23 de Octubre, 20:49 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Director de Inversiones de Banca Privada de JP Morgan

Luis Artero: «La renta fija es importante en cualquier cartera y no lo va a dejar de ser»

Conocer las necesidades financieras de los altos patrimonios ha llevado a Luis Artero a dirigir las inversiones de banca privada en España de JP Morgan. Tras décadas de experiencia asesorando a clientes, afirma que las claves del éxito de su entidad están en su «gran equipo», en dar soluciones a medida a sus clientes y en un modelo de negocio transparente con «una total ausencia de conflictos de interés».

Durante más de 15 años Luis Artero trabajó como banquero en JP Morgan y desde hace diez meses es director de Inversiones de Banca Privada y lidera el quipo de gestores que dirige la estrategia de inversión en la entidad. Antes trabajó en Morgan Stanley y en Arthur Andersen. 

¿Cómo ha sido su evolución en estos 10 meses y cómo le ha ayudado su experiencia en su nuevo cargo? 

Definitivamente, mucho. Cuando surgió la oportunidad de ser director de inversiones no lo dude un instante porque era una oportunidad fantástica para seguir aportando valor a los clientes siendo, además, responsable del equipo de gestores con el que he trabajado hasta ahora. Fue un paso natural dentro de mi carrera y estos meses han sido muy intensos, con mucho trabajo y muy positivos.

¿Qué iniciativas se ha propuesto realizar en su nueva función? 

Principalmente se orientan a la innovación y cubren varios frentes. Para nosotros el cliente es lo más importante porque es la base de nuestro negocio y todo lo que hacemos gira en torno a él. Este año en España vamos a ofrecer por primera vez un vehículo local registrado en la CNMV que va a permitir a nuestros clientes invertir en fondos de capital riesgo de una manera más eficiente, van a tener acceso a toda nuestra plataforma de capital riesgo. Este vehículo va a incorporar las mejores ideas de nuestro equipo de activos alternativos y va a estar diversificado por temas de inversión, por gestores y por añadas.

¿Qué otros objetivos tiene en mente? 

Optimizar determinados procesos regulatorios de cumplimiento y operativos con el objetivo de que nuestros gestores dediquen la mayor parte del tiempo a los clientes.

Tras su nombramiento, Borja Astarloa, director general de JP Morgan Banca Privada en España, dijo que usted comprende las sofisticadas necesidades financieras de los altos patrimonios españoles. ¿Cuáles son esas necesidades? 

Los clientes de JP Morgan Banca Privada tienen unas características comunes en todo el mundo. Por regla general, son o han sido empresarios o han estado relacionados con el mundo corporativo, tienen necesidades financieras y de estructuración patrimonial, de créditos, filantrópicas y dan mucha importancia a la formación de la siguiente generación, y nuestro banco dispone de equipos, herramientas y conocimientos que les ayudan a conseguir estos objetivos. 

¿Cómo enfocan el modelo de negocio de su banca privada y la gestión patrimonial de sus clientes?

Nuestro negocio está enfocando exclusivamente en el segmento de grandes patrimonios y de empresas familiares. Para servir a estos clientes tenemos un equipo multidisciplinar dedicado en exclusiva a cada uno de ellos, esto nos diferencia de la competencia. También tenemos un número muy reducido de clientes por especialista de tal forma que disponen siempre de un banquero o responsable de relación, esto es lo que he hecho yo en los últimos 15 años. Se trata de un gestor responsable de su estrategia de inversión. Además, cuenta con un especialista en crédito, un asesor patrimonial que entiende las necesidades de estructuración del cliente y un experto en temas administrativos dedicado en exclusiva a cada uno de ellos. En la etapa inicial de relación pasamos mucho tiempo con el cliente y con sus asesores para entender cuál es su estructura patrimonial, sus objetivos financieros, empresariales y personales, cómo es su familia, cómo está organizada su oficina familiar y si podemos ayudarle a organizarla. Le damos ejemplos y le explicamos experiencias de cómo lo han hecho otras familias. Incluso podemos ponerle en contacto con ellas para que compartan experiencias. Además, el equipo multidisciplinar desarrolla la estrategia que permite a este cliente satisfacer las todas esas necesidades.

¿Cuánto patrimonio gestionan? 

No publicamos datos por país, pero por área de negocio y a diciembre de 2017 JP Morgan tenía activos de clientes por valor de 2,8 billones de dólares, que es 2,8 veces el PIB español. Esa es la parte de gestión de activos del banco. La que corresponde a banca privada es 1,3 billones. 

¿En estas cifras España tiene un papel destacado? 

Tiene un papel equivalente al que puede tener el PIB español comparado con el europeo. Empezamos a hacer actividades de gestión de activos y banca privada en España a finales de los 80 y ahora somos una de las entidades pioneras que hemos sabido capturar una parte del mercado.

¿Qué patrimonio tiene que tener un inversor para ser cliente de su banca privada? 

Empezamos a trabajar con clientes que puedan invertir con nosotros a partir de 10 millones de euros.

Con los tipos de interés en mínimos históricos, ¿dónde están ahora las oportunidades de inversión?

Mantenemos una ligera sobreponderación en activos de renta variable frente activos de renta fija y una posición neutral en activos alternativos. Por poner un ejemplo, en una cartera que estratégicamente tuviera un 55 por ciento en renta variable, en la actualidad tendríamos una sobreexposición de un 4 por ciento. En cuanto a áreas geográficas y sectores tenemos una ligera sobreexposición de EE. UU. frente a Europa, y, por sectores, los que más nos gustan en ese país son el tecnológico debido a su crecimiento orgánico, al programa de recompra de acciones que están haciendo las empresas y a su crecimiento secular, y el sector farmacéutico porque hay un mayor gasto en medicamentos debido al envejecimiento de la población. Además, en los dos últimos años ha incrementado el nivel de nuevas patentes y es un sector que tiene un buen crecimiento en beneficios y valoraciones atractivas. Recientemente hemos hecho un cambio, teníamos una sobreponderación en el sector financiero y la hemos permutado por el de la energía, debido a la capacidad de generación de cash flow, y por el de utilities. Cuando hablo de este tipo de apuestas sectoriales hablo de en torno al 1 o 2 por ciento, no son grandes movimientos en la cartera, pero aportan valor. En Europa tenemos más sobreponderación en compañías de mediana capitalización. También optamos por ideas satélite que incluimos de forma oportunista en carteras de clientes, como la iniciativa del fondo de capital riesgo que le he contado. Asimismo, hemos pensado de qué forma podíamos utilizar la pendiente de la curva de EE. UU. en el diferencial entre el 10 y el 2 años y cómo aprovechar esa pendiente de aquí a 2 o 3 años y hemos hecho estructuras relacionadas con diferenciales de la curva de tipos que están dando buenos resultados. No lanzamos un producto y lo vendemos sino que tenemos una idea que comentamos con el cliente y si le gusta la hacemos a medida. Tener esta escala y este tamaño de clientes nos permite ofrecerles soluciones a medida, no venderle un producto. 

En el actual escenario, ¿qué va a pasar con el mercado de deuda gubernamental? ¿Apuestan por él? 

Es una discusión interesante que tenemos en el banco en los últimos años. Uno de los principios que nos gusta recordar a los gestores es la importancia de estar invertido siempre y la diversificación por tipo de activo. Es cierto que la renta fija gubernamental, sobre todo la europea comparada con la americana, está en niveles de rentabilidad más bajos, pero es una parte importante de cualquier cartera y no pensamos que lo vaya a dejar de ser. Por ello, hemos hecho una serie de movimientos tácticos como reducir la duración en la parte de renta fija en torno a un 20 por ciento, frente al índice de referencia, que suele tener una duración de siete, podemos estar nosotros en una duración de 5,6 veces más o menos. También tenemos una mayor sobreponderación de renta fija corporativa frente a la gubernamental, pero son las dos una parte fundamental de las carteras de los clientes que quieren tener renta fija.

¿Por qué optaron por una banca privada independiente? 

Porque pensamos que es el modelo más transparente para clientes y el que nos permite tener una total ausencia de conflictos de interés. Para un producto como un fondo de inversión, ya sea nuestro o de terceros, ofrecemos siempre la clase más barata disponible y el banco no recibe ninguna retrocesión, esto se lo ponemos por escrito a los clientes, ya sean cuentas de gestión discrecional o de intermediación. En España hemos sido pioneros en este sentido y eso que MiFID II aún no se ha transpuesto completamente.

¿El asesoramiento independiente es el futuro de los servicios de banca privada? 

Sí, porque si una entidad no es independiente es muy difícil que preste un servicio de asesoramiento de forma objetiva y puede convertirse en un mero distribuidor de producto. 

¿Cuáles son los objetivos de su entidad en España a corto y medio plazo? 

Queremos hacer lo que hemos hecho en los últimos años, que es seguir siendo la entidad de referencia para proporcionar asesoramiento y soluciones innovadoras a los grandes patrimonios y a las empresas familiares. Para ello, contamos con uno de los equipos más experimentados y estables en el mercado, muy motivado para dar el mejor asesoramiento a nuestros clientes. Queremos seguir ese camino y que nuestro negocio y nuestros clientes crezcan en España.

«NUESTRA CLAVE DEL ÉXITO ES LA ESTABILIDAD Y EL EQUIPO»

JP Morgan tiene presencia y equipo local en España desde hace más de 50 años y ha conseguido permanecer en el país cuando otras entidades extranjeras de banca privada se vieron obligadas a abandonarlo. Esto se ha debido «fundamentalmente al equipo», asegura Luis Artero. «Tenemos un equipo estable que trabaja muy bien y en el que no hay competencia entre los banqueros por los clientes y esto no lo encuentras en otra entidad», asegura. Cree que otras bancas privadas tienen equipos «más personalistas» mientras que «los nuestros, al tener menos clientes y ser más reducidos, son más estables». Lleva 15 años en la entidad y si puede «me jubilo aquí, porque si quieres hacer banca privada en España estás en uno de los mejores sitios para hacerla, con un gran equipo y unos recursos fantásticos. Nuestra clave del éxito es la estabilidad y el equipo».

Si te ha gustado esta entrevista, también te puede interesar:

Ángel Martínez: «Asumimos los mismos riesgos que nuestros clientes para lograr rentabilidad»

Santiago Satrústegui: «Somos independientes por definición y por diseño»

Sonsoles Santamaría: «Acompañamos al cliente en todas las etapas de su vida financiera»

publicidad
publicidad