12 de Noviembre, 23:35 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

tecnología

iPhone XS frente al iPhone X: ¿vale la pena cambiar?

El nuevo dispositivos de Apple añade más memoria, potencia y conserva en líneas generales su apartado fotográfico pero con un precio más elevado

Apple es mucho Apple. Sigue los cánones establecidos en la industria. Cada septiembre, desde las últimas generaciones, se da por hecho que habrá un nuevo iPhone. Y vaya lo ha habido. A lo largo del tiempo ha venido abriendo sus miras. Se pasó de lanzar un único modelo que aguantara todo el año a dos.

No quedó ahí la cosa y, desde el anterior curso, se ha optado por disponer de tres modelos diferentes. Dos de ellos similares en especificaciones pero de dos tamaños. Un tercero con ciertas renuncias para mantener el tirón entre los rangos medios y altos de la telefonía móvil. Esos dos más avanzados han tomado inspiración del iPhone X, el dispositivo que conmemora el décimo aniversario del producto.

A nivel estético son similares. No abordan cambios muy relevantes; pantalla casi sin bordes, cámara doble y el siempre controvertido «notch», esa pestaña destinada a albergar las cámaras y los sensores principales. Se trata de una versión continuista como se esperaba. La mayoría de mejoras se han realizado en el software y no tanto el hardware. Es cierto que el iPhone X («ten» y no «equis», según la compañía) supuso un salto muy grande respecto a sus predecesores. Así que se ha trabajado sobre esa base para la confección del nuevo vestido de este curso.

Seguir leyendo en ABC 

publicidad
publicidad