23 de Octubre, 06:14 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Artículo

Educación financiera: un compromiso de todos

Marta Marín

La formación del inversor final es crucial, especialmente en un mundo de bajos tipos de interés, con una población que cada vez vive más años y con el reto de las pensiones por delante, afirma Marta Marín, consejera delegada de Amundi Iberia.

Aunque se están dando pasos, la educación financiera sigue siendo un reto importante y urgente en nuestro país; un desafío para toda la industria y donde todos debemos poner de nuestra parte. Instituciones como la CNMV o Inverco están llevando a cabo una notable labor de sensibilización, junto con otros agentes económicos, medios de comunicación, intermediarios o escuelas de negocio; que también están desarrollando iniciativas interesantes para acercar las finanzas a los particulares. 

En nuestra opinión, las gestoras de fondos de inversión estamos jugando también un papel relevante en elevar la cultura financiera en nuestro país. Así, desde Amundi estamos firmemente comprometidos en la formación de los intermediarios y redes de distribución, banqueros privados, banqueros personales, agentes, asesores... Y es que Amundi tiene en su ADN ser una gestora de redes, pues tiene en su origen dar servicio a sus grandes redes asociadas (Crédit Agricole y Société Générale, entre otras de Francia, o Unicredit en Italia); y eso nos permite conocer muy bien las necesidades de los distribuidores, pudiendo ofrecerles soluciones a medida, además de servicios y herramientas que les ayuden en su labor diaria. 

Así, buscamos acompañarles para que el servicio que estas redes comerciales puedan prestar al inversor final sea lo más adecuado y de la mejor calidad posible. Participamos también -junto a ellos- en numerosas conferencias con clientes finales, donde buscamos aportar las visiones de nuestra casa para entender mejor lo que ocurre en los mercados; y explicar las posibles soluciones de inversión, adaptadas según sus características y perfiles concretos. 

Y todo esto en un marco en el que la regulación también ha forzado una mayor formación. La directiva MIFID II exige la certificación de los intermediarios, buscando elevar la protección al cliente. En este sentido, llevamos casi 10 años colaborando con EFPA -la Asociación Española de Asesores y Planificadores Financieros-, que actúa como plataforma de certificación profesional. Con ellos colaboramos de forma periódica a través de seminarios y conferencias donde nuestros profesionales comparten conocimiento tanto de forma presencial como online. Celebramos, además, numerosas conferencias con especialistas de diferentes materias, macroeconomistas, analistas, gestores de todas las clases de activos, especialistas tanto de nuestra gestora en España como de otros centros de gestión del Grupo. 

También para profesionales, celebramos un seminario internacional-el Amundi World Investment Forum- donde 'speakers' de prestigio (premios Nobel, políticos o profesores de universidad, entre otros) se unen a los especialistas de Amundi para abordar temas de calado desde un punto de vista geopolítico o tendencias relevantes para los inversores. En la pasada edición, celebrada en el mes de junio, se exploró el futuro del crecimiento global en un mundo cada vez más 'multipolar', abordando la implicación de los actores financieros en una inversión responsable. 

Hemos participado también en iniciativas concretas dirigidas al inversor particular como la Escuela de Inversión de la revista 'Inversión&Finanzas' o los «Pequeños Inversores» lanzada por Selfbank, que buscan acercar las finanzas personales a un público más amplio con un lenguaje más accesible y sencillo. 

El ser la primera gestora europea por volumen bajo gestión (1,46 billones de euros), con presencia en 37 países y una gama completa de soluciones activas, pasivas y de activos reales, nos capacita, nos obliga y nos anima a jugar un papel relevante en la formación tanto de nuestros equipos como de nuestros clientes y del inversor final. 

Aunque mucho se está avanzado, queda mucho camino por delante en el terreno de la formación financiera. La formación del inversor final es crucial; una asignatura que no puede dejarse de lado, especialmente en un mundo de bajos tipos de interés, con una población que cada vez vive más años y con el reto de las pensiones por delante. Por todo ello, sería deseable llegar más allá en la formación del pequeño inversor. Iniciativas como la inclusión de una asignatura en los colegios y universidades nos parece adecuada y redundaría en favor de todos.

publicidad
publicidad