18 de Diciembre, 16:32 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

empleo

Siete de cada diez menores de 30 años parados de larga duración tienen como máximo la ESO

Edurne Martínez

A más formación más facilidad para encontrar un empleo. Eso es una fórmula que se repite siempre, pero cuando salen estudios que lo corroboran los datos son alarmantes. El informe anual sobre 'Juventud en España' elaborado por el sindicato USO revela que del total de parados de larga duración menores de 30 años, el 73% tienen como máximo el título de la ESO, a Educación Secundaria Obligatoria. En cambio, el paro de larga duración entre universitarios es del 7,7%, casi diez veces menos.

Aunque es cierto también que ese empleo para jóvenes universitarios se adecúa "poco" al grado de formación que tienen. "El 55% de los contratos a jóvenes en 2017 fue de menos de tres meses y solo un 8% de la contratación fue estable", ha explicado Dulce María Moreno, secretaria de Formación Sindical e Igualdad de USO. De hecho, la tasa de estabilidad entre los menores de 30 años sigue sin llegar a los niveles anteriores a la crisis: en 2008 estaba por encima del 11% y ahora es del 8,2%. Aunque hay que destacar la mejora de casi dos puntos desde que tocó fondo en 2013.

"La tasa de estabilidad ha mejorado desde hace cinco años por la mejora del mercado laboral en general, aunque los datos microeconómicos no son parejo a los macro. Crece el PIB pero no suben los salarios ni se consiguen mejores contratos", ha señalado Moreno. Por su parte, José Luis Fernández Santillana, director del Gabinete de Estudios de USO, ha aclarado que "como cada vez hay menos jóvenes, mejoran las estadísticas. Este es el verdadero problema del futuro de nuestro país".

Con los datos del informe realizado con motivo del Día Internacional de la Juventud que se celebra este domingo, desde el sindicato han pedido que se mejoren las políticas de garantía juvenil para que "se ajusten a la realidad y sean efectivas" y no queden solo supeditadas "a la existencia de fondos europeos".

El «drama» de los jóvenes pensionistas

En España existen 941.585 personas menores de 65 años que son pensionistas no jubilados, es decir, que antes de cumplir 65 años han quedado en situación de incapacidad permanente por accidentes o enfermedades y reciben una pensión del Estado. De ellas, 57.861 tienen menos de 40 años y su pensión media no alcanza los 650 euros mensuales. Esto "condena a estas personas a toda una vida de dependencia absoluta de sus familiares, sin poder emprender un proyecto de vida propio o tener hijos", lamentan desde USO.

Por ello, piden una revalorización de estas pensiones "por encima del IPC", aunque no han concretado exactamente cuánto, para que tengan sueldos "dignos" porque son personas que nunca podrán entrar al mercado de trabajo para ir mejorando sus condiciones económicas. Las estadísticas son negativas: solo el 4% de los pensionistas menores de 30 años tiene capacidad económica para vivir solo y solo el 29% del total tiene autonomía económica.

publicidad
publicidad