18 de Febrero, 13:38 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

Draghi vuelve a situar la subida de tipos en el verano de 2019

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha comenzado la rueda de prensa recordando los términos en los que finalizará el programa de expansión monteria: el organismo seguirá realizando compras a razón de 30.000 millones euros al mes hasta septiembre, para reducirse hasta los 15.000 millones hasta diciembre de este año.

Durante el encuentro con periodistas, Draghi ha destacado "que la fortaleza subyacente de la economía confirma nuestra confianza en que la convergencia sostenida de la inflación con nuestro objetivo continuará en el futuro y se mantendrá incluso después de una liquidación gradual de nuestras compras de activos netos", aunque también se ha referido a la guerra comercial, que a pesar de seguir siendo importantes, la economía de la zona del euro avanza por un camino de crecimiento sólido y amplio.

Esto implica, según Draghi, que los tipos de interés permanecerán sin cambios, por lo menos, hasta el próximo verano.

El presidente del BCE ha hecho un repaso a la evolución del QE: "El traspaso de las medidas de política monetaria desde junio de 2014 continúa respaldando significativamente las condiciones de endeudamiento de las empresas y los hogares, el acceso a la financiación, en particular para las pequeñas y medianas empresas, y los flujos de crédito en la zona del euro". Pero también ha vuelto a hacer un llamamiento para implementar las reformas y ha insistido que "otras áreas políticas deben contribuir de manera más decisiva a aumentar el potencial de crecimiento a largo plazo y reducir las vulnerabilidades".

Las conversaciones sobre aranceles son una "buena señal" pero todavía es muy pronto para sacar conclusiones, dice Draghi, que ha comentado que la incertidumbre sobre las perspectivas de inflación sigue retrocediendo.

Así contamos el directo

El BCE mantiene tipos

Seis años del "Será suficiente"

publicidad
publicidad