21 de Abril, 03:43 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Elecciones 21-D

Los mercados y la economía española sin miedo al resultado de las elecciones

La economía y los mercados no son ajenos a las elecciones en Cataluña. Se está viviendo un acontecimiento que tiene tintes de marcar el devenir de España en los próximos años, pero no estamos ante una situación impactante, novedosa o de vital importancia para la economía. El desafío secesionista actual viene de tiempo atrás y, en consecuencia, tanto los mercados como la economía llevan un tiempo prolongado conviviendo con esta situación. Eso sí, se debe analizar si los resultados que se puedan ver hoy tendrán cierto impacto en el desarrollo económico del país y en el funcionamiento de los mercados.

Las principales entidades económicas del país, los analistas financieros, los bancos... llevan trabajando sobre la situación desde tiempo atrás para tener claro el panorama que se presenta una vez estén los resultados electorales encima de la mesa.

Miguel Cardoso, jefe de economistas de BBVA, considera la tensión política de Cataluña como un riesgo a corto plazo, pero no considera que en estas elecciones provoquen un cambio significativo. "La incertidumbre de política económica en Cataluña alcanzó en octubre máximos históricos por encima de registros anteriores", pese a ello, completa, los datos macroeconómicos no hacen ver un transvase de esa incertidumbre a las cifras. "Hemos rebajado el crecimiento español al 2,5% en 2018, pero no por Cataluña. Su impacto sólo se podrá ver a largo plazo y la continuidad de las políticas monetarias del BCE son una gran ayuda para la economía española".
La economía española sigue creciendo a un ritmo del 3% y comienzan a verse los síntomas de la solidez. Basándose en esta premisa, Ahorro Corporación Financiera (ACF), acuden a las agencias de calificación para hablar de la buena situación española. Y es que tanto S&P en marzo, como Fitch en julio, subieron el rating español a BBB+. Pero el independentismo catalán ha interrumpido las mejoras de rating españolas", afirma José María del Valle, experto en macroeconomía de ACF. Considera que en la medida en que el riesgo secesionista no rebote,"aumentará la probabilidad de que S&P y Fitch mejoren el rating de España en el primer semestre de 2018", Fitch lo revisará en enero y S&P en marzo. En relación a los mercados el jefe de análisis de ACF, César Sánchez-Grande, asegura que "los efectos ya se han anticipado, está todo muy atomizado", para concluir que la incertidumbre siempre existe pero que el mercado está preparado aunque, "depende la posible formación de gobierno que salga de las elecciones afectará más o menos".

Recuperación del empleo, modelo sólido de economía, mayor peso de las exportaciones, menor endeudamiento privado... son datos económicos en los que se apoyan en Banca March para confiar en la economía española. Al igual que BBVA, rebajan al 2,5% el crecimiento económico español para 2018. Una cifra que seguirá siendo superior a la zona euro (1,8%) y que "no tiene relación completa con la situación catalana", comenta en Banca March. "Si hay una expectación de los agentes económicos por el resultado de las elecciones en Cataluña", declara Joan Bonet, director de estrategia de mercados de Banca March. Cifran el impacto en el PIB español en 2018 del -0,2% únicamente para el primer trimeste, si gana el bloque constitucionalista. En caso de victoria independentista, ven tensión para la financiación y un impacto adicional de tres décimas porcentuales por trimestre.

"Si ganan los independentistas el Ibex 35 podría bajar a los 9800" comenta el analista Roberto Moro. Pero el escenario de volver a los mínimos anuales ya se contemplaba sin tener en cuenta la cuestión catalana. En cambio, afirma Moro "si gana el bloque constitucional podemos acercarnos a los 11.000 puntos básicos de forma paulatina". El único escenario más problemático para Roberto Moro es un empate que impida la posibilidad de formar gobierno y que esta situación provoque, en el mejor de los escenarios, "una caída por debajo de los 9.500" y, por tanto, ese es el único factor de riesgo a vigilar.

"Hay que estar presentes con una buena cartera en España en 2018", asegura Eugeni Siscar de BNP Paribas Personal Inverstors. Esta afirmación es muy positiva para las perspectivas poselectorales en Cataluña. "Todo lo bueno que ha faltado en 2017 lo podemos tener el próximo año", comenta Siscar. Considera que el mercado ya ha ido descontando la cuestión catalana y que en el peor de los escenarios hoy "pueden registrarse caídas del 2% que hagan, un medio plazo, tocar los mínimos anuales de 2017si se mantiene la incertidumbre". Pero el analista de BNP Paribas da por sentado que unos buenos resultados para los constitucionalistas "logaría asentarnos en los 10.350-10.400 puntos". 

El estratega de mercados, Víctor Alvarogonzalez, no es tan positivo en sus perspectivas. "Nadie sabe lo que puede pasar, el impacto de los resultados es incierto porque no puedes fiarte por completo de las encuestas políticas". Afirma con total seguridad que es muy complicado que el mercado haya anticipado un acontecimiento que no se sabe cuál será su resultado. "Las cifras de la economía española están muy bien y las perspectivas son buenas, pero hay que tener siempre presente el componente psicológico y quién está en los mercados", una clara referencia a que son los grandes fondos de inversión internacionales los que mueven el mercado. Y estos fondos se mueven por factores de riesgo y uno de ellos, el principal casi, es el político; y el independentismo catalán lidera la lista.

publicidad
publicidad