20 de Octubre, 15:02 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

Pedir un préstamo tras las vacaciones: ¿en qué casos es viable?

Finanzas.com

¿Has llegado de las vacaciones y te has gastado más dinero de lo que esperabas? Es algo que sucede más a menudo de lo que pensamos y que suele pasar justo antes de la vuelta al cole, que ya supone un gasto medio de 1.212 euros al año, según datos de una encuesta de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

Para poner solución rápida e inmediata a este tipo de situaciones se ha desarrollado un nuevo concepto de préstamo personal online, que es el que ofrecen hoy día multitud de compañías financieras a través de internet. (Si te interesa puedes encontrar más información aquí).

Se trata de préstamos personales muy fáciles de conseguir, ya que todo el proceso se realiza a través de una página web sin necesidad de pisar una entidad bancaria y cuyos requisitos para su concesión son mucho menos estrictos que los de los bancos. Pero veamos en qué casos es viable pedir estos préstamos y qué casos quedarían descartados.

Préstamos online tras las vacaciones: cuándo sí y cuándo no

Siempre que se solicite uno de estos préstamos es necesario ante todo asegurarse de que el importe de las cuotas en las que se va a devolver el préstamo supone una cantidad de dinero que se puede asumir sin ningún tipo de dificultad. Es decir, es necesario asegurarse antes de firmar un contrato de préstamo, que se puede devolver a plazos sin tener que hacer un sobre-esfuerzo económico. De lo contrario no sería recomendable acceder a este tipo de financiación.

Otra situación en la que es viable optar por uno de estos préstamos por internet es cuando se usan como alternativa a una tarjeta de crédito. La tarjeta es una de las vías de financiación más usadas por los españoles, pero muchos hacen un uso indebido de ella y si no se tiene dinero en la cuenta cuando se haga el cobro de lo gastado, se aplicarán intereses. Otro punto importante a tener en cuenta con las tarjetas es que muchas tienen asociado un gasto mínimo mensual y un cobro por mantenimiento, a lo que hay que hacer frente. Si prefieres no tener que gastar una cantidad obligatoriamente al mes, puedes planificarte con un préstamo personal online como alternativa.

Principales características de los créditos online

La proliferación de estos productos en España se debe sobre todo a la rapidez y sencillez a la hora de conseguirlos, frente al laborioso proceso de pedirlo en un banco. Aquí una serie de características que hacen que estos préstamos se hayan popularizado en los últimos tiempos.

1. La rapidez con la que se lleva a cabo toda la gestión. 

La rapidez es la principal característica de los préstamos por internet, puesto que al realizarse online no solo se omiten todos los desplazamientos, sino que también se puede gestionar en el momento que más convenga.

2. La comodidad del proceso. 

La comodidad que supone poder hacerlo desde el sofá de casa, desde el teléfono móvil o el ordenador portátil, y sin tener que molestar ni comprometer a ningún amigo o familiar. Tampoco es necesario cambiar de banco, ya que los pagos para llevar a cabo la correspondiente devolución se pueden domiciliar a la entidad bancaria que se indique durante el proceso de solicitud para así no tener que preocuparse en absoluto de abonar las cuotas a tiempo.

3. La flexibilidad en los pagos. 

El cliente elige la cantidad que quiere o que puede pagar cada mes, y el tiempo que necesitará para devolver la cuantía íntegra.

4. La innovación tecnológica usada por estas compañías financieras.

Gracias a la tecnología avanzada de análisis de datos, el proceso completo se puede realizar de manera tan rápida, puesto que los datos facilitados por el cliente se analizan en pocos minutos de forma automatizada.

5. La seguridad con la que se cuidan los datos de los clientes. 

Los datos aportados están tan a salvo como cuando se gestiona cualquier tipo de producto con un banco de forma tradicional. La única diferencia es que el avance tecnológico empleado permite que todo se realice siguiendo un procedimiento más ágil y rápido, y que las cantidades que se mueven son mucho más bajas que en los bancos.

6. Los requisitos que hay que cumplir son más reducidos. 

Lo único que hace falta para poder solicitar un préstamo personal rápido es ser mayor de edad, residente en España y contar con toda la documentación correspondiente en regla, y por último, disponer de un teléfono móvil y de una cuenta bancaria online.
Los préstamos personales online están pensados para adelantar cantidades no muy elevadas de dinero, que podrán devolverse en poco tiempo para que no supongan un gran esfuerzo en la economía familiar. Pueden suponer una buena opción en casos en los que se pueda devolver sin dificultad y como alternativa a otras vías de financiación más arriesgadas como puede ser una tarjeta de crédito o más estrictas como un préstamo bancario.

publicidad
publicidad