20 de Junio, 11:23 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

europa

Alemania sigue aspirando a sustituir a Draghi por un alemán en el BCE en 2019

A.B.

El próximo año vence el mandato del presidente actual y, además, habrá que renovar los puestos del consejero francés y del economista jefe del supervisor

En el plan diseñado por la canciller alemana Ángela Merkel desde hace meses, y contando con que no tendrá oposición en Francia -al menos no de manera firme-, la primera piedra de la 'reconstrucción' del BCE pasaba por que el puesto de vicepresidente fuera para un alto cargo del Sur. A cambio, éste aceptaría un giro de la institución a medio plazo para recuperar su política monetaria tradicional.

El elegido, como se venía especulando desde hace semanas, ha sido Luis de Guindos. Por tanto, primera casilla confirmada. Para las siguientes, incluida el cambio de presidente, habrá que esperar hasta bien entrado 2019, aunque desde Berlín no pararán.

El 31 de mayo del próximo año vence el mandato del actual economista jefe del Banco Central Europeo, cargo que ocupa el alemán Peter Praet. A ese puesto aspira el actual gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane, quien se retiró a última de la carrera con De Guindos para ganar opciones.

En Berlín no disgusta su marcado carácter técnico. La duda es si más países con influencias pugnarán por ese puesto, incluida la propia Francia. El 31 de diciembre de 2019 debe dejar su puesto en el BCE el consejero galo Benôit Coueré y se da casi por seguro que en París mantendrán su cuota en el supervisor, aunque sin descartar otras aspiraciones.

Antes, el 31 de octubre, el sillón del italiano 'Super' Mario Draghi debe quedar vacante. Para presidir el BCE_en Berlín pretenden promover a Jens Weidmann, hoy al frente del poderoso banco central germano (Bundesbank) y exasesor de Merkel. Con él se cerraría el giro del supervisor.

publicidad
publicidad