24 de Febrero, 03:17 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Startup

Klikin: De las promociones en restauración al pago móvil

Klikin busca posicionarse como la referencia en el sector de la restauración. Y con la llegada de Waylet convertirse en «indispensable para los españoles cuando entren a un comercio».

Buscar una relación positiva y fluida entre el consumidor y los comercios a los que acude. Bajo esta idea nació Klikin en mayo del año 2012. Su objetivo siempre ha girado en torno a la idea de que los dueños de los comercios consigan acercarse lo máximo posible a sus clientes para, de esta forma, lograr un conocimiento y control lo más preciso posible sobre su cliente tipo. La idea pasa porque, a través de una app y web personalizada, el sector de la restauración pueda gestionar sus pedidos y reservas. Pero además, los clientes accedan a campañas de marketing y programas de fidelización.

La start-up fue creada por Gustavo García Brusilovsky, un bioquímico e informático que en 2006 constituyó BuyVip, vendida a Amazon. Además, ha trabajado para empresas como McDonalds e IBM. Para Gustavo, el éxito de Klikin radica en que integra «todas las herramientas digitales que necesita un comercio», y añade que hasta la llegada de Klikin el comercio de la calle no poseía «los recursos suficientes para conocer y fidelizar a su clientela con promociones y una comunicación mutua».

Waylet, el gran espaldarazo

Hace unos días Klikin ha saltado a la primera plana de las noticias sobre start-up tras la adquisición del 70 por ciento de la compañía por parte de Repsol. Desde ahora Klikin integrará su actual solución con la nueva versión de la aplicación de la petrolera, Waylet, de más de 3 millones de usuarios. El usuario podrá pagar desde el móvil, ganando dinero en su cuenta de Waylet y gastar lo acumulado en cualquier comercio asociado a la nueva aplicación desarrollada.

Pero el proyecto de Waylet va más allá. La nueva versión, disponible en los próximos meses, tiene como objetivo no sólo consolidarse como un medio de pago en las estaciones de servicio, sino «ser la aplicación líder en pago móvil y convertirnos en una herramienta indispensable para todos los españoles en su día a día», señala Gustavo García. Y es que, el consejero delegado de la start-up, quiere que Waylet sea un «referente en el pago y fidelización para todo tipo de comercios y crecer internacionalmente», mostrándose muy ambicioso en el proyecto: «Actualmente no existe en el mercado ninguna solución con las ventajas y los beneficios que incorporará la nueva versión de Waylet, tanto para los comercios como para el usuario».

Dos marcas, una compañía

Desarrollar los productos conjuntamente: «Tanto Klikin como Waylet deben evolucionar en paralelo para lograr sus objetivos», señalan desde la start-up. Buscan desarrollar el máximo potencial de ambos productos «cumpliendo cada plazo de forma sólida para que alcancen su máximo potencial», comenta su consejero delegado, Gustavo García Brusilovsky.

Klikin, referencia internacional: Gracias al impulso tras la entrada de Repsol en la start-up, se espera que Klikin se sitúe como una referencia internacional para el sector de la restauración. Convertirse en la app/web fundamental para la relación entre comercios y clientes, y el lanzamiento de promociones.

Waylet, mucho más que un medio de pago: Con el desarrollo de Waylet, esperan crear una app que vaya más allá de pagos en estaciones de servicio o el disfrute de promociones. El objetivo de Gustavo García es que Waylet sea «una aplicación fundamental para los españoles cada vez que entren en un comercio y decidan realizar una compra».

publicidad
publicidad