Vocento 15 años 23 de Enero, 01:23 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

lazard freres

Mario Draghi, el hombre paciente

Julien-Pierre Nouen

Esta conferencia de prensa de la semana pasada ha sido en gran medida un "no evento". Tras haber desvelado las características clave del programa de compra de activos para el próximo año en la última reunión de octubre, Mario Draghi ha mantenido su ahora bien ensayado discurso sobre la confianza de que las medidas del BCE están funcionando y sobre la necesidad de persistencia y paciencia.

No se han proporcionado más detalles sobre la forma en que el BCE manejará la reducción a partir de septiembre, ya que Mario Draghi quiere mantener cierta flexibilidad. Draghi se justificaen las recientes cifras de inflación que han sido débiles, a pesar de una perspectiva de crecimiento muy fuerte.De hecho, el organismo ha revistado las previsiones de PIB al alza para 2017 y los siguientes ejercicios, pero ha mantenido sus pronósticos de IPC hasta 2020 por debajo del 2%.

Sin llegar a reducir la duración de las compras, programadas en principio hasta finales de septiembre de 2018, el lapso de tiempo relativamente corto debería permitirle al BCE barajar elevar sus tasas de depósito a finales del primer trimestre de 2018.

Esto se produce después de que algunos miembros del consejo de gobierno dijeran recientemente quecabe esperar cambios en las perspectivas de política monetaria pronto. Después de haber establecido los principales parámetros sobre el QE durante el próximo año, a partir de ahora la comunicación del BCE se centrará más en la hoja de ruta para subirlos tipos de interés.

publicidad
publicidad
publicidad