Vocento 15 años 22 de Enero, 01:28 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Buscar la inversión extranjera

La compra de deuda y la prima de riesgo esperan a las elecciones en Cataluña

Las emisiones netas tras las compras del BCE comenzarán a ser positivas en 2018 en los países de la periferia de Europa, un hecho que no sucedía desde el 2015. Esta situación trae consigo que los Estados precisen de nuevos compradores de bonos más allá del BCE, ya que la compra de activos se reducirá de 60.000 millones de euros al mes hasta los 30.000 millones.

España necesitará atraer a nuevos compradores de sus bonos. Es el principal tenedor de compra de deuda española, por lo que sus "compras sostenidas serán clave para mantener sus rentabilidades relativamente bajas cuando el BCE reduzca el QE", explica José María del Valle, de Ahorro Corporación Financiera (ACF). Las emisiones netas de España durante el QE, han sido "relativamente altas" para ACF (120.000 millones de euros). Debido a ello, desarrollan desde ACF, el PSPP (148.000 millones) ha absorbido esas emisiones y sólo ha sido necesario que el resto de sectores institucionales haya reducido sus tenencias de deuda en 28.000 millones durante el QE. Esto ha provocado menores tenencias de los sectores residentes: bancos y otros (-71.278 millones), mientras que los extranjeros han aumentado en 43.126 millones de euros. Hasta el momento, y gracias al aumento del crecimiento económico del país, estos datos han sido respaldados con una subida del rating a BBB+ tanto por parte de S&P en marzo, como de Fitch en julio. 

Los inversores extranjeros buscan síntomas y situaciones atractivas para comprar en España, algo que se ofrecer y provocar. Por tanto, están muy pendientes de las elecciones en Cataluña. Dependiendo del resultado electoral y de las posibles formaciones de gobierno, los inversores extranjeros seguirán entrando a comprar en España o podrían frenarse, señalan desde ACF. 

De las elecciones en Cataluña, dependerá que las dos principales agencias de calificación modifiquen positivamente o negativamente, su rating sobre España. "El secesionismo catalán ha interrumpido las mejoras de rating españolas", afirma José María del Valle. El experto en macroeconomía de ACF comenta que en la medida en que el riesgo secesionista no rebote, "aumentará la probabilidad de que S&P y Fitch mejoren el rating de España en el primer semestre de 2018", Fitch lo revisará en enero y S&P en marzo. Si se produce la mejora en la calificación española, incentivará al sector extranjeros a aumentar sus compras de deuda, lo que facilitaría absorber las emisiones netas positivas españolas en 2018.

Prima de riesgo

De producirse un aumento del rating de España por parte de S&P y Fitch, significará que las elecciones catalanas y el secesionismo en Cataluña no han afectado a la visión de las dos agencias sobre la perspectiva para España.

Este hecho sería también beneficioso para la prima de riesgo española, apuntan desde ACF. "La mejora en la calificación de España mantendría a la prima de riesgo del país contenida, por lo que estimamos que pueda consolidarse en la zona de los 115 puntos básicos a finales de 2018", vaticina José María del Valle. Lo que también ayudaría, completan en ACF, a reducir el exceso de deuda pública.

publicidad
publicidad
publicidad