21 de Septiembre, 18:15 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

opinión de S&P

Un colapso en el valor de las criptomonedas no perturbaría la estabilidad financiera

EUROPA PRESS

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) considera que, en la etapa actual, un colapso en el valor de las monedas virtuales, que funcionan como un instrumento especulativo, no interrumpiría la estabilidad financiera global.

En un documento titulado 'El futuro de la banca: las criptomonedas necesitarán algunas reglas para cambiar el juego', S&P analiza el alcance de las monedas virtuales sobre el sistema financiero dada la atención que han atraído durante los últimos doce meses y el riesgo de que se infiltren en los mercados tradicionales exponiéndolos a un posible estallido de burbujas.

"Por ahora, una caída significativa en el valor de mercado de las criptomonedas tendría solo el efecto de una onda en la industria de los servicios financieros demasiado pequeña como para perturbar la estabilidad o afectar a la solvencia de los bancos que calificamos", ha indicado el jefe de instituciones financieras de S&P Global, Mohamed Damak.

De hecho, en el contexto actual, la calificadora de riesgos subraya que los primeros en asumir el peso en caso de un colapso en el valor de las monedas virtuales serían los inversores minoristas, debido a que la exposición directa o indirecta de este tipo de comercio sobre la banca parece ser limitada.

No obstante, en caso de que las criptomonedas lleguen a convertirse en una clase de activo, el impacto sobre las firmas de servicios financieros será gradualmente mayor. "Creemos que el éxito futuro de las monedas virtuales dependerá en gran medida del enfoque coordinado de los reguladores y legisladores mundiales para mejor la confianza de los participantes del mercado en estos instrumentos", ha aseverado Damak.

Al mismo tiempo, S&P cree que la tecnología blockchain, en la cual se basan las criptomonedas y permite la creación de carteras digitales compartidas, podría ser un elemento disruptor positivo sobre las cadenas de valor financieras, como con la reducción de los costes o la celeridad de las transacciones.