23 de Octubre, 12:25 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Por la consecución de grandes proyectos

Cimic, filial de ACS, dispara un 21% su beneficio en 2017

EUROPA PRESS

Prevé competir este año por una cartera de obras valorada en 70.150 millones

Cimic, filial australiana de ACS, obtuvo en 2017 un beneficio neto de 702 millones de dólares australianos (unos 447 millones de euros), lo que supone un incremento del 21%, impulsado por la reestructuración acometida en la empresa en los últimos años y los contratos de construcción de infraestructuras conseguidos.

La firma del grupo que preside Florentino Pérez logró nuevos proyectos por valor de 18.400 millones de dólares australianos (unos 11.700 millones de eruos) durante el pasado año.

De esta forma, Cimic arranca 2018 con una cartera de obras pendientes de ejecutar por 36.000 millones de dólares (unos 23.000 millones de euros).

No obstante, la compañía avanzó su intención de competir durante este ejercicio por un conjunto de proyectos que ya tiene identificados y que suman un importe de 110.000 millones de dólares australianos (unos 70.150 millones de euros).

Cimic es la cabecera del negocio de ACS en Australia y en Asia-Pacífico, área que actualmente constituye el segundo mercado del grupo por ingresos por detrás de Norteamérica.

En términos operativos, esta filial, que preside Marcelino Fernández-Verdes, elevó un 24% sus ingresos el pasado año, hasta los 13.400 millones de dólares (unos 8.545 millones de euros).

Para 2018, Cimic prevé elevar sus ganancias hasta entre 720 y 780 millones de dólares australianos (entre 460 y 500 millones de euros).

En un comunicado, Fernández-Verdes destacó la "fuerte posición" en que la compañía concluyó el año, en el que cumplió la previsión más optimista realizada por la empresa. El presidente de la firma subrayó además la fortaleza de su balance y su buen posicionamiento ante las oportunidades de negocio en el mercado.