flexibilización cuantitativa a gran escala del banco a finales de año, tras anunciar en junio la intención del banco de reducir sus compras de activos a cero", señala Ebury. A su juicio, sólo un estallido en la crisis italiana o un evento significativo en el mercado financiero podrían hacer descarrilar los planes actuales del banco central.

Por lo tanto, los factores de riesgo para el desarrollo económico, según Julius Baer serían el Brexit, el presupuesto italiano y las cuestiones comerciales son buenas justificaciones para no enviar un mensaje hakkish. 

De la misma opinión es ING, quien señala que los riesgos a la baja son simplemente demasiado pequeños y demasiado prematuros para que el BCE altere el camino elegido. En su opinión, "definitivamente necesitaría un grave accidente de crecimiento, una escalada de la crisis italiana o tensiones comerciales con consecuencias tangibles en los mercados financieros antes de que el BCE cambie su curso". El BCE parece estar dispuesto a mirar a través de la volatilidad del mercado y está decidido a terminar el QE a finales de año (es decir, llevar las compras netas de activos a cero en la reunión de diciembre). 

Qué podría ocurrir en 2019

Mirando más allá del final de la QE, el BCE podría mostrar más flexibilidad y disposición para reaccionar ante la desaceleración del crecimiento o la ausencia de una aceleración en la inflación subyacente, ya sea posponiendo la primera subida de tipos más allá del verano de 2019 y / o utilizando el período de reinversión para fortalecer la orientación hacia adelante, destacan los analistas de ING..

En cuanto al momento de la primera subida de los tipos de interés, Ebury asegura que la clave sigue estando en las próximas cifras de inflación subyacente, hoy situada en el 0,9%, y lejos aún del objetivo "cercano pero inferior" al 2%. "En nuestra opinión, las respuestas de Draghi sobre el tema la inflación serán la parte más crítica de la reunión y la principal fuente de información que impulsará la volatilidad de la divisa en el período posterior", afirma Ebury. 

Julius Baer también coincide con ellos: "Mantenemos nuestra opinión de que el BCE aumentará la tasa de depósito negativa actual (situándose en -0,4%) y la tasa de refinanciación principal (situándose en cero) en septiembre de 2019 en 25 puntos básicos, manteniendo las tasas de depósito en territorio negativo en 2020. El EUR / USD podría comenzar a apreciarse lentamente en 2019 en la parte posterior del diferencial de tasa de interés máximo entre los EE. UU. Y Europa".

FranckDixmier, Director Global de Renta Fija en Allianz Global Investors, señala que "la orientación a futuro del BCE sobre aumentos de tipos evolucionará de manera pragmática en los próximos meses y será más precisa a medida que nos acercamos al verano de 2019".

publicidad
publicidad