23 de Abril, 09:37 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

El déficit, "la única sombra"

El Gobierno elevará la previsión de crecimiento del 2018 en torno al 2,5%

D. Valera

El presidente Mariano Rajoy anticipa que la economía española creció un 3,1% en 2017 y augura una «larga etapa expansiva» del PIB

El Gobierno revisará al alza la previsión de crecimiento de la economía española para 2018. En concreto, la estimación del PIB que recogerán los Presupuestos de este año -en el caso de que se acaben presentando- será superior al 2,3% de la última proyección enviada a la UE. Así lo explicó este martes el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien no dio una cifra exacta, pero remarcó que «el escenario central para los próximos años -hasta 2020- se sitúa en el 2,5%». Por tanto, puede deducirse que la modificación para este curso se producirá en torno a esa cifra.

De Guindos recordó durante su intervención en el foro Spain Investors Day, que la previsión del 2,3% era «muy prudente». De hecho, esa estimación enviada en octubre a la Comisión Europea supuso reducir tres décimas la proyección anterior por el impacto de la crisis en Cataluña. Sin embargo, ahora el Ejecutivo parece que considera que la incertidumbre por el desafío independentista no restará tanto empuje al PIB como se temió en un principio.

En este sentido, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anticipó también este martes en el mismo foro de inversores que la economía española avanzó el 3,1% en 2017, que era la previsión oficial. De esta forma, se encadenan tres ejercicios consecutivos con un avance superior al 3%. Una senda positiva que el jefe del Ejecutivo consideró que se puede prolongar hasta convertirse «en la etapa expansiva más larga de la historia» del país. Un crecimiento que, en su opinión, tiene unas bases «fuertes, equilibradas y sostenible», entre otras cosas, por la mayor aportación del sector exterior al PIB, junto al mantenimiento del consumo como motor económico.

De hecho, el buen comportamiento de las exportaciones fue clave para compensar el impacto de la crisis catalana en el cuarto trimestre del año pasado. Al menos así lo señaló el Banco de España para justificar que el PIB mantuviese su empuje del 0,8% entre octubre y diciembre, el mismo ritmo que el trimestre precedente.

Dejar el déficit excesivo

Precisamente, el presidente del Gobierno insistió este martes en que la incertidumbre de Cataluña es la «única sombra» que existe sobre la economía española. En este sentido, el ministro de Economía también resaltó que si la situación en Cataluña se tranquiliza la previsión de crecimiento podría elevarse todavía más.

Sin embargo, De Guindos destacó que pese al desafío independentista, la economía española crecerá por encima de la media comunitaria otra vez. Así, el ministro explicó que ese avance se debe a una ganancia de la competitividad lograda por las reformas. Entre ellas destacó el saneamiento del sistema financiero y puso como ejemplo el funcionamiento de los mecanismos europeos que llevaron a cabo la resolución del Banco Popular que «no tuvo un contagio en el resto del sistema».

Asimismo, De Guindos puso el foco en que España saldrá «esta primavera» del déficit excesivo de la UE al bajar su desfase entre ingresos y gastos por debajo del 3% del PIB. De hecho, el objetivo pactado con Bruselas es que el déficit acabe en 2018 en el 2,2%, aunque el Ejecutivo lo elevó al 2,3% en el plan presupuestario enviado en octubre por la crisis de Cataluña.

publicidad
publicidad