15 de Agosto, 09:09 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Banca Digital

El big data también le ayuda a usted

La mayoría de entidades explotan los datos de manera interna. Pero también han comenzado a ofrecer servicios para uso de los clientes como las herramientas para valorar el precio de una vivienda o calcular el gasto de la llegada de un bebé.

eL Big data (las tecnologías que permiten procesar y explotar enormes cantidades de datos) se han convertido en una de las grandes innovaciones tecnológicas que está abrazando la banca en los últimos años. En general, la mayoría de entidades está utilizando estos avances de manera interna para perfilar mejor el riesgo crediticio de los clientes y realizarles una oferta comercial más personalizada. «El big data es ordenar tus bases de datos de forma que tengan un uso efectivo. En concreto, la banca está analizando millones de datos para ofrecer productos más personalizados y atractivos para los clientes. En concreto, se cruzan todos los perfiles de clientes y se segmentan, de manera que si muchos clientes de tu perfil han adquirido un determinado producto (una tarjeta o una hipoteca, por ejemplo), te lo ofrecen a ti. También se minimizan los riesgos. Si sabes que un determinado perfil de usuario no devuelve recibos habitualmente, le puedes aprobar un crédito más fácilmente», explica Ignacio Vázquez, consejero delegado de Ccsmile Fintec.

Rodrigo García de la Cruz, director del programa directivo de banca digital del IEB, explica que algunas entidades analizan la huella digital de los clientes para incluirlos a los análisis más tradicionales de datos. Así, por ejemplo, estudian los seguidores de Linkedin de un potencial cliente que quiere abrir un negocio para ver si sus contactos son personas influyentes y le han recomendado. También rastrean si tiene buenas calificaciones como usuario de Airbnb, entre otros muchos factores. 

Servicios a los clientes a partir de los datos

Sin embargo, algunas entidades han comenzado a poner a disposición de los usuarios herramientas basadas en esta tecnología, más allá de los usos para mejorar sus procesos internos. Por ejemplo ofrecen herramientas para valorar el precio de una vivienda o calcular el gasto de la llegada de un bebé. «Es una forma más de llegar a los clientes usando la tecnología», explica García de la Cruz. 

Según él, la entidad que está liderando esta tendencia está siendo BBVA. «Es el banco más activo en proporcionar a los clientes la oportunidad de usar herramientas de este tipo para generar nuevos clientes, para que el ratio de conversión de no clientes a clientes sea mayor», relata este experto, que también es consejero delegado de Finnovating, una consultora de innovación disruptiva especializada en el sector financiero.

José Luis Arbeo, director de marketing operativo de BBVA España, explicó en una reciente jornada sobre big data celebrada por el Club Marketing ESADE Alumni que el objetivo de dar servicios a los clientes a partir de los datos es acercarse más a la gente; ser un banco más cercano. 

En concreto, el primer servicio de este tipo que sacó al mercado BBVA fue Commerce360, en 2014, enfocado a los clientes corporativos (especialmente comercios). En concreto, esta herramienta analiza todos los datos obtenidos a través de la TPV (el datáfono para efectuar pagos con la tarjeta) y se los ofrece agregados al cliente, de manera que éste puede saber cuál es el ticket medio, las horas de mayor afluencia o la media de clientes respecto a meses anteriores; así como información sobre la composición de su clientela (sexo, edad, segmentos demográficos, barrios de procedencia, etc.). Además de BBVA, Santander cuenta con una herramienta muy similar, llamada «Mi comercio»; y lo mismo ocurre con Sabadell.

Otra de las herramientas que presentó Arbeo en la conferencia fue BBVA Valora, una aplicación que permite conocer el precio aproximado de compraventa de una vivienda, el equipamiento del barrio y el impacto de la compra en las finanzas del cliente para ayudarle a tomar una decisión financieramente más inteligente.

Bankia también ofrece una herramienta similar. La valoración de la vivienda se puede solicitar sin facilitar dirección de email pero si se desea obtener más datos y estadísticas socio-económicas relacionadas con el inmueble y la zona, hay que registrar un correo electrónico. 

Asimismo, BBVA cuenta con Bconomy, que permite controlar los gastos comparándolos con clientes de perfiles similares. Asimismo, facilita la adopción de metas de ahorro y ofrece recomendaciones sobre salud financiera. Por último, la entidad de origen vasco cuenta con la app Baby planner, que anticipa el gasto que un cliente puede tener asociado a tener un hijo, con ofertas de proveedores, etc.

Por su parte, ING lanzó ya hace años el Crédito Negocios 10', que permite ofrecer financiación a empresas en menos de 10 minutos. Lo hace gracias al análisis rápido de los datos proporcionados por el cliente, con técnicas de big data, según explica García de la Cruz.

publicidad
publicidad